¡A soplar las velitas! Omar Vizquel cumple 53 años de edad

Es quizás la última celebración, en la que Omar Vizquel picará la torta de cumpleaños, con letras de color pastel. Para el próximo aniversario, lo festejará con figuras doradas, tal como lo apuntan las proyecciones a ingresar en el Salón de la Fama.

Tal día como hoy (24 de abril), pero de 1967, nació en Caracas Omar Enrique Vizquel, quien desde pequeño, demostró llevar en la sangre la habilidad de ser un grande en el beisbol.

Figura de los Leones del Caracas, que lo llevó a las Grandes Ligas gracias a su majestuosidad con el guante, en la posición seis del cuadro.

Debutó en las mayores el 3 de abril de 1989 con los Marineros de Seattle. Luego pasó cinco temporadas en ese equipo, donde consiguió su primer Guante de Oro de los 11 que acumula en su vitrina. Cleveland lo recibió en 1994 para quedarse con sus servicios por once campañas las cuales estuvieron repletas de aquellos trofeos dorados que se consiguen de manera defensiva.

Fue a su primer Juego de Las Estrellas en 1998, para después repetir un curso más tarde y en el 2002.

Vizquel es sinónimo de brillantez, esa que lo acompañó en cada jugada por los campocortos de todos los estadios de las Grandes Ligas. Acumuló 2968 encuentros disputados y dejó la cifra de 2877 indiscutibles despachados.

La brillantez

“El Manos de Seda” se podría decir que ganó una parte importante en su carrera, con la alta cantidad de Guantes de Oro y el respeto de muchos. Sin embargo, nunca podrá olvidar, que estuvo a pasos de conquistar la Serie Mundial, que tanto luchó en par de ocasiones (1995 y 1997), en las que faltó una pizca para conseguir el ansiado anillo de campeón.

Ese brillo que tanto lo persiguió en cada presentación, lo está guiando a ser un inmortal del juego que tanto defendió. El 2021 será la posibilidad, en que Vizquel pueda sentarse al lado de Luis Aparicio, el único venezolano en puesto fijo en Cooperstown. Pero, ya eso tendrá su propia fiesta en su momento. Por ahora, solo queda soplar las velitas y esperar aquel tan grandioso momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba