Gerrit Cole en el ojo del huracán

El nombre de Gerrit Cole fue uno de los primeros que apareció en las sospechas de lanzadores que utilizaron sustancias para mejorar el agarre de la pelota. Incluso, uno de los responsables en suministrar esos productos entre los jugadores de las Grandes Ligas lo señaló y hasta afirmó que el estadounidense estaba muy interesado en comprar más productos.

Pero ni esa denuncia, acompañada de capturas de conversaciones entre Cole y el vendedor, no dejaron de ser una sospecha. Sin embargo, esa acusación aumentó su nivel de credibilidad por el comportamiento del abridor de los Yankees en la rueda de prensa previa al compromiso del pasado 8 de junio ante los Twins.

Gerrit Cole dudó, pausó y se incomodó cuando le preguntaron si había utilizado en el pasado una sustancia para mejorar el agarre de la pelota. Cuando encontró las palabras para contestar, no negó ni confirmó que había recurrido a algún liquido pegajoso, lo que elevó las sospechas del mundo del beisbol sobre el pitcher, considerado uno de los más dominantes de la actualidad.

«No [pausa larga] … no sé … no sé muy bien cómo responder eso, para ser honesto», dijo Cole durante su videoconferencia con los reporteros. «Hay costumbres y prácticas que se han transmitido de jugadores mayores a jugadores más jóvenes, de la última generación de jugadores a esta generación. Creo que hay algunas cosas que ciertamente están fuera de los límites en ese sentido”.

Entre dudas e inconsistencias, Cole no se defendió de las dudas que cayeron sobre él durante el último fin de semana. Justo cuando Buster Olney, de ESPN, informó que Major League Basehall (MLB) instó a los árbitros a revisar repetida y aleatoriamente a los lanzadores para detectar sustancias extrañas, Gerrit Cole mostró una disminución sustancial de la velocidad de giro de sus pitcheos. En esa presentación, Cole tuvo una disminución de 125 rotaciones por minuto en su recta de cuatro costuras la semana pasada cuando permitió cinco carreras en cinco entradas en una derrota ante los Rays.

«Simplemente no estoy sacando mi mejor entrega. Por supuesto, es algo que monitoreamos. Por supuesto, hay otras variables que también monitoreamos cuando evaluamos nuestro desempeño en cada juego. Intentas tomar tanta información como puedas de un jugador, y ciertamente ese es uno de ellos», afirmó Cole, quien recalcó que la disminución de la rotación de sus envíos fue por problemas en la mecánica. «Estamos tratando de mejorar esta semana y ponernos a trabajar. Estaré lo más preparado posible para mi próxima salida».

Josh Donaldson no se guardó nada ante Gerrit Cole

Normalmente los jugadores con estatus de estrellas tienen un aura de protección entre sus colegas. Evitan atacarlos por el respeto que infunden en el terreno de juego. No obstante, Josh Donaldson, quien también pertenece a esa cofradía de peloteros élites, decidió no cuidar las formas con Gerrit Cole.

Donaldson, al frente de los periodistas, se preguntó en voz alta si la disminución de la rotación de los pitcheos de Cole fue por la ausencia de sustancias pegajosas justo cuando MLB aumentó su inspección fue una casualidad. “¿Es una coincidencia que bajó la velocidad de giro de Gerrit Cole? No lo sé. Tal vez”, consultó el antesalista de los Twins.

«A los bateadores nunca les han importado los protectores solares, la resina y el alquitrán de pino. Eso no nos ha importado porque no es una mejora del rendimiento. Lo que estos muchachos están haciendo ahora es mejorar el rendimiento, donde es un tipo de pegamento real, prueba, a donde ya no se trata de comando», continuó Donaldson. «Ahora, se trata de quién está lanzando los envíos más incomodos, los lanzamientos más imbateables».

De nuevo, Cole no respondió tajantemente esa acusación, aunque sí mostró su incomodidad por recibir una acusación tan directa por otro pelotero. «Entiendo que este tema es importante para todos los que se preocupan por el juego. En lo que respecta a Josh, sentí que era una fruta madura, pero tiene derecho a opinar y expresar su opinión, así que sólo tengo otras cosas en las que necesito concentrarme», dijo.

MLB intenta retomar el control de la situación

En las Grandes Liga empezaron este año a buscar a los infractores. Con la ayuda de laboratorios independientes y mayor seguimiento de las métricas, buscarán a los lanzadores que utilizaron sustancias para mejorar el agarre de la pelota. Ya sea Gerrit Cole u otro pitcher de menos nombre en el beisbol.

Porque ya es una obvidad el problema. Además, es algo ilegal dentro del beisbol. Los lanzadores que, en claro desafío a la Regla 6.02 de MLB, en la que se deja claro que no está permitido “aplicar una sustancia extraña de ningún tipo a la pelota” o “tener en su posesión, cualquier sustancia extraña o adhiera algo a su mano, cualquier dedo o muñeca”.

“Ahora todo el mundo tiene lanzamientos para ponchar a los bateadores, y no puede ser que todos mejoraron durante los últimos tres años”, declaró a The Athletic, J.T. Realmuto, receptor de los Phillies. “Para ser honesto, todo eso que utilizan los ayuda mucho. Permitamos que los bateadores usen esteroides y los pitchers (usen las sustancias) para igualar todo”.

De terminar con esas prácticas, MLB cumplirá dos objetivos importantes para mejorar el atractivo de su producto. Se limpiará el juego y disminuirá el incremento de los ponches en la actualidad, por lo que aumentará el tiempo de acción en el campo. Sin embargo, es un problema que necesitará de acciones concretas e inmediatas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba