Hunter Pence arruina no hitter de Jhonny Cueto de forma increíble

Los errores son parte del juego, por lo que si todas las jugadas respondieran a la lógica, el deporte fuera aburrido. De pronto eso es lo que le tocará pensar al lanzador dominicano de los Gigantes, Jhonny Cueto, quien lanzaba no hit no run en el sexto tramo ante los Dodgers hasta que Hunter Pence no pudo atrapar lo que parecía un manso fly.

El juego del sábado enfrentó a los rivales del estado de California. Los Dodgers recibieron a los Gigantes con un Jhonny Cueto que parecía estar en su noche. Transitó los primeros seis episodios sin permitir hits ni carreras.

Solamente el center field Chris Taylor pudo embasarse al recibir cuatro malas en el inicio de la tercera entrada. Eso no fue razón suficiente para que Jhonny Cueto perdiera la concentración, al contrario, siguió dominando a placer una de las ofensivas más temidas de la actual campaña.

Hasta que llegaron al quinto tramo, Cueto lucía intraficable. De los 15 outs cuatro habían sido por fly al jardín central, otros tantos al derecho; ponchó a tres y la misma cantidad falló con rodados al infield. Un bateador, el primera base Max Muncy, había levantado la pelota a las manos de Hunter Pence en la pradera izquierda.

Pero ese sexto tramo fue todo diferente. Precisamente Hunter Pence había anotado en carrera abriendo el inning luego de conectar sencillo. A la defensiva fue otra historia, el veterano de 14 años en Grandes Ligas se perdió en un alto fly conectado por Kike Hernández. Era tan alto que daba la impresión de que llegaba cómodo y con tiempo.

Sin embargo el jardinero se confundió. La bola puede haberse metido en las luces desorientándolo a la hora de ir a buscarlo. Caminó unos pasos hacia adelante, totalmente perdido, pero la pelota cayó cerca de la zona de seguridad. Mike Yastrzemski, el jardinero central, lo cubrió y tomó la misma después de rebotar en el césped, pero ya Hernández iba camino a la tercera almohadilla.

“Johnny tenía la magia y todo funcionaba. Estropear eso se siente absolutamente horrible. Se merece algo mejor”, dijo Pence a los periodistas después del juego, que terminaron ganando los Gigantes 5 por 4. Cueto se llevó la victoria.

Después de la jugada, Jhonny Cueto no fue el mismo

La imagen de Hunter Pence abriendo los brazos preguntando dónde está la pelota, se hizo viral. El anotador oficial del juego le dio triple a Enrique Hernández por lo que se había terminado la joya de pitcheo del dominicano Cueto.

Acto seguido, Austin Barnes la rodó por el shorstop para empujar la carrera y acabar con el blanqueo. Joc Pederson recibió boleto al igual que Cody Bellinger, para que Justin Turner la desapareciera por el jardín derecho para coronar un rally de cuatro anotaciones.

Cueto logró sacar out a Muncy para completar seis entradas y dejar el juego ganando. El relevo respondió y preservó la victoria.

“Todos mis lanzamientos estaban funcionando bien y me sentí cómodo. Creo que lo más frustrante fue la pelota que se perdió. Si eso es atrapado, el juego cambia y tal vez sacaba sin problemas la entrada. No hice muchos lanzamientos. Es difícil decir qué tan lejos pude haber llegado.

Jhonny Cueto

A pesar del mal rato, Cueto se convirtió en el octavo lanzador de República Dominicana con 300 aperturas en Grandes Ligas. Es el consuelo que le queda.

Jhonny Cueto pudo completar seis entradas aunque le terminaron anotando cuatro carreras / AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba