La carrera de Anderson Espinoza sigue con piedras en el camino

Lo que parecía un retorno al fin a los montículos para el que fue prospecto de Medias Rojas de Boston y Padres de San Diego. Anderson Espinoza se convirtió en el primer lanzador venezolano retirado de un duelo por aparentemente, usar sustancias ilegales en el guante.

El bullpen de Fort Wayne no pudo mantener una ventaja tardía de una carrera, ya que los Loons anotarían tres veces en extras para ganar en Parkview Field.

La historia principal del compromiso fue la expulsión de Anderson Espinoza después de solo una entrada. Tras permitir una carrera limpia mientras se ponchaba al costado, se determinó que una sustancia extraña estaba en el guante de Espinoza y fue retirado del encuentro del jueves.

Espinoza, lanzador del Fort Wayne, filial de los Padres de San Diego, fue detenido por el árbitro Thomas O’Neil, antes de regresar al dugout, y luego de la revisión, lo echó del juego, de acuerdo con un reporte de Justin Prince, de la radio WFFT Fox 55 de Fort Wayne.

Un historial negativo para Espinoza

La carrera del diestro de 23 años es muy joven todavía. Sin embargo, ha pasado por mucho desde su firma con los Medias Rojas de Boston.

En 2015, cuando tenía recién cumplidos los 17 años, comenzó su camino con los patirrojos. Con el poco tiempo en las menores, era considerado una proeza entre los prospectos de las granjas bostonianas. Pero un año más tarde llegó una noticia quizás de ambas versiones para un jugador.

El nombre de Anderson Espinoza se hizo más famoso, cuando los Medias Rojas consiguieron los servicios del serpentinero grandeliga Drew Pomeranz, a cambio del joven tirador caraqueño. Eso es un logro bien alto ser canjeado pieza por pieza con un ligamayorista. Aunque pasar de un gigante como Boston a un pequeño (en aquel entonces) como San Diego, baja los ánimos de algunos peloteros.

Luego, aterrizaron los fantasmas de las lesiones. En 2016 debió cortar su participación en Clase A con Fort Wayne, pues un fuerte dolor en el brazo derecho acabó requiriendo una cirugía Tommy John.

El proceso siempre es largo después de una intervención de esa magnitud y las malas noticias continuaron. El brazo de lanzar de Espinoza no quedó del todo bien, así que ameritó otra Tommy John.

Sin levantar cabeza

En 2021, Anderson Espinoza luchaba por un lugar para el equipo grande en la Primavera, que ahora si es un gigante en las Mayores. Pero los Padres prefirieron enviarlo a las Menores, para que siguiera puliéndose.

Sus actuaciones no han sido las mejores, a excepción de la salida del 2 de junio cuando ponchó tres bateadores en tres capítulos efectuados. En 20 entradas de labor, mantiene una efectividad de 6.75 y un WHIP de 1.50. En términos beisbolísticos, parece que se le están acabando las oportunidades al serpentinero criollo, quien aparece nuevamente en el radar, aunque con una noticia negativa.

Los chequeos de los Umpires siguen en alza

Desde el 21 de junio, los umpires de la MLB iniciaron las inspecciones en búsqueda de sustancias pegajosas por parte de los lanzadores para manipular las pelotas. Comenzaron con Jacob deGrom, hasta pasar por Max Scherzer y Héctor Santiago. Este último fue el primero en ser suspendido por 10 juegos, al haberle encontrado una sustancia extraña en su guante.

Tal vez te interese: Las inspecciones “dan una mala imagen”, según los lanzadores

Ese chequeo está previsto en las reglas del beisbol -3.01, 6.02(c) y (d)-, pero era rara vez ejercido. Ahora, las revisiones regulares a todos los pitchers son obligatorias tanto en Ligas Menores como en Grandes Ligas.

Espinoza es el primer pitcher venezolano, en cualquier categoría del beisbol organizado, que pudiera ser sancionado por usar sustancias ilegales en el guante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba