Cardenales: tormento por una fuga de talento

Las noches del presidente de operaciones en los Cardenales, John Mozeliak, no son tan tranquilas como debería. Continuamente se pregunta por qué dejó escapar un talento como el de Randy Arozarena, o las razones para no hacer un esfuerzo económico por Marcell Ozuna. Son dos bateadores que perfectamente le puedan vida a la alicaída alineación de San Luis.

Las pesadillas del directivo pueden ser todavía peores. En julio de 2018 los Cardenales enviaron a los Yanquis a Luke Voit, toletero que se convirtió en el inicialista titular en Nueva York y el toletero con mayor cantidad de cuadrangulares durante la temporada de 2020. Otro talento que se le escapó de las manos a la franquicia alada.

Quizás, con peloteros como Arozarena, Voit y Ozuna los Cardenales hubieran tenido un mejor rendimiento en la zafra apenas finalizada. Las 240 carreras que anotaron durante la zafra regular fue la segunda más bajas entre los equipos de la Liga Nacional, mientras que su OPS de .694 terminó ubicado en el puesto 14 del circuito viejo.

¿De no haber dejado escapar a esos jugadores los Cardenales habrían llegado a postemporada? Una pregunta imposible de responder, sin embargo, es preferible tenerlos dentro de tus filas que verlos brillar con otras camisetas. Lo que sí es seguro, es que Mozeliak todavía se arrepiente de varios movimientos.

“Me haré responsable por eso”, dijo Mozeliak al periodista Derrick S. Goold, al ser consultado por los motivos para cambiar a Arozarena. “Eso me caerá a mí. Necesitas conocer a tus propios jugadores. Revisaremos cómo calificamos a nuestros propios peloteros y nos aseguraremos de que no vuelva a suceder algo como esto”.

Cardenales ven cómo otros disfrutan lo que desarrollaron

La historia de Randy Arozarena es tan solo uno de los capítulos de los cambios que han realizado los Cardenales con resultados disparejos. Con lo mostrado por el cubano durante la postemporada, las noches son cada vez peores en San Luis.

Con el vuelacerca que conectó en el sexto juego de la Serie Mundial, el antillano se convirtió en el primer toletero en la historia de las Grandes Ligas que conectó 10 cuadrangulares en una postemporada. Además, aumentó a 28 su marca de hits en un playoff.

Arozarena firmó al profesional con los Cardenales

Esa marca las pudo establecer para los Cardenales, pero no sucedió. Los pájaros rojos también podrían haber disfrutado de Zac Gallen, quien dejó efectividad de 2.75 en 2020 con los Cascabeles de Arizona, pero que mandaron a Miami en 2017. O también la fuerza del brazo de Sandy Alcántara, que llegó al profesional con San Luis, aunque fue movido a los Marlins.

Randall Grichuk, Tommy Pham y Oscar Mercado son otros de los beisbolistas que los Cardenales traspasaron.

“Muchas veces es complicado realizar cambios entre dos organizaciones, es algo que los aficionados deben entender. Muchas conversaciones no se completan, por lo que es difícil cumplir con el deseo de todos”, comentó Mozeliak una vez se llegó a la fecha límite para hacer traspasos en 2020.

Wong, ¿el próximo arrepentimiento en San Luis?

Para la temporada de 2021, la gerencia de los Cardenales empezó a tomar decisiones. Una de ellas, fue no renovarle el contrato a Kolter Wong, su segunda base titular, ganador del Guante de Oro en la temporada 2019 y que había mostrado potencial con el madero.

En esta ocasión, la salida de un pelotero rendidor es por motivos económicos. Tras finalizar una temporada en la que los estadios estuvieron vacíos y los ingresos bajaron, la nómina del equipo tendrá que caer también. Por eso, San Luis prefirió cortar relación con un jugador talentoso que tenía un aumento salarial pronto.

«Cuando pasas de tener 3.3 o 3.4 millones de fanáticos en tu estadio, a tener cero, es un gran golpe», dijo Mozeliak. “Tienes ciertos gastos operativos que simplemente no desaparecen. Obviamente, cuando tienes compromisos y contratos fijos, esos no van a desaparecer. Estamos tratando de averiguar cómo podemos pronosticar mejor los ingresos para el próximo año. Ojalá podamos reaccionar de manera positiva para ayudar a mejorar este club”.

Los Cardenales no serán el último equipo que se arrepiente de algunos cambios. Sin embargo, la fuga de talento en los Cardenales continúa, por lo que las noches difíciles para la directiva apenas comienzan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba