Félix Hernández: “Este es el tipo de pitcher que soy ahora”

Todd Frazier, experimentado pelotero que busca un puesto con los Pittsburgh Pirates, expuso de una forma que nadie había hecho a Félix Hernández. Durante el encuentro ante los Orioles, en el que el venezolano realizó su segunda aparición en el Spring Training, el estadounidense se paró en la caja de bateo con un audífono y estableció comunicación con los comentaristas del canal que televisó el enfrentamiento.

Entre chistes y un poco de didáctica, Frazier reveló lo mucho que habían cambiado los lanzamientos de Hernández. “Tienes más tiempo del que piensan cuando alguien lanza tan lento. Solo dejo que mis manos trabajen”, declaró segundos antes de soltar un largo doble al jardín izquierdo.

Porque la realidad es que la pistola de velocidad dejó de marcar esa centellante recta que arrojó durante su primera década. Ahora marcó que su debilitado sinker llegó mayoritariamente a las 86 millas por hora (MPH) a la mascota del receptor. Mientras que el departamento de analítica de Major League Baseball (MLB) enseñó que Félix Hernández ya no retó a los rivales, sino que intentó burlarlos con cambios de velocidad y pitcheos engañosos.

“Ese es el tipo de lanzador que soy en este momento”, declaró Hernández al Baltimore Sun luego de que recibió cuatro carreras, tres de ellas limpias, en 2.2 episodios. “Creo que puedo llegar a 91 millas por hora, lo hice el año pasado. Pero es el tipo de pitcher que soy ahora. No me importa la velocidad. Solo quiero hacer outs. Eso es todo”.

El problema es que, con esas herramientas, no fue nada efectivo. Durante su debut mostró ciertas luces que invitaron al optimismo, pero los maderos de los Pirates lo golpearon con contundencia. Cinco de las 11 pelotas que pusieron en juego salieron con una velocidad superior a las 95 mph. El jonrón de Anthony Alford, salió disparado del bate a 108.8 mph.

Félix Hernández tiene un problema y lo notó

El debate de la velocidad de los pitcheos fue incesante durante los últimos años de la carrera de Félix Hernández. Respondió sin cesar las preguntas que iban en esa dirección, pero ahora entendió que sí es un problema.

Porque es sencillo: como ya no lanza con tanta fuerza, los bateadores rivales solo esperan los envíos quebrados. Como mayormente recurre a ellos actualmente, muchos hacen como Frazier y no terminan engañados. Se sientan a esperar hasta que llegue la curva o el cambio.

«Están reaccionando un poco diferente», dijo Hernández. «He estado recibiendo muchos rodados con mi sinker, pero estaban esperando mi curva y mi cambio. La mayoría terminaron en extrabases».

Dentro del beisbol actual, en el que abundan las rectas superiores a las 98 millas por hora, los brazos más debilitados no tienen muchas ventajas. Los bateadores castigarán los envíos sin tanta potencia. Incluso con un buen movimiento, como ilustró Todd Frazier, los toleteros simplemente reaccionan en lugar de estar nerviosos en la caja de bateo.

Números no ayudan a la candidatura

No era muy difícil pensar que los Orioles eran el destino perfecto para Félix Hernández. Al menos porque iba a contar con mayores posibilidades de quedarse con un puesto en la rotación por la poca competencia. Pero claro, tendrá que llegar una mejor imagen.

Félix Hernández-Orioles-Velocidad
Félix Hernández busca un puesto con Baltimore- Foto @Orioles

Hernández tiene efectividad de 9.64 durante sus dos primeras aperturas. Ponchó a tres rivales en 4.2 episodios, con un WHIP de 1.71. Números que amenazan cualquier deseo de iniciar la zafra en las Grandes Ligas.

“Era un nivel diferente cuando estaba en el montículo”, dijo el manager de los Orioles, Brandon Hyde, aunque siempre en pasado. Resaltó la potencia de sus pitcheos y los rivales abanicaron… durante sus años mozos en Seattle. “Era tan dominante, y siempre fue un espectáculo”.

Ahora el presente luce tumultuoso. Especialmente porque Félix Hernández todavía no encontró cómo ser efectivo con el tipo de pitcher que es actualmente y que cada está más seguro de que su reinado desapareció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba