Bravos se ha visto soberbio para no haber iniciado a tiempo

Cualquiera que seguía las incidencias de la temporada 2020/21 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, antes de su inicio, tenían la sospecha de que un equipo de los ocho no llegaría a tiempo. Sin embargo, Bravos de Margarita ha dejado atónitos con hechos y un equipo sobresaliente.

Los insulares comenzaron los entrenamientos el mismo día que inició la temporada. Era un completo desconocimiento, en cómo harían para estar listos, cuando sus rivales ya tenían semanas preparados. Tanta fue su tardanza, que el duelo inaugural contra Navegantes del Magallanes debió suspenderse por no estar listos.

Ahora, dos semanas ya transitadas y en el ombligo de la tercera, los neoespartanos se han crecido. Han lucido en la División Occidental y hasta un blanqueo capitalizado.

“Los muchachos hoy en día hacen muchos ajustes, de verdad que contentísimo con este grupo de jóvenes que tenemos nosotros”, expresó el manager Henry Blanco al departamento de prensa de los insulares.

Es exactamente eso, los Bravos han mostrado como ajustarse con el pasar de las fechas. El martes, el pitcheo neoespartano le otorgó nueve arepas a Navegantes del Magallanes.

Desde la loma, Melvi Acosta se encargó de mantener a raya a los bates turcos con una buena presentación de seis capítulos ponchó a tres, solo toleró cuatro hits y dio par de boletos, para llevarse su primera victoria de la campaña. Labor bien apoyada por el bullpen margariteño.

“Melvi Acosta hacer lo que hizo en el montículo, David Rodríguez detrás del home. La verdad es que orgulloso de mis muchachos y vamos a seguir adelante”, celebró el estratega de los insulares.

Ajustes y nombres de peso

Eguy Rosario se presentó formalmente ante la afición venezolana con triple. Es el tercer importado de los Bravos, así que sus credenciales en las menores de San Diego las dejó claras desde el debut. A eso se le debe agregar, la importancia de Dennis Ortega con el madero. El receptor es líder ofensivo del circuito con .419 de average en 31 visitas oficiales al plato. Además ha anotado cuatro rayitas e impulsado siete. Es el alma ofensiva del conjunto.

“Se siente bien tener este resultado. Estoy enfocado con cada pitcheo que recibo para conectarle bien a la bola”, confesó Ortega con su explosión del madero. “Me siento muy feliz de ayudar de esta manera”.

“Todos saben que no tuvimos mucho tiempo de entrenar, pero con cada juego hemos podido ayudar al equipo”, aseguró el bateador.

Luis Castro consiguió la fórmula de salir del bajón ofensivo. Breyvic Valera se erige como la imagen de experiencia en el lineup de los Bravos. Ramón Flores ha mostrado sus mejores números que lo hicieron subir hace un tiempo a las mayores. Kevin Maitán conectó su primer imparable en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Cada jugador está ajustado al plan de Henry Blanco.

Confianza y buena química dentro del clubhouse neoespartano

El club ha mostrado una de las mejores caras del campeonato. Cómo no ser reflejada si hasta el miércoles, amanecieron segundos en la División Occidental, a solo un juego de diferencia de los Cardenales de Lara.

El infielder Erick Salcedo comentó la algarabía y buena sintonía que se vive en el clubhouse neoespartano.

“Afortunadamente, el equipo es una familia. El ambiente que se respira es de unión. Los novatos ansiosos por mostrar sus condiciones. Y unos jugadores más experimentados, quienes debemos dar el ejemplo y que nos esforzamos por ayudar a esos jóvenes que están comprometidos a hacer bien el trabajo. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que se sientan cómodos y felices. En un ambiente como el que tenemos, es muy difícil que las cosas no salgan bien”, relató Salcedo al departamento de prensa de Bravos.

Erick Salcedo ha sido uno de los artífices de la buena arrancada que mantiene bien ubicado a los insulares en la División Occidental.

“Con el bate me he sentido bastante bien. Llevo meses de pleno trabajo, hasta donde mi esposa me ha ayudado. La clave está en sentirse bien y en colaborar para sumar victorias para Bravos”, señaló Salcedo, que exhibe una línea ofensiva de .323/.344/.452, con dos dobles, un triple, cinco remolcadas y .796 de OPS, en sus primeros nueve encuentros. El camino aún es largo, pero Bravos ha mostrado mejor cara que otras novenas, que aún les cuesta despertar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba