El racismo existe en la NBA: “Lo sufro a diario”

La NBA fue de las principales ligas que se plantó contra el racismo en 2020, cuando las protestas convirtieron el clima social de los Estados Unidos en uno complicado. Pero dentro del circuito de baloncesto existe la desigualdad y, según el jugador de los Washington Wizard, Rui Hachimura, es constante las veces que se topa con la discriminación.

En el caso de Hachimura es más notorio. Además de su raza afroamericana, también tiene raíces asiáticas, por lo que constantemente lo señalan y lo ven diferente por eso. Poco importa que sea figura de un conjunto de la NBA o que su grado de popularidad creció recientemente, escucha comentarios que ningún ser humano debería recibir actualmente.

Con 23 años y nacido en la Prefectura de Toyama en Japón, Rui impactó en las redes sociales cuando abordó los comentarios racistas que se habían proferido contra su hermano menor Aren Hachimura.

El propio Aren, que juega al baloncesto en la Universidad de Tokai en Japón, publicó un mensaje en Twitter reproduciendo algunos de los mensajes de odio que había recibido. Aparecen en japonés, pero Aren explicó que alguno le decía «que había nacido por error» y en otro que «debería morir». Son mensajes que se multiplicaron desde que comenzó la pandemia que provocó el coronavirus.

«Hay gente que mantiene que no hay racismo en Japón, pero hay quien hace comentarios de este tipo”, explicó Hachimura. “No creo que sea un problema que pueda ser expuesto, pero me gustaría que se interesaran por el tema de la discriminación racial una vez más«.

Asiáticos están “olvidados” por la NBA

Desde LeBron James en Los Ángeles, hasta Udonis Haslem en Miami, la NBA se tomó de las manos para plantarle cara al racismo. En la batalla, Michael Jordan desde su oficina en Charlotte y Jaylen Brown en Boston, también se sumaron a la pelea contra la discriminación.

Rui, quien tiene dos temporadas de experiencia en la NBA, promedia 13.8 puntos por encuentro con los Wizards. Además, su línea estadística cuenta con 5.5 rebotes y 51% de acierto en sus intentos al aro. Son guarismos de un basquetbolista efectivo, sin embargo, eso no evitó que esquivara el racismo en un país y dentro de una de las ligas más importantes del deporte.

Rui y Aren Hachimura son de ascendencia japonesa y mitad beninesa. Según sus mensajes en las redes, Rui recibe odio en los Estados Unidos por «no ser estadounidense», mientras que Aren lo sufre en Japón por «no ser japonés».

El jugador de los Wizards aseguró que la NBA hizo un avance en los derechos de los afroamericanos, aunque no se puede decir lo mismo con los asiáticos. Hay otros jugadores que denunciaron lo propio.

Lin se «cansó» del racismo en la NBA

Jeremy Lin, campeón de la NBA en 2019 con Toronto Raptors y, actualmente, en los Santa Cruz Warriors de la liga de desarrollo de la NBA (G-League) se hartó de que lo llamaran “coronavirus”. Se cansó de todo tipo de insultos por su raza.

«Algo está cambiando en esta generación de asiáticos americanos. Estamos cansados de que nos digan que no experimentamos racismo, estamos cansados de agachar la cabeza y no decir nada. Nos agotamos de que los niños asiáticos crezcan y se les pregunte de dónde son ‘realmente’, de que se burlen de nuestros ojos, de que nos consideren exóticos o que nos digan que somos inherentemente poco atractivos», afirmó.

Jeremy Lin llegó a un acuerdo con los Warriors de cara a la temporada  2020-2021
A Lin le llaman «coronavirus» en la cancha

Lin nació en California, en 1988, pero sus padres emigraron de Taiwán a Estados Unidos a mediados de los 70. Desde su irrupción en el baloncesto profesional, la denuncia de comportamientos xenófobos hacia su persona ha sido una constante.

Jeremy Lin, que en su carrera NBA ostenta una media de 11,6 puntos, 4,3 asistencias y 2,8 rebotes, tampoco evitó que dentro de la liga lo miraran como un jugador más. Ahora espera explicar la discriminación a los asiáticos también es racismo y se debe priorizar actualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba