Héctor Santiago se defendió tras ser expulsado con «sustancia pegajosa»

En las Grandes Ligas finalizó la primera semana de inspecciones con solo un caso detectado. Héctor Santiago fue expulsado por tener una sustancia pegajosa en la mano, sin embargo, el lanzador de los Marineros de Seattle aseguró que esas marcas que tenía no era nada ilegal y que el escarnio al que fue sometido no era merecido.

De acuerdo a la defensa de Santiago, lo que vieron los árbitros fue una combinación de sudor con resina, algo que está permitido y a la vista de todos en un campo de beisbol. Se encuentra en esa pequeña bolsa que está ubicada detrás del montículo y que los pitchers utilizan para secarse la mano de la humedad.

“Sé que no estaba usando nada hoy”, declaró Santiago luego del encuentro. “Solo era sudor y resina. Ellos lo van a analizar, hacer todas las inspecciones científicas y se darán cuenta que solo era sudor con resina”.

Lo que comentó el dominicano está en lo cierto. Los árbitros retiraron el guante y la pelota que utilizó en el encuentro, los introdujeron en una bolsa de plástica y chequearán ambos artículos para determinar exactamente cuáles son las propiedades de esa sustancia. El resultado de esas pruebas determinará si Santiago recibirá una sanción o no.

Si esa mancha marrón era en definitiva resina con sudor, Héctor Santiago evitará una suspensión de encuentros sin derecho a pago. Sin embargo, si los laboratorios determinan que una sustancia ilegal para mejorar el agarre, el siniestro se convertirá en el primer jugador que recibe este tipo de castigo. Momentáneamente, se convirtió en el primer lanzador que expulsado de un encuentro por esa sospecha.

Héctor Santiago: ¿Culpable o inocente?

Desde el pasado 21 de junio, MLB modificó su reglamento para que los árbitros tuvieran más libertades para revisar a los pitchers. Actualmente no hará falta sospecha o una información, cada lanzador podría ser examinado de forma esporádica y por varias ocasiones durante un encuentro. En el caso de Santiago, detectaron que había algo extraño.

«Fue expulsado por cuando se inspeccionó su guante, por tener una sustancia extraña que estaba pegajosa en la palma interna de su guante», dijo el jefe de equipo de árbitros Tom Hallion después del juego. “Sí, se notó mucho y luego el resto de la tripulación inspeccionó para asegurarse de que todos estábamos de acuerdo. Los cuatro estuvieron de acuerdo en que era una sustancia pegajosa y por eso fue expulsado».

La expulsión de Santiago conlleva una suspensión de 10 juegos y los Marineros no pueden reemplazarlo en el roster mientras dure la suspensión. Los jugadores pueden apelar su suspensión, lo que seguramente será el caso de Santiago.

“Cuando Héctor salió del montículo, hoy hay entre un 85 y un 90 por ciento de humedad, con los muchachos sudando, él mismo se tomó resina. Phil (Cuzzi) dijo que pensaba que tenía algo pegajoso en el guante”, dijo el manager Scott Servais. “Pones resina en el sudor, es pegajoso. Por eso tienen una bolsa de resina ahí atrás».

Servais dijo que no tenía ninguna razón para pensar que Santiago eventualmente no será absuelto de ningún delito. “Nuestros muchachos están haciendo lo correcto. Están siguiendo la regla. Los árbitros están haciendo lo mejor que pueden en una situación difícil”.

Un proceso poco pulido

Solo tardó una semana para que iniciaran los chequeos por parte de los árbitros de las Grandes Ligas y ya se presentaron algunos contratiempos. Primero fueron los lanzadores Max Scherzer y Sergio Romo que mostraron su descontento por ser revisados y ahora una pugna por la defensa de Héctor Santiago.

Es un proceso que Major League Baseball (MLB) puso en práctica, pero que todavía no perfeccionó. Encontrar a lanzadores que utilizan sustancias prohibidas para mejorar el agarre de la pelota es una prioridad, sin embargo, el método para encontrarlos dejó mucho que desear en la primera semana.

“Es un poco confuso”, dijo Scherzer en su videoconferencia posterior al juego. “Si miras el turno al bate de Bohm, casi pongo una recta de 95 millas por hora en su cabeza porque la pelota se me escapó de la mano. Toda la noche estuve harto de lamerme los dedos y saborear colofonia toda la noche. Ni siquiera podía sudar de la parte de atrás de mi cabeza porque en realidad no era una noche cálida. La única parte que estaba sudada en mí era en realidad mi cabello. Así que tuve que quitarme la gorra para tratar de conseguir algún tipo de humedad en mi mano para mezclarla con la colofonia. Entonces, para mí, esa es la parte confusa. Solo estoy tratando de controlar la pelota”.

4 comentarios

  1. 286068 21183Fantastic beat ! I would like to apprentice whilst you amend your web website, how can i subscribe for a blog site? The account helped me a applicable deal. I had been tiny bit acquainted of this your broadcast provided shiny transparent idea. 632598

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba