Brusdar Graterol, la «bazuca» bajo la manga de los Dodgers para 2020

No hace falta analizar mucho para entender por qué el mánager de los Dodgers de Los Ángeles, Dave Roberts, apodó “Bazuca” a Brusdar Graterol. Fue el mejor seudónimo que se le ocurrió cuando en una sesión de bullpen, el venezolano arrojó una pelota a 99 millas por hora y continuamente rebasó los tres dígitos en las mediciones de velocidad.

Ese mote iba más acorde con el venezolano que “Búfalo” o “Máquina”. Pero más allá de juegos, Roberts entendió que descubrió lo que seguramente será su gran descubrimiento de 2020. Uno bastante inesperado, porque Graterol no estaba destinado a llevar la camiseta de los Dodgers. ¿O sí?

En un principio, el lanzador debía marcharse a los Medias Rojas como parte de un cambio de tres equipos que llevaría a Mookie Betts y David Price a Los Ángeles. Sin embargo, Boston notó algo extraño en las pruebas médicas del lanzador venezolano y la gerencia patirroja dejó el movimiento en el limbo.

“Realmente sentí que tenía un peso encima. Había mucha presión porque mi nombre aparecía como la razón por la que no se concretaba el cambio», dijo Graterol a Los Angeles Times. “No sabía qué hacer con la situación. Tampoco tenía idea qué iba a pasar o en cuál equipo iba a terminar».

Los Dodgers terminaron haciendo acuerdos por separado con los Medias Rojas para lograr sus objetivos. Con Boston sumaron a Betts y David Price por Alex Verdugo y dos prospectos. Con los Mellizos, mandaron a Kenta Maeda a Minnesota y recibieron a Graterol.

https://twitter.com/CesarSequera11/status/1285617659518820352

En su presentación contra los Cascabeles de Arizona, no aparecieron señales de debilidad que hablaban en Boston. Graterol continuamente lanzó pelotas a 99 millas por hora e, incluso, tocó en par de oportunidades las 101. También exhibió un movedizo slider y mucho control en sus envíos, herramientas que lo convertirán en un arma en el bullpen de los Dodgers.

“Alguien con su repertorio, hace que nuestro cuerpo de relevistas sea completamente diferente”, aseguró el coach de lanzadores de los Dodgers. “La habilidad que tiene para lanzar con tanta fuerza, impacta en el juego de una forma que solo puede favorecernos”.

Brusdar Graterol: el poder en un bullpen experimentado

En el cuerpo de relevistas de los Dodgers los roles están definidos. El veterano Kenley Jansen repetirá como el cerrador y, aunque perdió velocidad en sus envíos, es un veterano con plena confianza del cuerpo técnico. También lo son Joe Kelly, Pedro Báez y Tony Gonsolin, quienes son nombres con calidad en sus lanzamientos.

Y en ese grupo resalta Brusdar Graterol, quien quizás no está tan curtido como sus compañeros, pero tiene una recta de 100 millas por horas para defenderse. Una fuerza sumamente atractiva en el beisbol actual y que los Dodgers pueden utilizar de inmediato.

“Seguramente es la recta de 100 millas con menos esfuerzo que vi. Será sumamente divertido ver lo que puede hacer para nosotros en esta temporada”, analizó Roberts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba