¿Miguel Cabrera llegará a 500 jonrones y 3.000 hits en 2021?

Los aficionados del beisbol en Venezuela se preguntan sin cesar, ¿cuándo Miguel Cabrera llegará a los 500 cuadrangulares? Continuamente cuestionan si será posible llegar a esa cantidad, porque aunque se encuentre cerca, los problemas de lesiones durante las últimas temporadas borraron esa estampa de bateador imponente que tuvo por mucho tiempo.

Lamentablemente, ningún analista o directivo puede responder esa interrogante. Ni siquiera los que poseen un nivel de conocimiento de beisbol elevado, ya que predecir el futuro es una habilidad que no se encuentra dentro del arsenal de ningún ser humano. Sin embargo, las proyecciones sí se animaron a tener una posible réplica.

Como es costumbre las semanas previas al inicio de los entrenamientos primaverales de las Grandes Ligas, distintos motores de búsqueda estadísticas empezaron a publicar reportes sobre las proyecciones de los jugadores para 2021, lo que permite tener una idea sobre el rendimiento que tendrán los beisbolistas la venidera campaña.

El toletero Miguel Cabrera tiene un gran reto en el 2021, tratar de llegar a los 500 cuadrangulares y tres mil hits / AFP

PECOTA (suscripción necesaria), uno de los sistemas de proyección más afamado y utilizado dentro de Major League Baseball (MLB), dio a conocer sus resultados durante la semana. Entre resultados, el algoritmo aseguró que Cabrera recuperará su nivel como bateador sobre el promedio en 2021, luego de varias zafras en declive.

De acuerdo a PECOTA, Miguel Cabrera proyecta tener una zafra en la que pegará 15 jonrones durante la zafra en curso. Ante ese pensamiento, Cabrera llegará a 500 cuadrangulares de por vida en las Grandes Ligas en 2021, según el sistema de proyecciones.

Tan seguro se siente el sistema que le colocó fechas al evento. PECOTA proyecta que Cabrera llegará a 500 jonrones de por vida en las Grandes Ligas el 7 de septiembre de 2021, cuando los Detroit Tigers se midan a los Pirates en Pittsburgh.

Cabrera quedará a tiro de los 3.000 hits

No son pocas las incertidumbres que giran alrededor del resto de la carrera de Miguel Cabrera en las Grandes Ligas. Se desconoce si las lesiones lo continuarán sacando del terreno de juego tan seguido o la posición que ocupará. Aunque en Detroit lo ven como un sempiterno bateador designado, tanto el venezolano como el mánager A.J. Hinch quieren que sea inicialista paulatino.

“Espero que me den más tiempo de juego en la primera base”, aseguró. “Necesito estar en el campo. Estoy aprendiendo cómo ser bateador designado en este momento, pero es difícil para mí ir a pararme en la caja de bateo y luego sentarme a pensar qué voy a hacer en mi próximo turno”.

La única certeza es que llegará al inicio de la próxima zafra con 2.866 hits y 487 jonrones durante su carrera en las Grandes Ligas. Las proyecciones realizadas por el método antes mencionado, creen que el estacazo 500 llegará en 2021, pero el incogible 3.000 será para 2022.

PECOTA aseguró dentro de su reporte que Cabrera conectará 128 hits durante la campaña de 2021, por lo que cerraría el año con 2.994 imparables de por vida. Sería una cifra modesta, tomando en cuenta que el aragüeño de 37 años de edad soltó 139 inatrapables en 2019, la última campaña de 162—como apunta a ser la de 2021—en las mayores.

Con una campaña saludable, en la que supere los 140 juegos, permitirá a Cabrera terminar el 2021 con los 3.000 hits. Pero evitar las lesiones se convirtió en una misión imposible para el venezolano que, durante esta temporada baja realizó un exhaustivo programa de acondicionamiento físico en Miami que invitan a pensar que podrá mantenerse a plenitud de condiciones.

Me gustaría que jugara en la primera base, sin duda, durante algunos juegos”, afirmó Hinch en diciembre, sobre la petición de Cabrera. “Liberar al bateador designado es importante. Mantener a Miggy en el campo y mantenerlo saludable será la prioridad. Tenemos que asegurarnos de que esté saludable y pueda manejar la posición de primera base en una cierta cantidad de juegos por semana”.

Otra proyección de un criollo en Detroit

Otro de los venezolanos que está en los Tigres de Detroit es Wilson Ramos. Similar a Cabrera, el careta tiene muchas dudas sobre su rendimiento y tiene la necesidad de recuperar el nivel ofensivo que mostró en Washington en 2019, su primer año en Nueva York

-Se proyecta que el receptor Wilson Ramos será un bateador por encima del promedio para un receptor (.711 OPS, 97.2 DRC +) y los Tigres estarían encantados con eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba