Carlos Carrasco se convirtió en un misterio en los Mets

Cuando Carlos Carrasco sufrió un desgarro severo en el tendón de la corva derecha a finales de marzo, el cuerpo médico de los Mets esperaba que volviera a finales de mayo. Era una lesión importante que iba a necesitar tiempo para sanar, sin embargo, no más de dos meses. Ese fue el último reporte médico conciso que el equipo ofreció del lanzador.

Desde entonces, miembros del conjunto metropolitano solamente trataron el tema de la recuperación de Carrasco con mucha cautela. No ofrecieron mayores detalles sobre el lanzador, ni informaron cuáles son los próximos pasos a seguir en su rehabilitación. Principalmente, porque no hay mucho que comunicar.

“En este momento, no tenemos una línea de tiempo por cumplir sobre su rehabilitación. Ni cuándo o dónde va a comenzar”, aseguró el mánager de los Mets, Luis Rojas al Daily News. “El equipo de acondicionamiento físico y Carlos están trabajando en fortalecer las piernas para dejarlo en una posición en la que estará seguro de que no habrá una recaída o suceda algo que provoque una lesión cuando regrese”.

Es una declaración que se repitió en distintos miembros de los Mets. Ya sea de la gerencia o del cuerpo técnico, constantemente declararon que estaban siendo precavidos con Carrasco y que no querían apresurar su vuelta a pesar de que evolucionaba bien. Mientras tanto, ya se cumplieron dos meses de la temporada regular y la principal adquisición de pitcheo todavía no participó en ningún encuentro, ya sea de entrenamiento, ligas menores o uno oficial.

¿Habrá una lesión en las piernas de Carlos Carrasco que era más grave de lo inicialmente pensado? En los Mets no respondieron con exactitud a esa pregunta. ¿La cautela es una decisión del lanzador para cerciorarse de que no se perderá más tiempo en el futuro? Tampoco hay una contestación que confirme o niegue ese pensamiento.

Línea de tiempo de Carlos Carrasco con los Mets

El pasado viernes 4 de junio se cumplieron 21 semanas desde que los Mets anunciaron por todo lo alto que habían adquirido a Carlos Carrasco junto a Francisco Lindor en un cambio con los Indios. Estaban convencidos de que habían sumado a un lanzador de nivel y que sería una pieza de lujo durante la actual temporada de las Grandes Ligas.

Sin embargo, desde su llegada al Spring Training empezó una sucesión de eventos desafortunados. Retrasó sus entrenamientos porque los Mets decidieron hacerle chequeos extras por su lucha contra la leucemia. Certificaron que estaba en buenas condiciones, sin embargo, Carrasco comenzó las prácticas con un retraso de dos semanas en comparación al resto de sus compañeros.

Se reportó molestias en el codo de lanzar de Carlos Carrasco
Se reportó molestias en el codo de lanzar de Carlos Carrasco / Foto NYPost

Cuando comenzó a lanzar, el venezolano sintió molestias en su hombro derecho que, el mandamás del equipo asomó que pudo originarse por la vacuna contra el COVID-19 y que el venezolano luego aclaró que siempre sintió esa incomodidad cuando inició sus entrenamientos. Lo cierto es que nuevamente detuvo su preparación.

Para entonces ya los Mets veían complicado que iniciara la temporada. Ese pensamiento que se confirmó cuando Carlos Carrasco sufrió un desgarre del tendón de la corva derecha en una sesión de entrenamiento. Fue inscrito en la lista de lesionados y, aunque su evolución en un principio se definió como positiva y acelerada, todavía no participó en ningún encuentro. Ya sea de exhibición o de cualquier tipo.

“Todo parecía bien encaminado cuando se estaba rehabilitando (abril), y estaba progresando bastante bien”, declaró Rojas. “Pero a este punto, hay que hacer mucho trabajo para que no haya otra recaída. Así que ese es el panorama actualmente. La necesidad es que necesita fortalecer todavía la zona”.

Lanzar mientras necesita fortalecer

Hay más detalles en la extraña actualidad de Carlos Carrasco con los Mets. Mientras que el mánager del equipo declaró que no había prisa y que el lanzador necesitaba fortalecer sus piernas, el venezolano entrena en el Citi Field, casa de los metropolitanos. De hecho, las imágenes que publicó en sus redes sociales hicieron pensar que realizó envíos con total normalidad.

Seguramente puede ser una información que se considere positiva. Normalmente las sesiones de bullpen son el paso final antes de iniciar una rehabilitación, pero los Mets no confirmaron o negaron que ese vaya a ser el caso del veterano. Total hermetismo.

Mets tienen calma con Carlos Carrasco - Noticias y Entretenimiento
Carlos Carrasco todavía no ha debutado con los Mets

Carrasco se mantuvo entrenando en Nueva York durante el viaje por carretera de la costa oeste del equipo. Pero el hecho de que el club aún no tenga un cronograma para su próxima asignación de rehabilitación significa que no lanzará en las Grandes Ligas al menos hasta después del receso por el Juego de Estrellas, en el mejor de los casos.

El derecho necesitará aumentar hasta cinco o seis entradas a lo largo de un puñado de asignaciones de rehabilitación, lanzando cada cinco días, antes de que el club pueda pensar en colocarlo en la rotación, pero ¿cuándo será eso? Aparentemente nadie lo sabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba