NBA: la “burbuja” sigue libre del coronavirus

La “burbuja” de la NBA, armada para evitar el ingreso del COVID-19, cumplió su objetivo. Al menos en la primera semana. Ningún jugador arrojó positivo en las primeras pruebas realizadas tras la reanudación de la temporada, por lo que reina la normalidad en el complejo deportivo de Disney World.

Un total de 343 basquetbolistas terminaron analizados por el personal médico en las instalaciones de Florida. De esta forma, las actividades mantendrán su ritmo, sin cambio alguno en el protocolo de seguridad.

«De los 343 jugadores examinados para COVID-19 en el campus de la NBA desde el (último) anuncio de resultados de pruebas el 29 de julio, cero han devuelto pruebas positivas confirmadas», dijo la NBA en un breve comunicado.

La NBA recordó que se mantendrán las pruebas a pesar de los buenos resultados. En caso de un contagio en el futuro, se activará el protocolo. Aislamiento y más supervisión estará en la agenda del afectado.

«En el caso de que un jugador en el campus de la NBA devuelva un resultado positivo confirmado en el futuro, será aislado hasta que se le autorice para salir del aislamiento bajo las reglas establecidas por la NBA y la Asociación de Jugadores», agregó.

NBA reanudó su campaña sin ceder ante la pandemia; a MLB le cuesta

A diferencia de lo que sucede en las Grandes Ligas, la NBA le está ganando la lucha a la pandemia que provocó el coronavirus. Los encuentros, solo con 22 equipos, se convirtieron en un éxito en la televisión y aumentan las expectativas por la postemporada.

En Major League Baseball (MLB) el panorama es diametralmente lo opuesto. Un brote de contagios en los Marlins de Miami desencadenó múltiples series pospuestas, una investigación en contra de peloteros que podrían haber violado el protocolo de seguridad. Además, molestia de veteranos que terminaron aislados y otra ola de afectados en los Cardenales de San Luis.

Los jugadores de los Marlins son criticados por incumplir el protocolo Rob Carr/Getty Images/AFP

“Algunos no usaron las mascarillas, otros jugadores estuvieron en el hotel sin los tapabocas, sin importar que estuvieran en el pasillo o la habitación”, afirmó un informante sobre lo que sucedió en los Marlins a The Athletic. “Si realmente quieres saber qué pudo haber hecho mejor el equipo, ahí es dónde”.

En MLB, no informaron la cantidad exacta de peloteros contagiados por el COVID-19. Sin embargo, medios internacionales reporteros que un número cercano a 20 jugadores terminó afectado por el coronavirus en los Marlins y en Cardenales se acerca a la docena. En otros equipos no hay focos, pero sí individuos perjudicados.

En la NBA, todo es diferente. La liga consiguió ese éxito tras un extenso estudio para armar un protocolo sólido. Tras más de cuatro meses de suspensión por el coronavirus, reanudó su temporada el 30 de julio en la llamada «burbuja» de Disney World. Ahí, jugadores, entrenadores y personal se someten a pruebas de coronavirus a diario.

El reglamento se cumple a cabalidad. Lou Williams, piloto de Los Ángeles Clippers, salió de las instalaciones y terminó aislado hasta que demostrara que organismo no estaba infectado. En las Grandes Ligas, peloteros que van desde su casa al estadio, juegan con total libertad.

Por el momento, la NBA solo reportó dos casos iniciales de contagio de jugadores. Se detectaron cuando estaban cumpliendo todavía el periodo de cuarentena inicial en sus habitaciones en Disney World. Esos jugadores abandonaron el hotel y fueron puestos en aislamiento en un lugar fuera de Disney World.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba