La marca que demuestra la importancia de Eduardo Rodríguez para Boston

El beisbol en un deporte lleno de números y rachas. Continuamente se utilizan los guarismos para enaltecer o demostrar un mal momento de un beisbolista. Hasta la más rebuscada estadística aparecerá para contextualizar una actuación. Pero la que transcendió luego de la última apertura de Eduardo Rodríguez demostró su importancia para los Red Sox; no es una exageración.

Rodríguez se subió al montículo por Boston para enfrentarse a los Orioles el pasado domingo. Consiguió la victoria, como ya lo había hecho sus tres apariciones anteriores, y los Red Sox sumaron otro triunfo, que lo mantuvo como el mejor equipo de la Liga Americana.

Pero antes del juego había presión sobre el venezolano. La noche anterior, los Red Sox utilizaron en demasía a sus relevistas y llegaron al final de la serie contra los Seattle Mariners, por lo que necesitaban una presentación sólida y extensa de su as de la rotación.

¿Cuál fue la actuación de Eduardo Rodríguez? Lo que habitualmente hace. El criollo lanzó siete entradas en las que recibió seis inatrapables y tres carreras. Ponchó a ocho rivales y no concedió boletos, lo que dejó en posición a Boston a ganar otra serie. Ahora con 14 triunfos y nueve derrotas en la temporada, los Medias, líderes de la División este de la Liga Americana, tienen récord de cuatro ganados sin derrotas durante las aperturas de Rodríguez y 10-9 cuando todos los demás inician.

Bien lo informó el periodista Peter Gammons cuando se preguntó la importancia de Eduardo Rodríguez para los Red Sox. “Desde el comienzo de la temporada de 2018, Boston tiene marca de 49 triunfos con 19 derrotas cuando abre el juego”, aseguró el reputado reportero.

“Eso es lo que hacen los ases, ¿no? Se ponen al equipo sobre la espalda y nos cargan hacia la victoria”, declaró el mánager Alex Cora a MLB. “No comencé bien, pero el hecho de que esté lanzado muchos strikes y abanicando a los rivales es bueno. Tuvo la capacidad de elevar su recta y usar el cambio. Nos dio siete sólidos innings”.

Más números sobre Eduardo Rodríguez

Un triunfo contra los Marineros no es necesario para demostrar la importancia de Eduardo Rodríguez, ¿verdad? También existe otra que, quizás, si consiga impresionar al más exigente aficionado del beisbol.

Eduardo Rodríguez extendió a 32 su cadena de aperturas en las que completó por lo menos cinco episodios. Desde el 4 de mayo de 2019 el venezolano trabajó esa cantidad de entradas durante sus presentaciones y le dio descanso a sus compañeros relevistas. Para mostrarle la dificultad de esa marca, los únicos dos lanzadores activos en las Grandes Ligas con una racha más larga son el ganador del Cy Young en 2020 Shane Bieber (37 aperturas) y Justin Verlander (33).

«Quiero decir, ese es el objetivo de un lanzador abridor», explicó Rodríguez. “Creo que aprendí de la manera difícil, porque antes lanzaba cuatro entradas la mayoría de las veces. Tengo que agradecer a los veteranos que estuvieron aquí conmigo y al que todavía está aquí. (Chris) Sale. Me ayudaron mucho, me han estado presionando todo el tiempo incluso AC (Alex Cora). Quiero decir, muchos me ayudaron a llegar a este punto».

De todos ellos aprendió a darle más prioridad a la ubicación que a la potencia de su recta. Por eso no se preocupó cuando durante su calentamiento notó que la recta no tenía mucha fuerza. Durante su presentación contra Baltimore promedió 91.8 millas por hora en su recta, una media inferior a la que tiene en la temporada (93.26 MPH).

«Diré que, al comienzo de mi carrera, solo estaba tratando de lanzar con fuerza y ​​ahí es cuando permitía muchas más carreras porque me fallaba la ubicación», expuso Rodríguez. “Aprendí eso de mis compañeros de equipo. De los veteranos como Porcello, David Price, cuando también estaban aquí. Me decía que incluso si no tienes ese poder en la recta, vas a intentar localizar lo poco que tengas. Así es como lo hice hoy. Sabía que mi bola rápida no estaba allí, así que estaba tratando de ubicar donde el receptor y yo las queríamos».

A veces tiene fuerza y otras salidas no. Sin embargo, en ninguno de los dos escenarios evitará que Eduardo Rodríguez haga su trabajo y, en el peor de los casos, evitará que sus compañeros lanzadores se desgastes por la inefectividad del abridor.

“Ahora parece que tiene precisión con todo. Bolas rápidas altas, rectas cortadas, sliders, todos esos lanzamientos. Creo que eso es lo que hacen los lanzadores. Los buenos lanzadores salpican todas sus rectas, todos sus lanzamientos», cerró Christian Vásquez, receptor de Boston.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba