El recuerdo del pitcher más jonronero del milenio… Antes de la llegada de Ohtani

De muchas maneras: Carlos “Toro” Zambrano embistió a MLB. No hay otra forma de describirlo.

Fue un lanzador pasional, espectacular. Si hay algo que nunca hay que reprocharle a la carrera del Toro Zambrano es que las ganas no le faltaron. Tenía el ímpetu del mejor espécimen de lidia ibérico. Con una bravura casi que incontrolada, muchas veces iba contra todo lo que se movía. Eso le llevó a tener grandes jornadas, como el 14 de septiembre de 2008, cuando con 110 lanzamientos completó un no hitter contra Astros, en Houston. Y también a otras situaciones no muy bien recordadas.

Lee también: Tres años exactos del debut de Ronald Acuña Jr. en MLB; ¿Dónde está y a dónde va?

Carlos Zambrano dejó un gran legado para Venezuela en MLB. Cuando se habla de los mejores cinco abridores en la historia del país en el máximo nivel, es casi que un pecado capital dejar colgadas las astas del Toro en la pared y no incluirlo en el conteo. Ganó 132 juegos, solo dos menos que Johan Santana, ubicado en el tercer puesto por detrás de Freddy García (156) y Félix Hernández (169). Zambrano dejó 3.66 de efectividad en los 1959.0 innings que lanzó en 12 años en las Mayores.

El gran pitcher jonronero

Y si bien cada una de las aperturas de la carrera del Toro Zambrano eran un espectáculo por lo que hacía en la lomita, había un aditivo particular: su bateo. Por eso está bien aplicado el mote del Toro, pues nunca iba sin ganas al ruedo. Siempre de frente, olvidándose que era un pitcher y envistiéndose como un cuarto bate (y pinta no le faltaba).

El japonés Shohei Ohtani ha revivido a los pitchers jonroneros. Eso sí: no hay que compararlo con Carlos Zambrano en MLB. No hay ningún tipo de paralelismo. El nipón es una fuerza absurda de la naturaleza. Puede ser catalogado como una anomalía de nuestros tiempos, y quizás se sigue siendo algo conservadores. Ohtani está en otro cielo. Es un pitcher élite, que además puede tener una ofensiva élite.

Hoy está más de moda que nunca, luego de lograr algo que no se veía desde hace exactamente 100 años y que involucra a Babe Ruth, que es lo más cercano a “Papá Dios” en el beisbol. De acuerdo con LasMayores.com, Ohtani es el primer lanzador en subirse al montículo como líder jonronero de las Grandes Ligas (tiene siete en la temporada), desde que lo hiciera Babe Ruth el 13 de junio de 1921, cuando escaló el morrito como abridor contra Detroit y tenía 19 cuadrangulares en la bolsa. Eso es un hecho tan asombroso que el único que lo puede volver a hacer en los próximos años –y quién sabe por cuánto tiempo más- es el mismísimo Ohtani. No hay otro.

Jonrones de Carlos Zambrano en MLB

Sin embargo, ese interés por el pitcher jonronero Ohtani puede traer tranquilamente a la mesa de discusión cuál fue el último lanzador con poder al bate antes de la llegada de la fuerza primordial del nipón. Y sí: Carlos Zambrano vuelve a embestir la MLB.

El Toro Zambrano, con todo y Ohtani, sigue siendo el jugador con más jonrones como pitcher en este milenio. No hay otro, solo él, el nacido en Puerto Cabello. El motor de búsqueda de Baseball-Reference ayuda muchísimo a recordar esto: entre 2001 y 2012, los años en los que se extendió su carrera, el carabobeño dio 24 cuadrangulares, todos mientras estaba en el morrito.

Madison Bumgarner, otro serpentinero cuarto bate, es el único que se le acerca a Carlos Zambrano en los últimos 21 años de MLB. El as de Cascabeles de Arizona, que lanzó un no hitter de siete innings la semana pasada, suma 19 bambinazos como pitcher desde 2009. Luego están Mike Hampton (16, entre 2001 y 2009), Yovani Gallardo (12, 2007 y 2018), Travis Wood (11, 2010 y 2017) y Adam Wainwright (10, 2006 y 2021).

El Toro Zambrano incluso dio seis vuelacercas en 2006, cuando quedó quinto en las votaciones para el Cy Young de la Liga Nacional, aunque –obviamente- recibió el primero de sus tres Bates de Plata. Como anécdota: dio la misma cantidad de estacazos que Henry Blanco, Ronny Cedeño y Dioner Navarro, con la diferencia que estos pasaron las 240 apariciones en el plato cada uno y Zambrano solo tuvo 73. De hecho, sumó más vuelacercas que Maicer Izturis, Marco Scutaro, Endy Chávez, Omar Infante, Omar Vizquel, Luis González, Tomás Pérez, y un largo etcétera.  

Aaaah… ¿Y quieren saber otra cosa no minúscula? Carlos Zambrano dio jonrones a las dos manos en MLB: es ambidiestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba