Atlanta volvió a respirar aliviada por el físico de Ronald Acuña Jr.

Brian Snitker, mánager de los Bravos de Atlanta, nunca estuvo preocupado o asustado. Siempre tuvo claro que el dolor que sintió Ronald Acuña Jr. en la espalda no era algo de gravedad, pero al tratarse de un pelotero con tanta importancia en sus planes se debía tener toda la precaución posible y cerciorarse de que no había una lesión en la zona.

Es por eso que Snitker retiró a Acuña de la alineación del encuentro ante los Mets del jueves. Poco importó que el pelotero insistió en mantenerse en el campo y que reiteró que la incomodidad había desaparecido, porque el dirigente quería la confirmación de los médicos que no había problema alguno y para eso tenía que practicarse unos chequeos.

Las imágenes de la transmisión tampoco ayudaron. Ver al jardinero, uno de los candidatos al Jugador Más Valioso y líder de las votaciones en la Liga Nacional para el Juego de las Estrellas, cabizbajo provocó pánico en Atlanta. Pese a la victoria que consiguió el equipo en Miami, todos los focos se centraron en Acuña.

Pudo haber jugado, eso es lo que él quería”, le comentó Snitker al portal oficial de la organización tras el duelo. “Simplemente prefiero pecar de precavido. Revisar qué fue lo que sucedió. No veo este como un problema que vaya a persistir (durante el resto de la temporada”.

Hasta que finalmente llegaron noticias positivas. Las pruebas que le realizaron al pelotero confirmaron que no existe una lesión de gravedad y que el dolor solo fue una incomodidad tras dormir de mala manera. De hecho, Atlanta debería tenerlo en su alineación para el inicio ante los Rojos de Cincinnati.

«A veces, creo, entramos en estos hoteles diferentes y las camas son diferentes», dijo Snitker. “Es suficiente con que no quieran que juegue hoy. Están trabajando en él ahora mismo; veremos cómo está mañana (jueves)”.

Más buenas noticias en Atlanta

Los Bravos hubieran preferido tener una jornada libre. Que el 24 de junio Atlanta no tuviera juego programado serviría para que Ronald Acuña Jr. se sometiera a chequeos extras, realizara algunas actividades deportivas y tomara un ligero descanso para confirmar si iba a necesitar más tiempo. Afortunadamente, solamente llegaron buenas noticias y no será necesario nada de eso.

El cuerpo médico del equipo confirmó que no existe inconveniente alguno. Que, si Brian Snitker desea no utilizar a Acuña para el primer choque ante los Rojos es porque desea mantener ese enfoque cauteloso, porque el pelotero estará en perfectas condiciones.

De alguna forma, Ronald Acuña Jr. asombró al mundo de las Grandes Ligas con una actualización individual. Después de todos los cuadrangulares.
Ronald Acuña Jr. / Kevin C. Cox/Getty Images

Un nuevo reporte del diario Atlanta Journal-Constitution reiteró el optimismo del alto mando. El patrullero nacido en La Sabana debería estar en juego de inmediato, sin perder otro compromiso. Esa la perspectiva que maneja Snitker después de conversar con su cuerpo médico.

Durante la actual temporada, Ronald Acuña ya presentó inconvenientes en el pectoral, uno de sus tobillos y ahora en la espalda. También tuvo algunos contratiempos en las piernas, sin embargo, todavía no fue inscrito en la lista de lesionados.

Los Bravos intentarán que para esta ocasión sea similar. Cuando Acuña se perdió juegos por lesión la ofensiva del equipo se desplomó, por lo que no tener a su primer toletero por más de 10 días podría tener efectos devastadores para las aspiraciones del conjunto para llegar a la postemporada nuevamente.

Atlanta necesita como nunca a Ronald Acuña Jr.

Todavía es temprano en la temporada regular. De hecho, ningún equipo llegó a la mitad del calendario y nadie le prestará mucha atención a la tabla de posiciones actualidad, sin embargo, en Atlanta empezaron a notar cómo la diferencia con los Mets empezó a aumentar considerablemente durante la última semana.

Los Bravos iniciarán la segunda semana de junio en el tercer lugar de la División Este de la Liga Nacional a cinco juegos por debajo de Nueva York. Incluso los Phillies los superaron el fin de semana, por lo que será importante meterse en una racha positiva y, para eso, deben tener a Ronald Acuña Jr. a plenitud de condiciones.

«Tuvimos derrotas desgarradoras en Filadelfia, y las cosas no salieron como queremos en los primeros dos juegos de esta serie (de Miami)», dijo Drew Smyly, el lanzador ganador el domingo en su 32 cumpleaños. «Pero… seguimos luchando y, finalmente, creo que este equipo superará ese obstáculo».

Después de un día libre el lunes, los Bravos abrirán una estadía en casa de seis juegos el martes en Truist Park, comenzando con una serie de dos juegos contra Boston y terminando con una serie de cuatro juegos contra St. Louis.

«Es enorme, enorme», dijo el manager Brian Snitker sobre la última serie y que Acuña estará de regreso ante Cincinnati. «Esta es una buena oportunidad para terminar (el viaje) en … porque tengo que sentir que esas dos (derrotas) en Filadelfia sacaron mucho de estos muchachos, sacaron mucho de mí y de todos. Así que fue agradable terminar el viaje por carretera con una buena nota».

Botón volver arriba