Marinos busca volver a la vida

Marinos de Anzoátegui es uno de los equipos más importantes del deporte venezolano. El conjunto oriental es el máximo ganador del baloncesto nacional, pero malas decisiones gerenciales lo colocaron en peligro de extinción. Ahora pretenden rescatarlo, al menos el nombre.

Lo que comenzó como un movimiento en redes sociales #MarinosSomosTodos comenzó a crecer y a llamar la atención de las autoridades del baloncesto, comandadas por Hanthony Coello.

También personas ligadas al gobierno nacional como el “Protector” del estado Anzoátegui, Luis Marcano, quienes apoyan la iniciativa de rescatar el honor del once veces campeón de Venezuela.

El pasado fin de semana un grupo de exjugadores de Marinos como Gregory Vargas, Axiers Sucre, Jesús “Zancudo” Centeno, Humberto y Eliézer Montaño, entre otros se dieron cita en Anaco para comenzar este proyecto de masificación deportiva.

La idea del proyecto es activar el baloncesto en los 21 municipios del estado Anzoátegui. Además, es un guiño a la fanaticada de Marinos. Una de las más fieles del deporte venezolano. Y que se ha visto ultrajada en los últimos años por los problemas económicos del equipo que ostenta el nombre.

Los impagos pasaron factura a la organización Marinos de Anzoátegui B.B.C. Esto derivó en una sanción FIBA que no permitió al conjunto oriental firmar jugadores y tuvo que bregar con los jóvenes que tenían.

¿Guerra por Marinos?

La iniciativa Marinos Somos Todos luce como una afrenta a la directiva de Marinos de Anzoátegui. El Acorazado Oriental pasó a ser propiedad de Carlos Silva en 2011 y tras años de lujo y ganancia, el equipo se vino a pique por las deudas. Ahora se busca rescatar el nombre y el honor de la divisa anzoatiguense.

Esto no sería muy bien tomado por la actual directiva del equipo. Hace días se conoció extraoficialmente que Marinos ya no tenía deudas. incluso hay documentos del apoderado legal del equipo, Francisco Delgado, para FIBA en la que piden rectificación. Esto vendría por la situación que aparece en la pagina web del máximo organismo del baloncesto donde aún aparecen deudas del equipo con el jugador Jeleel Akindele.

Esto no sería cierto y ya el Acorazado estaría en números verdes. Esto daría una posibilidad de volver al baloncesto rentado. Ahora podría ser en la Superliga, mientras aún se organiza la Liga Profesional de Baloncesto.

Ante todo esto se podría avizorar una guerra por Marinos y todo lo que representa para el estado Anzoátegui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba