¿Infravalorados? 5 actuaciones de venezolanos que no reciben el mérito que merecen

¿Cansado de leer análisis y razones de por qué la temporada de Ronald Acuña Jr. es impresionante? Es entendible. ¿Deseoso de buscar datos de otros peloteros que no sean Eduardo Rodríguez, José Altuve, Miguel Cabrera o Salvador Pérez? Afortunadamente, aquí están cinco actuaciones que, por un motivo u otro, no reciben el reconocimiento suficiente.

No son pocos los venezolanos que iniciaron la temporada a todo tren. Quizás no tienen el rol de estrella como Acuña o Altuve, pero su aporte es de suma importancia para sus respectivas organizaciones. Además, con influencia tanto a la ofensiva como en con el guante.

Son peloteros que podrían llevar la etiqueta de “subestimados” sobre su frente. Se trata de una de las definiciones más comunes dentro del beisbol y que ningún pelotero quisiera llevar porque, aunque es más llevadera que la de sobrevalorado, nadie se siente atraído por no recibir los reconocimientos necesarios.

Parámetros para estar dentro de la lista: no ser considerado una superestrella del beisbol y, aunque sea titular, nunca aparecerá en la charla del Premio Luis Aparicio. Sin embargo, su actuación durante la campaña fácilmente lo podría nominar.

1- Miguel Rojas

En el pasado quedaron esos tiempos en los que Miguel Rojas solo era un buen fildeador. Los equipos de las Grandes Ligas lo veían como un reemplazo defensivo y una opción para venir desde el banco para las entradas finales. Con los Marlins encontró una casa y ahora se estableció como uno de los campocortos más productivos del beisbol.

¿En serio? En 2021 Rojas va encaminado a tener una de sus mejores temporadas ofensivas y ser candidato al Guante de Oro del campocorto de la Liga Nacional. Eso solo se puede definir como bueno, ¿no? Al menos sus estadísticas ven ese escenario como uno bastante posible.

Miguel Rojas tiene WAR de 1.2 en la temporada, que es el cuarto más alto entre todos los campocortos de las Grandes Ligas. Supera a peloteros de la talla de Corey Seager (0.9), Bo Bichette (0.9), Trevor Story (1.0), Javier Báez (1.0) y Francisco Lindor (0.2), quienes son considerados los mejores de su posición actualmente.

¿Cómo Rojas consiguió una mejor valoración que esa cofradía de estrellas? Pues, el torpedero de los Marlins tiene OPS ajustado de 127, por lo que es 27% un mejor bateador que el promedio de la liga. Además, tiene OBP de .364, slugging de .453 y su saldo de 131 en carreras creadas ponderadas es el tercero mejor entre todos los campocortos. Solamente lo superan Xander Bogaerts (173) y Trea Turner (134), superestrellas con el madero, pero menos efectivos con el guante.

Mientas que defensivamente, Miguel Rojas mantiene el nivel de años anteriores. El venezolano tiene saldo de dos outs sobre el promedio, el sexto mejor de la Liga Nacional entre los paradores en corto. Sin embargo, pareciera que todo ese rendimiento, por más positivo que suene, no recibe los reconocimientos suficientes.

2- Yusmeiro Petit

No es el cerrador de los Athletics, tampoco aparecerá entre los lanzadores que más rápido lanzan su recta y tampoco liderará los departamentos de ponches. Quizás por eso, pocos están mencionando el descomunal inicio de temporada de Yusmeiro Petit. Fácilmente puede estar entre los candidatos a mejor relevista de todas las Grandes Ligas.

Pero de nuevo, pocos lo mencionarán. Quizás porque humillará a los bateadores con pitcheo centellante, sin embargo, la función de evitar carreras la cumplió a cabalidad. Después de todo, su efectividad de 0.83 ya debería ser argumento suficiente para colocarlo entre los primeros puestos de los venezolanos con mejores inicios de campaña.

Entre todos los relevistas que a trabajaron 20 episodios en la campaña, Petit es primero en efectividad, jonrones recibidos cada nueve innings (0.44) y WAR (0.6). Además, tiene marca de cuatro victorias sin derrota, siendo un verdadero talismán para Oakland desde el bullpen. Es una de las mejores actuaciones para un relevista venezolano, solo que, por no ser cerrador, no recibe el mérito suficiente.

3- Jesús Aguilar

La primera base es una de las posiciones más difíciles de destacar en las Grandes Ligas. El potencial ofensivo en esa posición es abrumador y se necesita de una producción ofensiva superlativa para estar a la par de jugadores como Pete Alonso, Freddie Freeman, José Abreu, Vladimir Guerrero Jr. o Max Muncy. Sin tener los reconocimientos de ellos, Jesús Aguilar lo está consiguiendo.

Aguilar tiene saldo de 150 en el departamento de carreras creadas ponderadas, el mejor del circuito viejo entre los peloteros de la primera base. Según, esa estadística, ningún otro inicialista de la Liga Nacional fabricó más carreras que el venezolano. Ni Freeman o Muncy, considerados superestrellas.

Aguilar lideraba en carreras impulsadas de la Liga Nacional y su slugging de .558 es el cuarto mejor entre los jugadores de su posición. Entonces, ¿es un primera base que batea con poder y que es de los principales productores de carreras del beisbol? Sí, es la mejor forma de definir el inicio de campaña del jugador de los Marlins.

Curiosamente, son pocos los reconocimientos que se le están haciendo. Pocas conversaciones de su crecimiento como jugador, los motivos de por qué los Rays y los Brewers perdieron la fe en él tan rápido o por qué alguien consideraría tener otra opción para la posición en una alineación de Venezuela en el Clásico Mundial.

Sorprendentemente, Jesús Aguilar ha podido reducir su tasa de ponches en cada una de las últimas cuatro temporadas, algo que ningún otro jugador de Grandes Ligas ha logrado durante ese tiempo. Es el motivo para su crecimiento como bateador y la razón de su mejoría estadística.

4- Asdrúbal Cabrera

Los Washington Nationals deben estar arrepintiéndose no darle un contrato atractivo a Asdrúbal Cabrera. Dejaron escapar a un pelotero que, actualmente rinde como uno de los mejores jugadores ofensivos del beisbol, con un notable crecimiento defensivo en la tercera base. ¿Quién no quisiera contar con alguien así?

Cabrera tiene OPS ajustado de 142, por lo que la estadística lo consideran un 42% más productivo que ¡los toleteros promedios de las Grandes Ligas! Además, soltó cuatro cuadrangulares y su WAR de 1.6 lo dejan entre los primeros 20 puestos de todo el beisbol. Nada malo para un jugador con un salario lejano a la élite de la actualidad.

Una de los grandes avances del veterano para 2021 fue su mejoría defensiva. Tiene saldo positivo en carreras salvadas en la primera base y en la antesala, por lo que su producción llegó en todos los niveles.

5- Avisail García

En Triángulo Deportivo se advirtió que Avisail García era una víctima de la “mala suerte”, pero que su rendimiento debería estar entre las mejores actuaciones de las Grandes Ligas. Ahora, que todo tomó su cauce, el jardinero de los Milwaukee Brewers llevó su línea estadística a un nivel importante. Curiosamente, son pocos los que conversan al respecto.

García tiene promedio de .273, una cifra que no impresionará a primera vista, pero sorprenderá a muchos cuando se esteren que estaba en .195 el 30 de abril. En poco tiempo, el venezolano mejoró su producción de una forma complicada de entender si se confía en demasía en la lectura de los números.

Desde que comenzó mayo, García liga para .500 con OPS de 1.191, ocho carreras remolcadas y dos anotadas en nueve juegos. Es uno de los bateadores más encendidos del momento y alguien que quisieran evitar los lanzadores de la Liga Nacional.

El jardinero ha golpeado la pelota con fuerza, pero la mayoría terminan en el guante de los defensores. Quizás sea una explicación que no tranquilizará a los aficionados de los Brewers, aunque sí al cuerpo técnico. Especialmente ahora que muchas de esas conexiones aterrizaron en zonas sin custodios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba