José Altuve se metió en la cabeza y las pesadillas de los Yankees

Los aficionados de los Yankees, además de ganar un campeonato, solo tenían un deseo: no permitan que José Altuve sea la figura cuando se enfrenten a los Astros. Sin importar que el choque sea en Nueva York o Houston, debían evitar a toda costa que el segunda base termine vitoreado por el mundo del beisbol.

Esa imagen, temida por los aficionados de los Yankees, ya sucedió en dos ocasiones en la temporada. Primero fue en Nueva York, cuando un cuadrangular evitó una barrida soñada, y luego en el Minute Maid Park, cuando el equipo de Aaron Boone solo necesitaba hacer fallar a Altuve para pasar la escoba, pero otro jonrón del venezolano que revivió aquella pesadilla en casa.

Y no había forma alguna que José Altuve terminara con la camiseta puesta tras recorrer las bases. No después de que Altuve y los Astros tuvieran que refutar las especulaciones durante los últimos 20 meses de que la razón por la que Altuve se negó a que le quitaran la camiseta en la celebración luego de su jonrón contra los Yankees en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana 2019 no fue porque estaba usando un vibrador.

Fue una historia sin fundamento, pero lo suficientemente mediática como para tener impacto en la serie entre los Yankees ante los Astros en Houston, la primera vez que los mulos viajaron a este parque desde que Altuve los eliminó con el batazo antes mencionado. Incluso, Aaron Judge mostró que mantiene sus sospechas. El toletero de los Yankees a Altuve tirando de su camiseta mientras rodeaba las bases luego de su jonrón el sábado por la noche.

Desafortunadamente para Judge, los Yankees y Nueva York, José Altuve sonrió de último. Nuevamente conectó un vuelacerca para dejar en el terreno a Nueva York y que Houston se llevara el triunfo. Su camisa salió desprendida del cuerpo, aunque ahora no fue para despejar posibles sospechas, sino para regresarle las burlas.

“Escuchen algo, es una de las cosas más maravillosas que he visto en muchos años”, declaró a MLB el mánager de los Astros, Dusty Baker. “No tengo palabras. Este equipo sigue luchando hasta el final. Es increíble que ganamos el encuentro de esta forma”.

Nueva York provocó el despertar de José Altuve

Los números, objetivos y carentes de pleitos entre dos equipos, pueden explicar que José Altuve recuperó su mejor nivel ofensivo desde que escuchó los abucheos de los aficionados de los Yankees. Antes de ir a Nueva York era un bateador con bajo rendimiento y provocar fuerza a sus batazos, pero luego se convirtió en una amenaza para la liga.

Antes del 2 de mayo, día en el que inició la serie entre Houston y Nueva York en el Yankee Stadium, el segunda base tenía promedio de .260, con OBP de .305 y OPS de .661. Desde entonces, Altuve ha conectado 19 de sus 20 cuadrangulares, con OPS de .919 y 52 carreras anotadas en 60 encuentros.

¿Lo motivó? Altuve respondió: “estaba tratando de hacer mi mejor esfuerzo para jugar”, inició la explicación el venezolano cuando terminó la serie entre Nueva York ante Houston “No te gusta que te abucheen, pero esto es parte del juego. Como dije, solo estaba saliendo y tratando de hacer todo lo posible para ayudar a mi equipo a ganar”.

¿Qué sintió José Altuve al dar ese jonrón decisivo? Tampoco hay una respuesta que permita concluir que tuvo un impacto en su actuación. “Si le preguntas, simplemente dirá que está feliz de haber podido contribuir con el equipo y la victoria”, comentó Lance McCullers, lanzador de los Astros. “Pero sé que significó mucho para nosotros en el dugout verlo dar ese batazo”.

Muy a su estilo, el venezolano simplemente le restó importancia. Declaró con el mismo tono a cuando no rindió como esperaban los Astros, con poca emoción y manteniendo una calma que lo acompañó desde que llegó a las Grandes Ligas.

“Creo que tengo que simplemente tener un mejor plan de juego”, dijo el venezolano, aunque sin revelar cuáles fue su trabajo mental. “Siento que este año lo tendré. Sé lo que quiero hacer y pienso que eso me ayudará mucho”. 

Y los scouts están de acuerdo: se vio bien durante la primavera y también en gran parte de los primeros encuentros de la temporada. De hecho, puede ser su mejor versión desde hace mucho tiempo, por lo que sería injusto achacar todo a los abucheos de los aficionados de los Yankees durante tres encuentros.

Los Yankees tuvieron victorias pírricas

En las seis batallas que tuvieron los Astros y los Yankees en la temporada regular, Nueva York salió con la mejor parte. Ganó ambas series, se llevaron cuatro triunfos y José Altuve no tuvo un buen rendimiento. Porque a pesar de los jonrones, las estadísticas muestran que el pitcheo de los mulos contuvo al venezolano.

Sin embargo, fueron victorias pírricas. Los Yankees lamentarán que Altuve fue la persona que evitó las barridas y el que terminó riendo de último. Incluso, las redes sociales ridiculizaron a les a pesar de haber ganado las series.

“Todos los que quieren hacer su trabajo, quieren hacerlo bien. Entonces, cuando algo sale mal, no se siente realmente bien, pero creo que la clave para mí es seguir adelante”, declaró Altuve. “Cada año, no importa si juego muy bien o muy mal, intento llegar a los entrenamientos primaverales con la mente despejada y creo que eso es lo que me ha funcionado. Por eso es difícil recordar exactamente cómo me sentí y qué estaba pasando en ese momento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba