Félix Hernández no le teme al declive

Mucho tiempo pasó desde que su recta superó a los bateadores rivales con una facilidad pasmosa. También pasaron años desde que su llegada al Spring Training causó una conmoción y las garantías de que iba a tomar la pelota el Opening Day nadie las dudaba. Pero las cosas cambiaron. La versión de Félix Hernández con los Orioles es distinta, por lo que su percepción es diferente.

Ahora está en primavera en la lucha por un puesto en la rotación de Baltimore. No tiene nada garantizado dentro de los oropéndolas y pelea por sorprender al cuerpo técnico con sus armas más amelladas desde que llegó a las Grandes Ligas.

Durante su primera aparición en la pretemporada, cuando Félix Hernández concedió dos carreras en dos innings contra los Tigers, el criollo mostró una recta débil. Los radares del estadio mostraron que llegó a las 86 millas por hora y, aunque ponchó a dos rivales, no lució como un envío con la potencia suficiente para dominar en el máximo nivel del beisbol.

Fue algo que generó dudas. No fueron pocos los reporteros y aficionados que señalaron la velocidad de los pitcheos de Hernández, aunque no fue una noticia que preocupó al lanzador.

, afirmó durante una entrevista para MLB. «Creo que estuvo en un máximo de 88, pero es el primer día tras un año de ausencia».

Es una discusión que no es nueva. La potencia de la recta de Félix Hernández es un tema repetido. Desde 2016 inició un declive constante y que no pudo detener pese a rutinas de fortalecimiento físico durante las temporadas bajas.

AñoVelocidad promedio de la recta
201691.21
201791.29
201890.43
201990.43

Tampoco pareció un problema para los Orioles. El equipo quedó conforme y las millas por hora que señalaron las pistolas de velocidad de los lanzamientos no serán un condicionante al momento de tomar una decisión. Especialmente si Hernández muestra capacidad para dominar a los rivales, incluso con su mermado sinker.

«Creo que realmente hizo un buen trabajo. Es la primera vez que lanza en un año», reconoció el mánager Brandon Hyde cuando le consultaron sobre la pérdida de fuerza del venezolano. «Creo que hizo un buen trabajo combinando velocidades».

¿Motivo para preocuparse?

Félix Hernández firmó un contrato para ganarse un puesto dentro de la rotación de los Orioles. Luce como el equipo perfecto, porque no tendrá mayor competencia y más paciencia para quedarse con el equipo, sin embargo, en la peor división para ser abridor.

Los rivales que tendrá el criollo tienen las ofensivas más potentes del beisbol. Peloteros que, ante un lanzamiento sin mucha velocidad, lo castigarán con una contundencia que le costará mucho a un serpentinero.

Especialmente cuando sobran los artilleros en el Este de la Liga Americana. Los Red Sox agregaron a Kiké Hernández y Hunter Renfroe a su alineación. Los Blue Jays se quedaron con George Springer, quizás el mejor bateador disponible según la sabermetría y los Rays podrán utilizar a esa camada de prospectos que no lograron debutar durante 2020 por la pandemia. Además, Giancarlo Stanton, Aaron Judge, Gleyber Torres y D.J. LeMahieu siguen con los Yankees.

Félix Hernández sabe en qué falló

La primera audición de Félix Hernández con los Orioles fue tambaleante. Mostró problemas para ubicar los lanzamientos en la zona de strike y la energía se le acabó durante su segundo episodio. Más allá de la velocidad, hay otros aspectos que lo perjudicaron.

Pero fue su primera aparición en un encuentro luego de un año inactivo. El derecho de 35 años de edad no quiso lanzar en 2020 por precaución por la pandemia que provocó el coronavirus y perdió esa continuidad a la que estaba acostumbrado y que es tan importante para un beisbolista.

«Sentí que lanzaba muy rápido al plato, como si estuviera apresurando el lanzamiento. Me abrí demasiado rápido», señaló el venezolano tras su debut con los Orioles de Baltimore el sábado. «Seré mejor al final del campamento de primavera».

Pero la pregunta es, ¿cuán mejor será Félix Hernández? Baltimore necesita episodios de un brazo experimentado y el criollo un equipo para ensanchar sus oportunidades para ir al Salón de la Fama.

Lo último que mostró en las Grandes Ligas no invitan al optimismo. En 2018 terminó con foja de 8-14 con una efectividad de 5.55, al año siguiente registró foja de 1-8 y efectividad de 6.40 y fue el fin de su carrera en Seattle. Luego lo intentó con Atlanta y ahora lo hace con los Orioles.

Es lo que buscará. Con sus armas con menos filas, sus cañones debilitados, aunque que con la misma confianza de su reinado con Seattle.

4 comentarios

  1. 655133 860649I want to thank you for the exceptional post!! I certainly liked every bit of it. Ive bookmarked your web site so I can take a appear at the latest articles you post later on. 56306

  2. 472318 471405Some genuinely good and utilitarian information on this internet website , likewise I feel the layout has wonderful functions. 878594

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba