NBA: luz verde para jugar

En la NBA recibieron buenas noticias para reanudar su temporada. La última ronda de pruebas de COVID-19 realizadas en Orlando no registraron casos positivos en 346 jugadores evaluados, por lo que llegó la luz verde para iniciar la temporada.

En una breve declaración, la NBA dijo que las últimas cifras están relacionadas con las pruebas realizadas desde el 13 de julio, cuando se anunciaron los resultados de la última ola de pruebas. De aparecer un contagiado, se procederá a cumplir el protocolo.

«En el caso de que un jugador en el campus de la NBA registre una prueba positiva confirmada en el futuro, estará aislado hasta que sea autorizado para dejar el aislamiento bajo las reglas establecidas por la NBA y la Asociación de Jugadores», dijo la NBA en un comunicado.

El 13 de julio, la NBA dijo que dos jugadores habían dado positivo a la COVID-19 desde su llegada a Orlando, donde la liga se está preparando para reiniciar su temporada a finales de este mes.

Sin embargo, ninguno de esos dos jugadores había completado la cuarentena. Además, no fueron admitidos en la «burbuja» de la NBA, como se le bautizó al complejo de Disney World.

La temporada de la NBA se suspendió en marzo, cuando estalló la pandemia de coronavirus en Estados Unidos. La liga está relanzando su temporada con los equipos basados en Orlando para completar la temporada regular y los playoffs.

Reina la tranquilidad en la burbuja de la NBA

A pesar de comentarios por la comida o la ausencia de sexo en la burbuja, en la actualidad reina la tranquilidad en la NBA. Los equipos iniciaron sus entrenamientos y todos los jugadores cumplen con el reglamento.

El que incumplió alguna norma, recibió su amonestación. Como fue el caso de Dwight Howard, quien apareció en un video en redes sociales sin llevar su tapaboca, a pesar de estar al lado de otros jugadores.

«Creo sinceramente – y no se trata solo de ser un soldado leal de la NBA, he sido critico cuando creo que es necesario-, no sé dónde podríamos estar tan seguros como aquí», afirmó Greg Popovich, entrenador de los Spurs de San Antonio. “Y eso que, con 71 años, me pregunté: ¿Quiero gastar mi tiempo aquí, para trabajar en estas condiciones?».

Uno de los últimos equipos que ingresó al complejo fueron los Lakers de Los Ángeles. LeBron James comprobó que todo estaba en orden y Anthony Davis afirmó que depende de ellos mantener la seguridad.

«Creo que todo el mundo será consciente de seguir las reglas. No creo que nadie quiera tener COVID. La NBA está haciendo todo lo posible para mantener la burbuja lo más segura posible», finalizó.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba