Yohanner Sifontes, el nuevo rostro de la selección que no deja de soñar

Viviendo un sueño. Así podría definirse los últimos meses en la carrera profesional de Yohanner Sifontes, quien ha venido de menos a más sobre los tabloncillos y busca escribir su historia en el mundo de los gigantes.

Desde muy joven, el oriundo de Kennedy, sector ubicado en el oeste de la capital de Venezuela, supo que el baloncesto era su vida, por lo que no desfalleció sus sueños y se mantiene trabajando para convertirlos en una realidad.

Su carrera profesional comenzó con el conjunto Guaros de Lara, siendo la temporada 2017-2018, su primer recuerdo con una gran sonrisa al obtener el galardón como Progreso del Año.

En dicha campaña, se ubicó en el décimo lugar como mejor jugador de la Liga en balones ganados (1,4). Fue el tercer mejor anotador de dobles con 71,7% (33 de 46) y cuarto mejor en triples con 21 de 44 tiros (47,7 %).

Pese a su juventud, Yohanner Sifontes conoce de títulos y de participaciones internacionales, disputando la Liga de las Américas con el conjunto crepuscular en el 2018. Además, integró el equipo nacional 3X3 de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, finalizando en la quinta posición del standing.

La Liga Profesional de Baloncesto Colombiana también sabe del talento del escolta caraqueño, llegando a defender el escudo de Piratas de Bogotá (2019).

Primer llamado

Todo atleta sueña con vestir la camiseta de su selección nacional y Yoanner Sifontes, no es la excepción. A sus 22 años (2018), recibió la primera invitación a los entrenamientos por parte del coach Fernando Duró, en lo que significó la ventana FIBA con motivo de la Copa del Mundo China 2019.

“Mi primera vez con la selección fue de invitado, ya se sabían los 12 que iban, en ese momento me llamó Gregory Vargas y me dijo las siguientes palabras: Cuando a uno lo invitan a algo en deportes, uno siempre debe hacer un buen papel, dejar una buena visión de ti”, expresó.

El caraqueño aún recuerda ese momento a la perfección, como si los meses transcurridos fueran solo minutos. “Hice caso a los consejos y así fue, para la próxima ventana que fue contra Chile en Barquisimeto, era el llamado oficial”.

Su historia no termina allí. Luego del primer llamado, Sifontes supo que el siguiente reto era mantenerse activo para las siguientes oportunidades. No desaprovechó el tiempo y el premio llegó a principios del mes de febrero del 2020 en la ventana FIBA ante argentina.

“Le doy gracias a Dios por la oportunidad de vestir la camiseta de Venezuela, compartir cancha con ellos, tenerlos de compañeros es algo fenomenal. Son jugadores élite pero con todo y eso, quieren que uno sea más que ellos, dar más que ellos en la cancha”, contó.

“Cuando uno se coloca la camisa de Venezuela, ya no es Guaros, no es Marinos, es un país y es la satisfacción más grande que puede tener uno como atleta”, expuso Yohanner Sifontes.

Aprendiendo de sus ídolos

Verlos en TV fue su primera motivación. Con el tiempo, pasó a tenerlos de compañeros o rivales sobre el tabloncillo para luego, integrar el mismo grupo y con la misma bandera.

Rumbo a cumplir 25 años de edad y con 1,88 metros de estatura, sigue escribiendo su historia a punta de esfuerzo y sacrificio, aprendiendo de quienes son parte de la historia del baloncesto venezolano. “Néstor, ‘Grillo’ Vargas, entre otros tienen cierta edad, entonces, ¿por qué uno no hacerlo?; si ellos trabajan el triple, uno tiene que dar más y ese es el ejemplo que ellos te dan”, comentó.

“Gracias a Dios me han tomado en cuenta, hay más responsabilidad porque somos  más jóvenes con jugadores élite, una oportunidad que siempre estamos esperando”, priorizó.

Yoanner Sifontes concluyó destacando que no se cansará de darlo todo y de soñar por permanecer entre los mejores. “Siempre se quiere jugar en la selección hasta que no pueda más, es la selección de tu país y lo más grande que puede haber como deportista. Ahorita estoy con Guaros, me gustaría conocer otros países, Argentina, España o como están Gregory y Nestor en Israel, quien quita”.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba