¿Qué hace Gleyber Torres todos los días antes de saltar al campocorto? Carlos Mendoza lo contó

La defensiva de Gleyber Torres, y de cualquier campocorto profesional, no comienza cuando se canta la voz de Play Ball. Todo inicia antes, mucho antes. Incluso horas antes de saltar a los jardines para el último estiramiento previo al encuentro. Y ese comienzo de la preparación mental y física para los lances defensivos termina siendo determinante al momento de reaccionar en el terreno.

Varias veces la prensa de Nueva York le ha caído encima a Gleyber Torres por su defensa del campocorto de Yanquis de Nueva York. Lo cierto es que el venezolano ha demostrado mejorías con el guante, aunque los trabajos siguen y siguen. Uno de los responsables de guiarlo para que no tenga ningún retroceso en su evolución es Carlos Mendoza, coach de infielder y de banca de los Bombarderos.

Lee también: La última prueba de la absurda capacidad de José Altuve para batear para altos promedios

“Parece estar ajustándose y estar más estable con las jugadas de rutina”, comentó Carlos Mendoza sobre la defensiva de Gleyber Torres a MLB.com. “Queremos que siga confiando en los entrenamientos y en la preparación que se requiere para salir y jugar; que se divierta y se asegure de demostrar sus habilidades. Todo se trata de confiar en el trabajo y tener una mentalidad agresiva a la hora de hacer las jugadas”.

La defensiva de Gleyber Torres y los demás

El campocorto de los Yanquis le pertenece a Gleyber Torres desde hace un tiempo. La temporada pasada, acortada por las complicaciones del Covid-19, el caraqueño solo jugó como torpedero, a diferencia de campañas anteriores, en las que también fue camarero. La historia se ha repetido en 2020: solo ha sido “parador en corto”, como dicen en México.

En sus primeros 21 juegos de la temporada, Gleyber Torres no ha tenido tantos errores a la defensiva como años atrás. Hasta ahora suma solo dos pifias. Hasta antes de la jornada de este martes, el venezolano era el segundo jugador con más innings en la campaña como campocorto, con 187.0, solo superado por Isiah Kiner-Falefa (Rangers de Texas). Y estaba algo lejos de los torpederos más pecadores de lo que va de campeonato.

Bo Bichette, campocorto de Azulejos de Toronto, tenía seis errores en 160.2 capítulos. Didi Gregorius, su excompañero y otrora torpedero de Yanquis, ahora con Filis de Filadelfia, sumaba cinco marfiladas en 155.2 innings, y el también venezolano Eugenio Suárez tenía cinco en 186.0 episodios.

Esta es la clave de todo

Carlos Mendoza, quien además de ser el nuevo manager de Cardenales de Lara en Venezuela, es el custodio de la defensiva de Gleyber Torres, considera que la anticipación y el estudio de los rivales ha sido la clave de la mejora del caraqueño. Y es que el jugador tiene la rutina que todo campocorto y jugador necesita para destacar a la defensiva.

“Una vez obtenernos la alineación rival, él busca quiénes son los corredores por encima del promedio, quiénes podría robar bases y los que estarán corriendo con cualquier batazo”, explicó el coach. “Como campocorto, prácticamente estás envuelto en todas las jugadas, en cada pitcheo, especialmente si hay corredores en base. Esas son las pequeñas cosas en las que estamos trabajando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba