El día que un rayo apagó la iluminada carrera de Géremi González

Decir que un rayo apagó algo, trae consigo muchos problemas gramaticales, pues visualmente este tipo de fenómeno natural alumbra el cielo. Sin embargo, cuando se recuerda la fatídica partida del lanzador venezolano, Géremi González a causa de recibir una descarga, terminó con su brillante carrera.

Tal día como hoy 25 de mayo, pero de 2008, el ex serpentinero de las Águilas del Zulia y Navegantes del Magallanes falleció tras ser impactado con un rayo en su cuello, mientras manejaba una moto de agua en el Zulia.

El deportista, de 33 años, fue impactado por la descarga eléctrica en la nuca. Le partió la cadena de oro. Ocurrió en la Costa Oriental. Fanáticos se acercaron a una marina de Isla Dorada para dar el pésame a los familiares.

Lo que parecía una tarde de disfrute para el pitcher Géremi González se convirtió en una noche de tragedia, cuando un rayo lo mató mientras paseaba en una moto de agua a orillas del Lago, cerca de la población de Punta de Palmas, en el municipio Miranda.

El trágico suceso ocurrió a las 7:00 de la noche, mientras González, compartía con un grupo de amigos con el que salió desde tempranas horas de la mañana hacia el lugar, para pasar una velada antes de irse el día siguiente a Estados Unidos.

Un rayo fulminante

La información que se llegó a manejar es que estaba lloviendo mucho mientras el serpentinero estaba manejando su moto acuática en la Playa Punta de Palma de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo.

Se llegó a decir que como colgaba una cadena alrededor del cuello, este sería el objeto que atrajo el rayo a la humanidad de González, quien murió instantáneamente a través de la descarga eléctrica sufrida por el citado impacto en su cuerpo.

Su carrera iluminada por ser un luchador

Cuando se revisan los números de Géremi González se puede percibir que no era un destellante lanzador como el caso de un Johan Santana o Félix Hernández. Sin embargo, su papel de guerrero le dio la etiqueta de ser una pieza asegurada para los momentos más indicados.

Un total de 15 temporadas en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, en las que se repartió 13 con los rapaces y tres con los eléctricos. Allí dejó récord de 33-35 con efectividad de 3.26 en total. Lo que si lograba ser indetenible era su manera de ser frío en las postemporadas.

González reforzó a Magallanes, Tiburones de La Guaira, Tigres de Aragua, Leones del Caracas y Cardenales de Lara. Siendo campeón con los turcos, rayados y melenudos.

En la postemporada es donde entra su verdadero sinónimo de carrera electrificante. Pues lanzó 50 juegos, abrió 30 con 6 equipos diferentes, ganó 15, perdió 13, 4 salvados, 3.62 de efectividad. Tres anillos de campeón.

No pasó por debajo de la mesa

En las mayores debutó con los Cachorros de Chicago el 27 de mayo de 1997, para luego durar dos zafras más con los oseznos, pasar a los Rays de Tampa Bay, Medias Rojas de Boston, Mets de Nueva York y Cerveceros de Milwaukee.

Su paso por las Grandes Ligas quedó registrado con foja de 30-35, porcentaje de carreras limpias admitidas de 4.93 en 572.2 innings de labor. Abrió 83 encuentros, finalizó 11, completó cuatro con dos blanqueos y recetó 314 ponches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba