Álex Cora mostró su indignación por el robo de señas con los Astros

Aunque el momento en que salió a la luz todo el bochornoso hecho en las trampas de los Astros de Houston, acabó con las carreras de varias figuras. Hasta la fecha, esos “tramposos” ya recibieron su castigo, el tiempo pasa y aún están muy arrepentidos, como es el caso del exmánager de los Medias Rojas de Boston, Álex Cora.

El puertorriqueño fue parte del dogout en el año (2017) que los siderales se aprovecharon del robo de señas. Cora aceptó su culpabilidad, pero cree que no todos salieron a dar la cara.

«Estoy arrepentido y abochornado de lo que pasó con los Astros de Houston», confesó Álex Cora al programa radial Grandes en los Deportes. «Me incomodó que solo dos personas (fueron señaladas) como la mente maestra de todo lo que pasó. Fue un trabajo en equipo, hay algunos que estamos pagando el precio. Fue un golpe bajo al deporte».

“Cualquiera que estuvo en ese dugout (de los Astros) desde mayo y hasta el final de la temporada, es culpable y sabía lo que estaba pasando y nadie lo paró. Todos fuimos culpables», agregó.

Despedido y suspendido

EL boricua Álex Cora después de aquel 2017 con los Astros, fue contratado por los Medias Rojas de Boston, para dirigirlos en la siguiente zafra. El resultado quedó como el equipo campeón de la Serie Mundial.

Cora quedó consagrado como el segundo estratega latino que conquista el Clásico de Otoño en la historia de las Grandes Ligas, después del venezolano Oswaldo Guillén.

EL juego de Cora se impuso ante los rivales, lo que demostró su valioso ingenio en la pelota, al ser su primer año como piloto. Sin embargo, eso quedó manchado al salir a la luz los hechos tramposos con los Astros y, con los patirrijos.

«Me siento abocharnado (por lo que sucedió) y pidió perdón a los fanáticos», aseguró. «Respeto la decisión del comisionado (sobre su suspensión) y es lo único que tengo que decir sobre eso».

Actualmente, Álex Cora estará como asesor de los Criollos de Caguas, desde su casa, pero el boricua tiene una meta clara.

«No estoy muerto, estoy suspendido. ¿De qué me gustaría volver? Claro que sí», afirmó. «La meta es volver al juego, pero sinceramente creo que es adelantarse a los hechos. Ahora mismo todas mis energías son para cuidar a mi familia y ayudar en Puerto Rico en lo que se pueda».

«Mi meta es regresar a Grandes Ligas», puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba