Keibert Ruiz: ironías detrás de su debut

Debido al silencio por la ausencia de aficionados en el Angels Stadium, las cámaras atraparon cuando el jardinero de los Dodgers de Los Ángeles A.J Pollock gritó: “el beisbol es fácil”. Esa afirmación, tan particular como atrevida, la provocó Keibert Ruiz.

¿Qué hizo el receptor de 22 años para inducirla? Pues, el joven conectó cuadrangular en su primer turno en las Grandes Ligas. Pollock, por ejemplo, tardó 14 encuentros y 36 turnos para pegar su primer vuelacerca en las mayores durante su año de novato en 2012. Ruiz, quien fue llamado el pasado sábado, lo hizo al tercer lanzamiento que vio.

“Es un sueño hecho realidad”, aseguró Ruiz a MLB. El joven carabobeño se unió a Álex Cabrera (2000), Gerardo Parra (2009) y Willson Contreras como los venezolanos que pegaron vuelacercas en su primer turno en las Grandes Ligas. Además, Keibert Ruiz se convirtió en el séptimo miembro de los Dodgers en estrenarse con batazo de vuelta entera y el primero desde Garey Ingram en 1994.

“También le dijeron que de ahora en adelante todo va costa abajo”, bromeó el mánager del equipo, Dave Roberts. “La ironía es que los muchachos estaban trabajando con Keibert para que halara más los lanzamientos. Eso fue exactamente lo que hizo y ahora lo recordará para siempre”.

Esa no fue la única ironía. En cinco años en las ligas menores, Ruiz apenas pegó 29 cuadrangulares y la fuerza nunca fue una herramienta que destacaron los cazadores de talento. El contacto, cualidades defensivas y disciplina en el plato sí, pero la fuerza no. Llevar la pelota 395 pies más allá del plato, con una velocidad de salida de 104.3 millas por hora en su primer juego, no estaba en los planes.

“He trabajado mucho en mi parte baja. Estaba saltando antes”, explicó Keibert Ruiz sobre su intención de agregar más fuerza a su arsenal ofensivo. “Me gustaría ser un bateador de poder. Solo debo seguir trabajando y ser mejor cada día”.

Keibert Ruiz: más datos para no olvidar su estreno

El primer encuentro de Keibert Ruiz es uno de los que cuesta olvidar. Junto a los datos por su estacazo, también se metió en la historia de la franquicia por su precocidad. Se convirtió en el receptor más joven que abrió un encuentro para los Dodgers desde Dioner Navarro, quien jugó con 21 años en 2005.

«La gente sólo quiere conseguir un hit en su primer turno al bate. Nadie aspira a un jonrón», dijo Dustin May, abridor del juego que, aunque no completó los cinco episodios, se emocionó por ver a su compañero de batería tener una primera experiencia exitosa en Grandes Ligas. «Fue fenomenal».

Keibert Ruiz estuvo detrás del plato por nueve entradas
Keibert Ruiz #25 junto al lanzador Dennis Santana #77. Sean M. Haffey/Getty Images/AFP

Esa fue la primera impresión que dejó Keibert Ruiz en los Dodgers. El joven es considerado el tercer mejor prospecto de la organización y, por una lesión de Will Smith, tuvo que adelantar su estreno en las Grandes Ligas. Eso lo sabe su equipo, sin embargo, no existe presión alguna sobre él.

“No será perfecto. Sabemos que no es producto que está terminado. Pero es un momento emocionante para Keibert y para la organización”, cerró Dave Roberts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba