Jesús Aguilar perfeccionó el arte de remolcar carreras

El líder del departamento de carreras remolcadas de la Liga Nacional es Jesús Aguilar. Ese mismo pelotero que traspasaron los Cerveceros hace algunas temporadas y que los Rays dejaron en libertad por su flojo rendimiento con el madero en 2019. Pero no fue una obra de casualidad, sino de una habilidad que desarrolló el inicialista y que lo convirtió en un pelotero muy productivo.

Y los Marlins son los que sacaron provecho a ese crecimiento ofensivo. En 2020 se quedaron con los servicios de Aguilar, le garantizaron el tiempo de juego suficiente para que mejorara y hasta es un primera base a tiempo completo. Además, con el rendimiento suficiente para ayudar a un equipo de las Grandes Ligas a conseguir victorias.

“Si uno trabaja, las respuestas a los problemas van a llegar (…) Sólo hay que tener la confianza de que existen ajustes que se pueden hacer y te llevan al éxito, porque esa es la naturaleza del juego”, aseguró Aguilar sobre sus avances como bateador.

Todo indica que el jugador encontró finalmente esa fórmula. El secreto que muchos bateadores buscan por muchos años, el venezolano lo descubrió desde mediados de abril y le sacó el mayor provecho.

Durante la actual temporada, Jesús Aguilar tiene promedio de .341 cuando tiene corredores en posición anotadora. Su OBP de .439 es elevado, mientras que el OPS de 1.098 demostraría lo rendidor que puede ser bajo esos escenarios. Además, soltó tres cuadrangulares y cinco dobles, por lo que no solo consiguió sencillos.

Jesús Aguilar se crece ante las dificultades

Si el grado de dificultas es más elevado, su rendimiento no de deterioró. Con compañeros en posición de anotar y dos outs, Aguilar ligó para .500, una media insostenible, pero que tampoco es producto de pocos turnos. El inicialista conectó siete incogibles en los 14 turnos durante ese contexto, con dos batazos de vuelta entera.

“A veces son cosas menores, unos mínimos movimientos con el bate, un acomodo en la caja, elementos que te permiten sentirte más cómodos. Cuando haces esos ajustes, mejoran las cosas”, agregó Jesús Aguilar, quien promedió .271 y disparó cuatro dobles en sus primeros 28 choques de la justa 2021, pero desde entonces se convirtió en una amenaza para los lanzadores rivales.

El mejor momento en la carrera de Jesús Aguilar llegó con una camiseta que dice Marlins en el pecho. Encontró en Miami un hogar que le permitió jugar a diario y tener la confianza de una organización en sus condiciones. Sin embargo, fue en Milwaukee cuando empezó a desarrollar el método tan exitoso actual.

“Lo primero que tengo es agradecimiento para los Cerveceros. Con ellos viví momentos muy importantes y bonitos. Tengo muchos amigos y los fanáticos me han brindado mucho afecto. Eso no lo voy a olvidar nunca, pero ahora estoy con los Marlins y quiero que ganen”, aseguró.

Con los Cerveceros tuvo su primer año ofensivo y el mundo de Major League Baseball (MLB) lo empezó a ver diferente. Años después, todavía cosecha los resultados de lo que sembró por allá en 2019.

“Los toleteros estamos en mejor momento y los batazos comienzan a llegar. Se trata de confiar en el proceso y seguir trabajando sin perder el rumbo para ayudar a Marlins’’, afirmó el venezolano. “Es parte de un proceso de aprendizaje. No aguantarse, ni permitir que la ansiedad afecte. Siempre mantenerse positivo”.

Más números en momentos de apremio

EscenarioPromedioOPS
Corredores en base.3011.058
Corredor en tercera con dos outs.5001.975
Juegos cerrados en las entradas finales.3641.045

Pero no es lo único. Otra muestra del crecimiento de Aguilar quedó de manifiesto cuando el pitcher contrario lo tiene contra las cuerdas. Con total ventaja sobre el turno, Jesús Aguilar siempre encontró la respuesta para ayudar al equipo. Lidera todas la Liga Nacional en carreras remolcadas cuando tiene dos strikes.

La información la publicó la periodista Christina De Nicola en su cuenta de Twitter. Aguilar tiene 14 remolcadas con dos strikes, la máxima cantidad del viejo circuito y una cifra que añorarían tener el resto de los cuartos bates de las Grandes Ligas. Pero la tiene es el primera base de los Marlins que, con cada batazo, le recuerda a las organizaciones que lo dejaron en libertad que cometieron un error.

48 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba