Kerry Wood y su invaluable joya de 20 ponches

Tal vez Kerry Wood no pudo decir a dónde iba la pelota en su sesión de bullpen antes del juego, pero fueron los bateadores de Astros de Houston quienes parecían no tener idea de lo que vendría en las siguientes nueve entradas.

Wood, de 20 años y lanzando solo en su quinto juego de carrera en las Grandes Ligas, ponchó a los primeros tres bateadores en orden, presagiando algo de lo que estaba por venir. Ese 6 de mayo de 1998, el derecho logró sentenciar a 20 bateadores y empató a Roger Clemens.

La parte superior de la alineación de los Astros contó con un par de miembros del Salón de la Fama en Craig Biggio y el bateador Jeff Bagwell. Entre ellos, en el segundo lugar, estaba Derek Bell, quien ingresó esa tarde bateando .403 con un OPS de 1.095 en sus primeros 30 juegos de la temporada 1998 hasta ese momento.

Cuando Bell salió con dos outs en el noveno, tuvo mucha empatía dentro de su piragua. Los Astros, incluso con una potente alineación que catalizó una temporada de 102 victorias, habían estado absolutamente desconcertados durante todo el día, sin saber cómo se suponía que debían tocar al serpentinero indescifrable.

Cada Astro que fue al plato esa tarde se ponchó al menos una vez. Jeff Bagwell, Jack Howell y Moises Alou cada uno abanicaron tres veces.

Fue una muestra asombrosa de dominio y aparentemente, en el momento, un presagio de cosas maravillosas por delante para Wood y los Cachorros.

Un grupo minúsculo

Wood es parte de un exclusivo club de lanzadores por sumar 20 ponches en nueve entradas, junto con Roger Clemens (18 de septiembre de 1996 y 29 de abril de 1986), Randy Johnson (8 de mayo de 2001) y Max Scherzer (11 de mayo, 2016).

Hasta la fecha de hace 22 años, no ha habido mejor presentación para un abridor de los Cachorros de Chicago, como la de esa tarde de Wood.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba