NBA, ¿los culpables de la ola de lesiones?

Dentro de la NBA estaban convencidos de que la burbuja de Disney, que obligó a los equipos participantes a jugar con aislamiento y un protocolo de seguridad férreo, era lo peor. Desconocían lo que iban a vivir la temporada 2020-2021. ¿El principal señalado? El calendario que, entre poco descanso y el reglamento, podría provocar una cantidad de lesiones incontrolable.

Ese es el pensamiento de gerente de la NBA y otros trabajadores de equipos. Afirmaron durante una entrevista para ESPN que todos los problemas físicos que están llegando a basquetbolistas es producto del cronograma y que las proyecciones no son nada alentadoras.

«Al entrar en la burbuja, teníamos todas estas ansiedades diferentes acerca de los juegos, pero sin viajar», dijo un preparador físico. «Esto es literalmente exponencialmente más difícil. Es un efecto acumulativo».

Joel Embiid injury update: 76ers star to miss at least 2-3 weeks; MRI shows  no structural damage, per reports - CBSSports.com
Embiid sufrió una lesión que lo sacó un tiempo importante de las canchas

Según Elias Sports Bureau, los basquetbolistas que acudieron al Juego de las Estrellas All-Stars se han perdido el 15% de los juegos esta temporada, en camino de ser la segunda tasa más alta en la historia de la NBA. La única temporada que vio una tasa más alta fue la temporada 2014-15 (16.8%).

«Cada (lesión) tonta de los tejidos blandos que puede ocurrir está sucediendo y solo empeorará», dijo el gerente general de la NBA. «Nunca he experimentado nada como nuestra avalancha de lesiones».

LeBron James sufrió una inesperada lesión en los tobillos que lo sacó de la cancha por un tiempo prudencial. Anthony Davis, Joel Embiid y Stephen Curry también batallaron con problemas físicos. El peor caso fue Jamal Murray, quien se rompió el ligamento cruzado de una rodilla y ahora estará por más de un año fuera de las canchas.

NBA se limpia las manos

Los jugadores se quejaron y los trabajadores se equipos temen lo peor. Creen que el calendario actual provocará todo tipo de lesiones y apenas están empezando a ver resultados negativos. En cambio, la NBA defiende su inocencia.

«Al planificar tanto esta temporada como la pasada, nos comunicamos a diario con nuestros equipos y jugadores de la NBA, acordando dos formatos de temporada muy diferentes para operar de forma segura durante la pandemia de Covid-19», dijo un portavoz de la NBA a ESPN. «Desafortunadamente, las lesiones siempre han sido parte del juego, pero no hemos visto una tasa más alta de lesiones esta temporada que la pasada. Continuaremos trabajando con equipos y jugadores para completar nuestra temporada de la mejor y más segura manera posible. Además, que promueva tanto salud física y mental durante este período desafiante».

La campaña 2020-2021 de la NBA es la tarea más complicada en la historia del circuito con Covid sin burbuja, viajes y un calendario reducido.
La NBA finalizará antes de los Juegos Olímpicos / AFP

Dentro de los despachos de la liga manejan cifran en la que pueden defender que, tras 50 partidos disputados por equipo, la cantidad de lesiones son inferiores a las vistas durante las cinco campañas anteriores.

Mientras que los conjuntos tienen una información diferente. «Jugar un día por medio durante seis semanas es un problema», dijo un gerente general.

Para empeorar las cosas, los ejecutivos y los funcionarios de salud describieron un efecto dominó: los suplentes, que no están acostumbrados a aumentar las cargas de trabajo, tienen que jugar más minutos debido a las ausencias de otros jugadores.

No hay descanso ni en los días libres

Un directivo de uno de los conjuntos aseguró que los jugadores no pueden descansar. Ni siquiera esos reducidos días en los que no tienen juego programado o sesión de entrenamiento. Las pruebas para detectar el coronavirus y las visitas para cumplir el protocolo dificultan los procesos de recuperación.

«Hemos entrado de forma predeterminada en el modo de supervivencia. Ya no hay descanso ni recuperación con los protocolos Covid», dijo un segundo gerente general de la NBA. «El viaje, combinado con las pruebas matutinas, no se parece a nada que hayamos visto».

Otro veterano miembro del personal de entrenamiento atlético, acostumbrado a ver basquetbolistas agotados y lastimados, dijo: «(Los jugadores) caminan hacia la sala de pruebas como si fueran hombres de 900 años».

La liga se asoció con Clear, una empresa de tecnología para la detección de COVID-19 / AFP

Además del desgaste psicológico. Estar metido en una campaña en la que se necesita rendir, buscar victorias, cuidar la alimentación y evitar contagios es exhaustivo. Especialmente cuando aparece un positivo que, cada vez más seguido, es un resultado poco confiable. «Requieren un esfuerzo tremendo, a menudo muy tarde en la noche (hasta las 3-4 de la madrugada). Para hacer el contacto y luego asustan a las personas. Todo para escuchar ‘oops, lo siento. Era un falso positivo’, a la mañana siguiente».

Sin embargo, ya todo es inevitable. La NBA armó un calendario para realizar una temporada que deje beneficios económicos a todas las partes y se finalice a tiempo para los Juegos Olímpicos. Las Finales de la NBA están programadas para finalizar el 22 de julio.

«Todo este período de dos años tendrá un marcado efecto a largo plazo en los jugadores muchos años después», dijo un gerente general. «Es como si se te cortara la luz. Tienes que encender velas si quieres luz. Si las quemas, no las tendrás la próxima vez que se corte la luz. Estamos quemando a los jugadores en este momento a un ritmo alarmante». Pero, de nuevo, ¿cuál es la alternativa? ¿Rosters de 25 hombres? ¿Menos partidos? No es sólo una cuestión de Liga. Todo requirió la colaboración del NBPA. Es una responsabilidad compartida, impulsada casi exclusivamente por la seducción (del dinero)».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba