El duelo monticular del Caracas-Magallanes será de talla mundial

Este jueves, la rivalidad perenne entre los Leones del Caracas y los Navegantes del Magallanes se mudará al estadio Universitario, con una batalla entre dos jóvenes pitchers que conquistaron el planeta este año, aunque ninguno de los dos ha llegado a las Grandes Ligas.

Jesús Vargas y Wikelman Ramírez formaron parte del regimiento monticular con el que la selección nacional de Venezuela ganó, hace mes y medio, el Campeonato Mundial Sub23 en México. Debutantes en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, la temporada 2021-2022 les ha dado la oportunidad de citarse, ahora como adversarios, en la enemistad más antigua de la pelota local. “Este juego va a marcar nuestras vidas”, afirma el caraquista Vargas, por más que, a los 23 años, se mira por el parabrisas, nunca por el retrovisor.  

“Para mí es un sueño hecho realidad”, afirma Vargas, oriundo de Macuto, estado La Guaira (hasta hace poco hubiera sido Jesús Vargas, del estado Vargas). “Saldré a darlo todo, porque ese será un juego grandioso. Vi muchos juegos Caracas-Magallanes por televisión, pero nada como vivirlo”.

A Vargas, quien mostró control este año en la filial clase A fuerte de los Dodgers de Los Ángeles, le tocará enfrentar al equipo del momento. Los turcos están en la cúspide del andamiaje clasificatorio luego de cinco victorias seguidas. Su ofensiva ha sido un vendaval, que puede arrastrarlo si se descuida. “Es un equipo con mucha gente de experiencia”, concede el diestro, con efectividad de 9.95 en dos presentaciones. “Ya los vi en los juegos contra ellos en Valencia y lo que uno debe hacer es ponerse encima en la cuenta y atacar siempre la zona”. El costeño tiene en la recta su tiro predilecto, aunque hay reportes que aseguran que usa el cambio contra los zurdos de manera eficaz.   

Vargas asegura no haber comentado el tema con Ramírez, pero piensa que el abridor de la Nave debe estar tan emocionado como él. “Nada como salir al terreno y verse con alguien que vivió contigo una gran historia, como fue ganar el Mundial”.

Si sus compañeros de los Leones del Caracas le preguntaran qué deben hacer para contrarrestar los pitcheos de Ramírez, ¿qué les diría Jesús Vargas? “Que sean agresivos porque él es un lanzador que está buscando la zona todo el tiempo”, fue respuesta.

Wikelman Ramírez: en la orilla carabobeña

El escopetero carabobeño Wikelman Ramírez fue clave para que Venezuela dominara el orbe en la categoría Sub23. Dejó efectividad de 1.11 en 12.2 episodios de labor durante la cumbre de México y pintó de blanco a los anfitriones durante siete entradas en la final. Ahora le toca lanzar el primer Caracas-Magallanes de su carrera. Ha sido un 2021 de emociones fuertes para este derecho. “Para mí es un sueño que voy a cumplir y un gran orgullo”, afirmó el diestro valenciano de 21 años de edad, que no tenía afiliación a la LVBP hasta pasearse por el mundo con la V en el pecho. “Abrir un Caracas-Magallanes y lanzarle al Caracas era una de mis metas y estoy enfocado en hacer un buen partido”, añadió en declaraciones ofrecidas al departamento de Prensa de los filibusteros. Ramírez presenta efectividad de 3.27 y declaró para una nota de LVBP.com que logró mejorar la localización de sus envíos, así como la calidad de su recta, su cambio y su slider en la academia de Víctor Izaguirre.  

“Vargas es un pelotero muy competitivo”, dijo Ramírez sobre Vargas, quien ahora será su contraparte. “A él le gusta atacar a los bateadores temprano y guerrear hasta el final. Lo conozco bien y sé que será un buen juego. A mis compañeros les diría que se cuiden mucho de sus pitcheos quebrados, sobre los cuales tienen mucho comando. Les recomendaría que le brinquen a los primeros pitcheos porque a él le gusta montarse temprano en la cuenta. Y cuando él se pone arriba en la cuenta… cuesta verlo equivocarse”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba