Aníbal Sánchez va por lo que nunca ha podido lograr ningún venezolano en Grandes Ligas

Aníbal Sánchez no se rinde con la MLB. Insiste y persiste. Tiene una bonita carrera que lo coloca como uno de los mejores lanzadores en la historia de Venezuela, con todo y sus bajas. Puede irse tranquilo si quisiera a disfrutar de su retiro y de la tranquilidad de haber tenido una trayectoria bastante rica. Pero siente que todavía tiene un poco más, y cuando un atleta de ese calibre percibe eso, es algo indiscutible.

Quedó agente libre luego de la temporada 2020, su segunda con Nacionales de Washington. No fue tan buena como la primera, pero nunca perdió su puesto en la rotación, a pesar de su 6.62 de efectividad y 1.66 de WHIP en 53.0 innings. En 2019 cumplió realidad el sueño de él y de cualquiera que llega a las Grandes Ligas: levantar el trofeo de la Serie Mundial. Fue difícil no emocionarse con el abrazo entre él y Max Scherzer. Ambos vivieron momentos duros con Tigres de Detroit.

Lee también: A propósito del Patón Carrasquel. cinco curiosidades de los debuts de venezolanos en MLB

En este momento Aníbal Sánchez está como agente libre para los ojos de MLB. Su edad es complicada para cualquier pelotero profesional que busca un contrato con alguna de las 30 organizaciones: 37 años. Pero eso también denota la experiencia que tiene en las más altas lides del juego. Quizás alguien tenga la necesidad de un lanzador con mucha pericia que pueda ser útil.

Aníbal Sánchez y los equipos de MLB

De acuerdo con Jon Heyman, periodista de MLB Network, Aníbal Sánchez se mostró ante seis organizaciones de Grandes Ligas que pueden estar interesadas. Salió a un campo de la Universidad Internacional de Florida, en Miami, y le dejó ver a scouts lo que todavía podía hacer. Según el periodista allí había scouts de Yanquis de Nueva York, Filis de Filadelfia, Marlins de Miami, Azulejos de Toronto, Tigres de Detroit y Cascabeles de Arizona.

El reporte indicó que Aníbal Sánchez tuvo velocidades de lanzamiento entre 90 y 92 millas, cifras no tan impresionantes para la veloz MLB de hoy en día, pero sin duda números más que decentes para un lanzador con su andar.

Quizás ni el mismo Aníbal Sánchez lo sepa, es posible que ignore lo que puede conseguir si logra por fin un regreso dramático a MLB. Y es que, si lo hace, si de verdad impresiona a alguien y recibe una nueva oportunidad, puede conseguir algo que ningún otro venezolano ha podido en la historia de Grandes Ligas.

Lo que puede lograr

Ya de por sí, con lo que hizo el año pasado, es uno de los abridores venezolanos más longevos en la historia de las Grandes Ligas. Con 36 años inició un juego, y no solo eso: tuvo 11 aperturas. El único nativo que había sido abridor con 36 primaveras antes era Freddy García en 2013, casualmente su último año en el máximo nivel.

Ningún venezolano, jamás de los jamases y nunca de los nunca, ha sido abridor en Grandes Ligas con 37 años o más. Y  que Aníbal Sánchez regrese a MLB no quiere decir que será el primero. Quizás lo usarán como relevista largo, o un brazo de experiencia que pueda resolver algunas situaciones, pero sí existe la posibilidad de que un día le den la bola para una apertura, y si eso sucede será algo para recordar.

Solo dos pitchers venezolanos han jugado en Grandes Ligas con 37 años o más: Rafael Betancourt y Giovanni Carrara. Ambos lo hicieron en calidad de relevistas cortos. De hecho, Betancourt jugó hasta los 40 años y 115 días, y Carrara hasta los 38 años y 203 días. David Concepción, curiosamente, también pitchó a los 40 años, solo un inning y un tercio, pero vamos… No es un lanzador de verdad.

En fin, si Aníbal Sánchez consigue retornar a MLB, hay que estar atentos a ver si por primera vez Venezuela tiene a un abridor de 37 años. Ojalá que sí.

71 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba