38 años… una edad prohibida para la mayoría de los venezolanos en las Grandes Ligas

Entonces la temporada de Grandes Ligas comenzará con un registro histórico de 429 venezolanos. Es una buena colección que va desde Alejandro “Patón Carrasquel (debut el 23 de abril de 1939) hasta Edwar Colina (25 de septiembre de 2020). Y solo algo así como el 3.49% de todos ellos han jugado en el máximo nivel con 38 o más años. Sí que son poquitos.

Pronto uno que podrá decir que compitió en las Mayores con 38 años es Miguel Cabrera. En menos de un mes (18 de abril) le cantarán el feliz cumpleaños. Y este es un año importante para su carrera que, desde hace un rato, tiene todos los tintes para ser inmortalizada en uno de los muros de Cooperstown. El inicialista y bateador designado de Tigres de Detroit necesita 13 jonrones para los 500 de por vida en MLB y 134 hits para los 3.000. Son cifras que solo consolidan su destino de morada en el Olimpo.

Lee también: ¿Eduardo Rodríguez sufre de brazo muerto?

Los 38 años no solo es una edad prohibida para los venezolanos en las Grandes Ligas. La mayoría de los jugadores profesionales que arriban a esa edad lo hacen con condiciones físicas mermadas, con la experiencia como el recurso más valioso. No todos son anomalías como Ted Williams, quien ganó dos de sus seis títulos de bateo después de los 38 años. Casi nadie es como Nelson Cruz o Darrell Evans, con temporadas de 40 o más cuadrangulares luego de soplar las 38 velitas. Parece casi imposible ser como Paul Molitor, Derek Jeter y Jake Daubert, los únicos con campañas de 200 o más imparables con 38 o más años.

Los 15 venezolanos con 38 años o más en Grandes Ligas

En definitiva: es muy difícil ver temporadas excepcionales de un grandeliga con 38 años, la misma edad que está por cumplir Miguel Cabrera. ¿Pero qué pasa con los venezolanos? ¿Quiénes le dan sentido a ese 3.49% que pueden decir que tuvieron una muy longeva carrera en la Gran Carpa? ¿Cuáles son esos “matusalenes” que han logrado alargar un poco indiscutible paso del tiempo?

Cuando Miguel Cabrera cumpla 38 años, y siga en competencia para ayudar a sus Tigres, y en la búsqueda de sus marcas, se unirá a 15 nombres. Y un tercio de esos exjugadores (todos están retirados) colgaron los spikes, gorras y camisetas justo a los 38 años. Eso da una idea de lo larga que parece ser la carrera de Miggy, quien tiene contrato hasta 2023, con opciones para 2024 y 2025.

Esos que jugaron una temporada de Grandes Ligas con 38 años y de inmediato se retiraron son: Marco Scutaro, Giovanni Carrara, Miguel Cairo, Luis Sojo y Jesús Marcano Trillo. Mientras que tres de los mejores peloteros que han nacido en Venezuela dijeron adiós a los campos a los 39 años: Víctor Martínez, Melvin Mora y Luis Aparicio, único nativo de la nación suramericana en tener un nicho en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Los que han estado en MLB como cuarentones

No importa si eres venezolano, si la vida en las Grandes Ligas es suficientemente buena, quizás un pelotero continúe en el nivel con 40 años. No muchos lo han hecho, pero tampoco es algo tan raro como sería en otros deportes. Desde el año 2000, exactamente 109 jugadores cuarentones han jugado en las Mayores. En la historia general de Venezuela son siete los que se retiraron con 40 o más años: Bob Abreu, Rafael Betancourt, Víctor Davalillo y David Concepción, todos ellos con 40 primaveras; también Henry Blanco (41), Andrés Galarraga (43) y Omar Vizquel (45).

Allí están los 15 nombres que, como lo hará Miguel Cabrera en abril (si todo le sale bien), han estado en MLB con 38 años o más. La pregunta ahora es: ¿Y cuántos de ellos tuvieron temporadas realmente buenas con esta edad? Pues primero que nada: ya es bastante bueno estar en el mejor beisbol del planeta con 38 años, pero es necesario responder a esa inquietud, la cual es más que válida.

A los 38 y 39 años Omar Vizquel ganó el décimo y undécimo Guante de Oro en MLB. Fue en 2005 y 2006, con Gigantes de San Francisco, y fueron sus únicos premios defensivos en la Liga Nacional. Y la campaña 2006, con 39 años, fue una de las mejores para venezolanos en Grandes Ligas mayores de 38: bateó para .295 de average, tuvo 659 apariciones y además se robó 24 bases.

Algunas buenas temporadas

Andrés Galarraga también tuvo unas buenas campañas con más de 38 años. Con 39 primaveras vivió una de las temporadas más recordadas y emotivas para pelotero alguno en la Gran Carpa. En 2000 regresó a MLB luego de perderse todo el año pasado por culpa del cáncer. Volvió heroico, y conectó 28 cuadrangulares en la zafra. Y no solo eso: remolcó 100 carreras, anotó 67, tuvo .302 de average y .895 de OPS (sumatoria de embasado y slugging).

Aunque no sumó las apariciones de los otros dos, el Melvin Mora de 38 años, en 2010, no tuvo una mala campaña. Ligó para .285 de average y .799 de OPS en 354 apariciones con Rockies de Colorado. David Concepción en 1987, con 39 años, le demostró a los venezolanos en Grandes Ligas que si se quiere se puede aunque el retiro esté cerca: esa vez ligó para .319 de promedio y .761 de OPS en 311 apariciones con Rojos de Cincinnati. Y Galarraga, de nuevo, pero con 42 años, en 2003, y con Gigantes de San Francisco, dio 12 vuelacercas y bateó para .301 de average y .841 de OPS.

Cada historia y las condiciones son diferentes, pero esos son los espejos en los que tiene que mirarse Miguel Cabrera. Él dijo que va por esas marcas que tiene pendiente, pues entonces debe ser, sí o sí, uno de esos venezolanos que, con 38 años o más, demostraron que pueden seguir siendo letales en el mejor nivel del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba