Flojo inicio de estrellas en MLB: ¿Motivo para preocuparse?

El promedio de bateo de Christian Yelich, continuo candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, está lejos de los .300 puntos. El rey de los cuadrangulares en 2019, Pete Alonso, solo sacó una pelota del parque en sus primeros 13 encuentros de la temporada y Ronald Acuña Jr. el favorito de muchos para ser la máxima figura, no arrancó como pensaban. ¿Qué les pasa a las estrellas de las Grandes Ligas?

En una temporada normal, de 162 encuentros, quizás no es motivo para alarmarse. Un flojo inicio es bastante común en el beisbol. Sin embargo, en una temporada en la que solo se disputarán 60 encuentros, un comienzo tambaleante puede significar una eliminación.

“A veces verás a buenos jugadores tener años realmente malos”, aseguró Yelich a MLB. “Esas cosas pasan. No solo a los bateadores, sino a los lanzadores también. No tienes esa gran muestra, por lo que si tienes un comienzo difícil, realmente estás en problema».

El caso de Yelich es el más interesante en las Grandes Ligas. En sus primeros ocho encuentros, el ganador de un premio al Jugador Más Valioso tenía un saldo de +3 carreras creadas ponderadas, el sexto valor más bajo entre todos los bateadores de las Grandes Ligas con un mínimo de 30 turnos.

“Es realmente agotador cuando un jugador no obtiene los resultados que desea”, afirmó el mánager de los Cerveceros de Milwaukee, Craig Counsell, quien no alineó a Yelich, su máxima estrella, como un descanso mental. “Tomé una decisión, pero tuvimos una buena conversación. Creo que era obvio que era lo correcto”.

Para Acuña, hay otro de esos datos que alarman. En 13 encuentros, el venezolano se ponchó en 21 oportunidades, la mayor cantidad para un toletero en todas las mayores. Además, solamente se robó una base, otra de sus principales virtudes en un campo.

Ronald Acuña Jr. / Kevin C. Cox/Getty Images/AFP

La temporada de 2020 seguramente será recordada como la más incómoda para las estrellas. Su rutina, fundamental y protegida por los beisbolistas, fue alterada drásticamente. La pretemporada pasó de ser de mes y medio en los entrenamientos primaverales, a solo tres semanas, por lo que el ritmo deportivo no llegará tan fácil como en otros años.

“Tenía cinco o seis semanas en cuarentena cuando comencé a trabajar de golpe… No quiero llamarlo un ataque de pánico, pero sabía que habían pasado seis semanas y no había tenido un estiramiento. Ni había ejercitado mi brazo, ni las caderas”, afirmó el derecho de los Piratas, Trevor Williams. “No hice nada en ese tiempo, porque no podía. Por lo general, eso es parte de mi rutina diaria”.

Lesiones también frenan a las estrellas

La primera semana de la temporada 2020 en las Grandes Ligas mandó un mensaje: las lesiones proyectan un ritmo histórico. En ese momento, 14 lanzadores ingresaron a la lista de lesionados solo con cinco jornadas. En la actualidad, la cifra aumenta y afecta a las estrellas.

Mike Soroka, figura de la Liga Nacional y abridor de los Bravos de Atlanta, se perderá el resto de la temporada por un desgarro en el tendón de Aquiles. Jeff McNeill, estelar pelotero de los Mets de Nueva York, se lastimó la última semana. Robinson Canó, Ozzie Albies ingresó a la lista de lesionados. Por su parte, el cerrador de los Astros de Houston, Roberto Osuna, será sometido a una operación Tommy John.

Mike Soraka al salir lesionado del encuentro / David J. Griffin/Getty Images/AFP

“Si el número de lesionados escala aceleradamente, tendremos un problema”, aseguró un coach de pitcheo al periodista Eno Sarris. “Muchos jugadores tomaron las prácticas como unas vacaciones. Quizás ese sea uno de los motivos”.

Un flojo comienzo quizás no es motivo de alarma en las estrellas. Sus condiciones, sobre la media, lo volverán a la producción acostumbrada. Sin embargo, las lesiones en las Grandes Ligas siguen en alza, lo que sí puede traer consecuencias a futuro a los beisbolistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba