Ender Inciarte usa la realidad virtual para mantenerse en forma

En la comodidad de su casa y, en medio de una pandemia, Ender Inciarte vio cómo una recta de 99 millas por hora de Jacob deGrom impactó en la mascota del receptor. Luego, entendió el movimiento de esa curva rasante de Craig Kimbrel. Todo, sin pisar un campo de pelota.

Porque ante la incertidumbre si habrá o no temporada de las Grandes Ligas, pero la necesidad de mantenerse en forma, Inciarte tuvo que ser creativo. Por eso, acudió a la realidad virtual, un avance tecnológico que le permite ver al lanzador que deseo y simular una práctica de bateo.

“Trato de ver a los pitcher que me parecen difíciles cuando me toca enfrentarlos y me ayuda para ver la velocidad de la pelota”, confesó Inciarte en una entrevista para El Camerino TV. “Lo compré hace dos meses. Creo que me va a ayudar a mantenerme activo”.

La realidad virtual, al menos, cuenta con antecedentes que invitan al zuliano a ser optimista con el experimento. Paul Goldschmidt, productor de 243 cuadrangulares en Grandes Ligas, usa la realidad virtual en sus entrenamientos. D.J LeMahieu, bateador de .302 de por vida en el máximo nivel, es otro de los que lo utiliza el novedoso programa.

“Es una forma de mantener mi vista lista. Para eso están los entrenamientos primaverales, porque la vista necesita más que unos turnos al bate para acostumbrarse a la velocidad de los pitcheos”, continuó Inciarte. “El programa me ayuda también a ver el ángulo de los envíos. Es muy efectivo”.

El procedimiento es más sencillo de lo que parece. Ender Inciarte explicó que se pone unos lentes y configura la simulación para enfrentarse a un serpentinero determinado. En ocasiones enfrenta a zurdos, otras a derechos. Va cambiando rivales con más o menos velocidad, y distintos lanzamientos quebrados. El procedimiento lo hace dos o tres veces por semana, aunque espera aumentar sus sesiones pronto.

“Tengo unos sensores que se los coloco al bate y así le hago saber al programa que estoy listo para el siguiente pitcheo. No me dice nada de contacto, pero sí si estoy haciendo swing a envíos que están dentro o fuera de la zona de strike”, añadió.

Defensiva de Ender Inciarte, la deuda en la pandemia

Con ayuda de la tecnología, Ender Inciarte encontró la forma para perfeccionar algunos detalles durante la cuarentena. Sin embargo, en el lado defensivo no encontró una posibilidad. Para trabajar esa área necesita correr y cumplir determinadas rutinas que necesitan un espacio más amplio al de su sala.

“Voy a necesitar esas dos semanas en los entrenamientos. Así trabajar todos los días: tomar roletazos, la reacción, coger elevados, realizar disparos y mantenerme saludable”, explicó el patrullero de los Bravos de Atlanta.

Afortunadamente para Inciarte, el aspecto defensivo no es un inconveniente. Tiene tres Guantes de Oro en sus vidrieras y en 2020 seguramente no ganó el cuarto porque solo participó en 65 encuentros. Y es precisamente eso lo que desea asegurar para 2021, estar saludable.

“Las lesiones llegaron en un momento cuando no me lo esperaba. Espero competir de nuevo en la próxima campaña y si es la voluntad de Dios, ganar otro Guante de Oro pronto”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba