Spartans el primer campeón de la Superliga

Spartans Distrito Capital quedará en la historia del baloncesto como el primer club campeón de la Superliga. El equipo que dirige el argentino Pablo Favarel dominó el torneo a placer con una nómina de jugadores que desde el principio partió como uno de los favoritos del torneo.

El conjunto capitalino comenzó de gran manera el campeonato al ganar los primeros cuatro partidos. En el quinto encuentro, frente a Bucaneros de La Guaira, Spartans cayó por primera vez en el torneo. Los tiros libres fueron la clave de esa derrota, pero desde ahí hilvanaron 12 victorias hasta su segunda caída, en la final frente a Gigantes de Guayana.

Terminaron con marca de 11 victorias por solo una derrota en la fase eliminatoria. En cuartos de final despacharon en dos partidos al conjunto de Broncos de Caracas. Mientras que en la semifinal rivalizaron con el fuerte equipo de Centauros de Portuguesa, pero no tuvieron problemas para despechar al conjunto llanero.

En la final les tocó el duro equipo de Gigantes de Guayana. En el primer partido estuvieron a un tiro libre de perder, pero tras un fallo de José Vargas, fueron al tiempo extra y el arresto físico ayudó a Spartans a conseguir el triunfo.

El segundo de la serie fue un desastre desde el tiro libre y eso los hizo caer por segunda vez, pero en el tercer y cuarto partido ajustaron para poder coronarse y tener el honor de ser los primeros campeones de la Superliga.

Spartans, recompensa al trabajo

El equipo Spartans comenzó su temporada a inicios del mes de octubre bajo el mando del argentino Pablo Favarel. El de Rosario estaba en su primera incursión como entrenador principal, pero su experiencia como asistente técnico con entrenadores de la talla de Fernando Duró y Nicolás Casalánguida le dio un “background” importante para poder afrontar el reto.

Conocido por ser un trabajador incansable, Favarel transmitió eso a su equipo. Un grupo de jugadores que se conocen muy bien. Lenin López, Nelson Palacios, Ángel Blanco, coronados con figuras emergentes como Yohanner Sifontes y dos referentes de la selección nacional como Pedro Chourio y Windi Graterol.


Lee también:


Además, contaron con jugadores jóvenes como Elián Centeno y un Martín Escobar que pudo mostrar su juego. Todo eso se confabuló para tener una columna vertebral fuerte que se reforzó en postemporada con José Sojo proveniente de Llaneros y José Ascanio quién llegó desde Supersónicos.

Con estos jugadores Spartans tenía una rotación de nómina que muy pocos equipos tenían en el torneo. Aunque el punto más importante era la rotación de balón, algo muy conocido de los entrenadores que ejecutó muy bien Favarel quién hizo entender a los jugadores el papel de cada uno dentro del equipo.

Eso combinado con la defensa fueron clave en el título de Spartans y es un equipo que ya comienza a tener adeptos y rivales en la fanaticada del baloncesto venezolano.

Chourio se lució

Pedro Chourio llegó con la responsabilidad de ser el ariete ofensivo de Spartans y el zuliano sorprendió a todo el mundo con una temporada increíble y fue el Jugador Más Valioso de la final.

La «Roca” fue uno de los líderes en puntos durante el torneo y dejó de ser un jugador de rol para convertirse en un líder dentro y fuera del tabloncillo. Además, por mucho rato jugó con una lesión en su bíceps femoral tras un golpe que recibió en el juego frente a Chile por la ventana clasificatoria de la Americup.

Junto a Chourio, estuvo Yohanner Sifontes quién demostró que puede ser un jugador importante para Venezuela en el futuro inmediato. “Sifo” fue el base de Spartans durante todo el torneo y tuvo una altísima dentro del campeonato.

Spartans también contó con un Lenin López enfocado y un Windi Graterol que demostró toda su experiencia en la pintura del conjunto capitalino que de una vez se prepara para la próxima temporada de la Superliga que se realizará en marzo de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba