Clayton Kershaw habló de la nueva pelota: ¿la responsable de la epidemia de no hitters?

Cuando Clayton Kershaw consiguió su juego sin hit ni carreras el 18 de junio de 2014, lo celebró por todo lo alto. Había logrado una meta que, quizás no estaba dentro de sus prioridades, pero que como lanzador quería lograr en algún momento. Para esa campaña, ya otros cuatro pitchers habían dejado sin indiscutibles ni anotaciones a una ofensiva rival y el abridor de los Dodgers sentía que eran demasiados.

Para 2021, cuando apenas su superó el mes del calendario regular, ya se concretaron seis no hit no run. Podrían ser siete si considera que Madison Bumgarner, quien lanzó siete episodios son hit ni carreras, es parte de ese grupo. Pero ya sea que lo tome en cuenta o no, Kershaw piensa que son demasiados y no es bueno para el juego.

¡Tamaña ironía! Un lanzador, que se gana la vida por evitar que los bateadores sean exitosos, se quejó de que los toleteros están siendo dominados. Además, Clayton Kershaw no dudó en culpar a Major League Baseball (MLB) que, en su deseo de buscar un mejor ritmo de juego, modificó la pelota para disminuir los cuadrangulares. Suena como un paraíso para los pitchers, sin embargo, no para alguien que estará entre los mejores serpentineros de todos los tiempos.

“No es bueno, te lo diré “, dijo Kershaw, tres veces ganador del premio Cy Young. Luego, el zurdo se refirió a la decisión de las Grandes Ligas de cambiar las especificaciones de la pelota este año para reducir los jonrones. “Creo que, sea cual sea la intención con la nueva pelota o lo que sea, realmente no ha hecho nada. Puede que haya menos jonrones que supongo que quieren, pero no conozco las estadísticas de todo eso. Pero sé que los ponches son los mismos y creo que vi algunas estadísticas de abril. Ese fue el mes con peor bateó en la historia de algo“.

Ya en Triángulo Deportivo se habló de los posibles motivos por la gran cantidad de no hitter en la actual temporada. El ritmo que tienen hacen predecir que será un año histórico para los juegos sin hit ni carreras y la nueva pelota, creada para “tener menor rebote”, es el principal señalado.

Clayton Kershaw tiene razón: la ofensiva se lanzamientos

Quizás puede recomendarle a Clayton Kershaw que haga silencio. Los próximos números provocarán que los amigos del abridor de los Dodgers le piden que no los envíe a MLB, porque solo pueden facilitarle la carrera.

Pero también hubo 1.092 ponches más que hits. Además, se estableció un récord en abril , siendo el mejor con peor promedio de indiscutibles por encuentro: 7.63 hits por juego. Algunos lanzadores han sugerido que la nueva pelota de béisbol tiene costuras más altas, lo que provoca más resistencia para evitar jonrones, pero también les permite crear velocidades de giro más altas en los lanzamientos.

Antes de la jornada del miércoles, en el que se concretó otro no hitter, en la Liga Nacional había un promedio colectivo de .235, que sería el más bajo en la historia del circuito. La Liga Americana no va a ritmo de marca, pero tampoco es que están mucho mejor: .238. Son algunos números que fácilmente explicarían la epidemia de los no hitter.

“Los juegos sin hits son geniales y tengo todo el respeto del mundo por Corey Kluber y Bum y todos esos muchachos que han lanzado juegos sin hits», dijo Kershaw. “Pero que ocurra uno cada noche … probablemente no sea bueno para el juego. Los fanáticos quieren ver algunos hits, lo entiendo. Y algo de acción y no mucha gente ponchándose”.

“MLB, has fallado”

A veces querer resolver un problema puede provocar otro más grande. Es cierto que dentro de las mayores el juego se volvió menos atractivo porque los cuadrangulares estaban desbordados, pero cambiar las propiedades de las pelotas para que se fueran menos del parque inclinó la balanza a favor de los lanzadores. La ventaja se mantiene, solo que cambió de manos.

Y el problema persiste: hay menos acción dentro del campo, porque hay más ponches y menos roletazos. Y los elevados se quedan dentro del campo, sin crear esa emoción/tristeza de los cuadrangulares.

Clayton Kershaw habló de la nueva pelota
Las pelotas de MLB cambiaron para 2021/ AFP

Hasta el momento en el que Spencer Turnbull concretó el quinto no hitter de la temporada, se habían conectado 1.420 cuadrangulares en las Grandes Ligas. La media de vuelacercas es de 1.14, la menor de las últimas cinco campañas de las mayores.

¿Cómo no culpar de eso a la nueva pelota?. El comunicado dejó claro que las pelotas creadas por la marca Rawlings serán un décimo de una onza más livianas. Eso provocará que tenga un menor efecto rebote tras impactar con el bate, por lo que será evidente que la cantidad de conexiones de largo recorrido bajarán para la siguiente zafra.

“Así que aprecio el intento que MLB ha intentado hacer, pero creo que parece que han fallado hasta ahora. Ya veremos. No sé”, cerró Kershaw.

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba