Jared Porter, una prometedora carrera lanzada al abismo

Lo Mets pensaron que cuando habían contratado a Jared Porter como su gerente general, tenían al hombre correcto. Sus conocimientos de beisbol estaban contrastados, porque colaboró en las gerencias de los Boston Red Sox y Chicago Cubs que ganaron el título de las Grandes Ligas. Además, en cada una de las organizaciones que trabajó, solo tuvieron elogios. Parecía una decisión perfecta. Estaban equivocados.

Los Mets despidieron a Jared Porter, luego de que ESPN publicó un reportaje en el que una mujer aseguró haber sido víctima de acoso sexual por parte del directivo. Afirmó que recibió más de 60 mensajes por parte del ejecutivo, incluyendo material fotográfico explicito. De repente, ese individuo que parecía tener un futuro prometedor como gestor, se convirtió en un ser repudiado por Major League Baseball (MLB).

Jared Porter tenía un puesto importante dentro de los Mets

Pero, ¿quién es Jared Porter? Después de todo, fue un nombre que apareció continuamente durante las entrevistas para varios cargos dentro de las gerencias de los equipos de las Grandes Ligas. Se postuló para ser el líder de los departamentos deportivos en los Dodgers, Mariners y otras organizaciones que lo consideraron como un candidato fuerte hasta el último momento.

Porter nació en Minnesota, donde desde muy temprano dejó claro que su deporte favorito era el beisbol. Lo practicó durante su infancia y, cuando llegó el momento de seleccionar un trabajo en su adultez, no dudó en mantenerse cerca del diamante.

Luego de dos años en los que hizo una pasantía para un equipo de la Cape Cod Baseball League (circuito independiente), fue contratado por los Red Sox para desempeñar un cargo menor en 2004. Sin embargo, mostró tantos conocimientos y tomó decisiones acertadas, que el alto mando de Boston lo nombró director profesional de scouteo en 2012.

Jared Porter: un tino para detectar talento

El inicio de su carrera dentro de las Grandes Ligas, marcó el comienzo de una carrera prometedora. Jared Porter se estableció como un prometedor directivo en el beisbol, porque entre sus principales virtudes está la de detectar el talento en jugadores. Es capaz de encontrar virtudes que otros no ven, y ubicar a beisbolistas que tienen mucho por ofrecer, pero con pocas oportunidades.

Eso lo observó Theo Epstein, uno de los gerentes más respetado de las Grandes Ligas. Cuando el reputado directivo se marchó a los Chicago Cubs, no dudó en llevarse consigo a Porter, que lo convirtió en el director de scouteo profesional dentro de los oseznos. Con su tino, se construyó el róster del equipo que ganó el campeonato de las Grandes Ligas en 2016, el primero en 107 años.

“Jared se ha probado en cada nivel y cada posición que ha tenido, ganándose el respeto de todos sus colegas en el beisbol”, aseguró el presidente de los Mets, Sandy Alderson, cuando anunció la contratación de Jared Porter. “Tiene un profundo conocimiento del juego y ha trabajado con muchos directivos respetados. Está preparado para su siguiente reto”.

Otra de las gerencias que le abrió las puertas a Jared Porter fueron los DBacks, que lo nombraron como asistente del gerente general antes de la temporada de 2017. En Arizona continuó su desarrollo como ejecutivo y se ganó el respeto dentro de MLB.

“Estoy extremadamente agradecido por la confianza que han mostrado en mí.  Espero ayudar a crear un modelo positivo de gerencia deportiva”, decía Porter durante su presentación cuando estuvo con el conjunto cascabel.

Una carrera a la borda

Por importó que sus actos fueron en el pasado. Jared Porter estuvo involucrado en un caso de acoso sexual, algo que los Mets quisieron desligarse de inmediato y dejar claro que no permitirán conductas similares por parte de sus empleados.

Una mujer recibió más de 60 mensajes de texto de Porter en 2016, incluida una foto en la que apareció desnudo. Le respondió diciendo que sus mensajes eran «extremadamente inapropiados, muy ofensivos y que se salían de la línea». Tras conocerse la historia cinco años después, la organización que recién confió en sus valores, lo despidió.

“Hemos despedido a Jared Porter esta mañana», escribió Steven Cohen, dueño de los Mets, en Twitter. “En mi conferencia de prensa inicial, hablé sobre la importancia de la integridad y lo dije en serio. Debe haber tolerancia cero para este tipo de comportamiento».

Y tan solo 37 días de después de haber asumido como gerente general de los Mets, está desempleado. Seguramente se trató de su último empleo dentro del beisbol de las Grandes Ligas, lo que apagó de tajo una de las carreras más prometedoras para directivo alguno en el beisbol profesional.

Destruyó su reputación y credibilidad, además de renunciar a un contrato por cuatro temporadas que le iba a entregar, por lo menos, cuatro millones de dólares. Todo se fue y seguramente será la última vez que se escuchará el nombre de Jared Porter dentro de una oficina ligada al deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba