Ildemaro Vargas revivió su carrera en Lara y Arizona

Muchos peloteros sueñan con que todo salga a pie de letra en su carrera como profesional. Unos llegan al “Big Show” y logran atornillarse. Otros aprovechan la oportunidad que les otorgan. Pero muchos deciden tirar la toalla y rendirse. Ildemaro Vargas estuvo cerca de ese último aspecto y una organización diferente lo impulsó a no hacerlo.

Actualmente, el infielder cuenta con el apoyo de los equipos donde juega, pero fueron incontables baches por los que tuvo que transitar en el pasado.

Ildemaro Vargas es figura indiscutible de los Cardenales de Lara y pieza importante en el juego de los Cascabeles de Arizona. Es uno de los primeros jugadores llamados a retomar los entrenamientos, luego de la cuarentena.

“Cuando me dijeron que volveríamos a entrenar fue una noticia sumamente importante y alegre, como el primer día que subí a las mayores”, describió el grandeliga en un Live otorgado a María Santoro, directora de Triangulo Deportivo.

La temporada de beisbol de las Grandes Ligas se vio afectada y detenida por la presencia del Covid – 19, en los Estados Unidos. Todos los jugadores fueron enviados a sus hogares, sin poder salir tras las medidas de cuarentena. Sin embargo, la mayoría de ellos se quedaron en casa entrenando y Vargas siguió el ejemplo.

“Nunca paré de trabajar. Estuve entrenando con (Juniel) Querecuto y (Eduardo) Escobar. Luego de entrenar jugábamos dominó y así nos mantuvimos activos en cuarentena”, contó el nativo de Caripito, estado Monagas.

Un dogout lleno de buen ánimo

Una de las principales razones, en que Cascabeles demuestra la química que existe en sus filas, en la cantidad de jugadores criollos y, esa es una parte importante en la estadía de Vargas con los desérticos.

“Tener un equipo con tantos venezolanos es muy agradable, porque echamos mucha broma y nos ayudamos entre todos”, aseguró.

La carrera de Vargas tuvo muchos tropiezos en el beisbol. Primero no tuvo el chance con Caribes de Anzoátegui. Luego debió pasar muchas penurias en saber su destino en las menores. Sin embargo, con Arizona logró lo que Cardenales de San Luis no pudo confiarle.

“Yo tengo una carrera muy parecida a la de David Peralta, porque ambos salimos de San Luis y nos dejaron libres, casi nos rendimos del beisbol, pero Arizona nos dio una gran oportunidad”, relató Vargas, quien duró siete años en las filiales de los pájaros rojos.

La química que derrochan en Arizona no solo es por contar con ese grupo de criollos, pues la presencia latina está más que presente, algo que ayuda mucho en el desarrollo de todos los hispanos.

“Lo más importante es la amistad que consigues en este deporte. Aquí conseguí bastantes jugadores que otorgan una amistad que valoran y todo lo que me dicen es para bien y eso lo aprecio bastante”, confesó.

La confianza en el de Caripito

En 2017, Ildemaro Vargas realizó su ansiado debut en las Grandes Ligas. Allí presenció 12 encuentros, en los que demostró sus primeros dotes de utility. Luego, en el siguiente año, le tocó volver a demostrar que podían contar con él cuando fuera necesario. Sin embargo, en 2019 fue realmente, el curso donde su valor se incrementaría en el juego del estratega Torey Lovullo.

“Han sabido valorar el trabajo que vengo haciendo”, afirmó Vargas, que disputó 201 turnos al bate la pasada campaña. “Este año tenía que estar en el equipo si por que sí, porque debía cuidar mi espacio. El mánager me dijo desde el primer día del Spring Training que contaba conmigo para donde fuera en cualquier lado del cuadro”.

Ildemaro y Cardenales: Un mismo significado

Las últimas temporadas de la liga Venezolana de Beisbol Profesional, hay un reflejo claro, en que Cardenales de Lara es el equipo a vencer. Son más de cinco años seguidos en que han estado en las finales y suman dos campeonatos conquistados.

“Yo no había ni firmado y Tigres vivía el éxito de la dinastía, pero hoy en día se tiene que hablar de Cardenales de Lara, porque lo que se está haciendo es gracias al trabajo realizado estos últimos años”, declaró.

Vargas dejó claro, que la principal característica de los crepusculares es que todos son reconocidos como “Caballos” porque de una u otra forma aportan su granito de arena.

“Yo he escuchado que en Venezuela se nota mucho el ego de muchos jugadores, pero en Cardenales no existe eso. Con Lara todos nos cuidamos y somos muy unidos”, puntualizó.

Puedes revivir la entrevista ingresando aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba