Los abridores venezolanos de 2021: tres generaciones para ver en el Spring Training

En 2006, 2007 y 2009 estuvieron activos en las MLB seis de los siete abridores venezolanos más ganadores de la historia. Y sí, seis de los mejores del país. En esos años Félix Hernández daba sus pasos precoces mozartianos. Aníbal Sánchez buscaba establecerse. Johan Santana seguía en el tope de los brazos del mundo. Carlos Zambrano batallaba con carácter. Freddy García alargaba su carrera. Y Kelvim Escobar iba de salida luego de una muy buena carrera.

Las generaciones de algunos de los pitchers venezolanos más grandes de las Mayores confluyeron y crearon algo que se valoró con el pasar de los años. En 2005 ocurrió algo similar. El Gocho estaba en plenas condiciones, al igual que El Toro. Kelvim luchaba con altibajos, pero seguía siendo un brazo presente. El Torpedo ayudaba a Oswaldo Guillén a obtener el anillo con Medias Blancas de Chicago. El Rey era un principito debutante. Y Wilson Álvarez tenía su última campaña.

Lee también: Problemas y soluciones del alcoholismo en el beisbol

Fueron buenos años esos, llenos de nostalgia –quizás- para los amantes del beisbol criollo, y sobre todo para los que siguen los pasos que dan los abridores venezolanos en MLB. Los siete nombres escritos líneas arriba son los únicos que han ganado 100 o más juegos en las Grandes Ligas. El grupo nativo de 1500 innings o más. Los siete son los mejores en WAR en los registros criollos en el máximo nivel. Son históricos.

Mejores pitchers venezolanos en las Mayores en el WAR de Baseball-Reference:

  • Johan Santana: 51.08
  • Félix Hernández: 50.29
  • Carlos Zambrano: 38.32
  • Freddy García: 34.37
  • Aníbal Sánchez: 29.31
  • Wilson Álvarez: 24.98
  • Kelvim Escobar: 24.63

Lo mejor de aquellos momentos para los abridores venezolanos en MLB es que había una generación que llegaba, una establecida y otra que se iba. Así es el beisbol, así es la vida, así es todo. Es muy posible –bastante probable- de que pase mucho tiempo para que se vuelva a ver un grupo de iniciadores nativos tan importante en una sola era. Es ese tipo de cosas que solo vemos cuando el tiempo nos quita la venda de los ojos y nos hace ver hacia atrás.

Abridores venezolanos en MLB: La vieja guardia

De aquellos siete nombres solo dos quedan en actividad. Uno está invitado al Spring Training, en la búsqueda de un puesto. El otro está en su casa, a la espera de la firma de un nuevo equipo para tener un año más en ruedo. Ellos son Félix Hernández y Aníbal Sánchez, dos de la vieja guardia.

Los grandiosos tiempos del Rey en Seattle quedaron atrás. Ya es un nombre icónico de la franquicia. En el futuro, cuando esté retirado y visite la ciudad del Grunge, solo recibirá aplausos y bienvenidas afectuosas. Además es uno de los dos mejores abridores venezolanos en la historia de MLB. El 8 de abril cumplirá 35 años. Quizás sople las velas con un puesto en la rotación de Orioles de Baltimore, la organización que le ha dado la oportunidad de seguir. Tiene mucho chance de lograrlo. Pero esa será la parte fácil. Luego deberá enfrentarse a los terribles bates de la División Este de la Liga Americana. Es una gran prueba para su sangre azul.

Aníbal Sánchez cumplió 37 años hace muy poco. Es una edad bastante avanzada para el historial de los abridores nativos en Grandes Ligas. Es muy raro cuando llegan allí. Pero Aníbal ha logrado reinventarse varias veces. Después de sus últimos años con Tigres de Detroit, bastante tortuosos, renació y le dio buenas campañas a Bravos de Atlanta y Nacionales de Washington. Todavía está en la agencia libre.

Los otros dos señores

Félix y Aníbal no están solos en la vieja guardia de abridores venezolanos actualmente en la MLB. Allí hay que meter a Carlos Carrasco, que con 33 años y 11 temporadas, va a su primera con Mets de Nueva York. Este barquisimetano no es un brazo cualquiera. Tiene todo para comer en la misma mesa el “Grupo de los 7”. Viene de una temporada con una muy bonita historia. Después de haber sido uno de los mejores iniciadores de Indios de Cleveland, tras haber superado la leucemia, dejó 2.91 de efectividad y 1.20 de WHIP en 68.0 innings en 2020.

Y el último integrante de este cuarteto de experimentados es Martín Pérez, que en un mes (4 de abril) tendrá 30 años. Suma nueve temporadas, siete de ellas con Rangers de Texas y una con Mellizos de Minnesota. Va a su segunda con Medias Rojas de Boston.

La mediana edad

Sin tanta como la vieja guardia, pero con bastante experiencia, está el zurdo Eduardo Rodríguez, todo un rostro en Boston. Él es parte de ese grupo que está en la medianía generacional de los abridores venezolanos en MLB en 2021. El 7 de abril cumplirá 28 años, y ha jugado cinco zafras, siempre con los patirrojos. No le ha ido nada mal. En 2019 fue sexto en las votaciones para el Cy Young. No obstante, como toda persona de “mediana edad” los problemas físicos han pasado algo de factura. Se perdió la campaña pasada por inconvenientes cardíacos.

También está Germán Márquez, uno de los iniciadores más constantes de Venezuela en los últimos años. Apenas tiene 26 años recién cumplidos, pero suma mucha experiencia con Rockies de Colorado. El año pasado fue líder de la Nacional en innings lanzados (81.2) y aperturas (13). Su puesto en los rocosos está asegurado.

Eduardo Rodríguez y Germán Márquez tienen historias diferentes a Antonio Senzatela y Adbert Alzolay, los otros dos abridores venezolanos de MLB que conforman la “mediana edad”. Senza viene de una buena temporada, con 3.44 de efectividad en 73.1 innings, pero necesita ser consistentes para mantenerse allí, en la rotación de Colorado. Alzolay no tiene tanta experiencia como los otros: solo dos campañas, con Cachorros de Chicago. Pero acaba de cumplir 26 años, ya no es un muchacho. Siempre ha tenido potencial; el año pasado tuvo 2.95 de efectividad en 21.1 episodios. Puede tener unas cuantas aperturas de nuevo esta temporada.

Abridores venezolanos en MLB: la nueva camada

Si se habla de grandes esperanzas del pitcheo venezolano, de un abridor que algún día encabece la rotación del país de forma indiscutible, Jesús Luzardo está en la discusión. Tiene 23 años y toda la fe de Atléticos de Oakland. Debutó con fuerza en 2019 y tuvo su primera campaña completa en 2020, aunque no le fue tan bien con 4.12 de efectividad en 59.0 capítulos. Sigue siendo esa posible figura futura de Venezuela.

Cerca de cumplir 25, Pablo López ha atizado las brasas de la esperanza para Marlins de Miami y los abridores venezolanos en MLB. Siempre ha tenido un lugar en la rotación de los peces. Su campaña anterior no fue mala con 3.61 de efectividad en 57.1 tramos. Y allí, con él, hay otro que integra esta nueva camada: Eliéser Hernández, con 25 años. Tiene tres zafras en las Mayores; la pasada exhibió 3.16 de efectividad y 1.01 de WHIP en 25.2 innings.

El último nombre de esta camada de abridores venezolanos en MLB es Miguel Yajure, de Piratas de Pittsburgh. Llegó a la organización en el cambio con Yanquis de Nueva York por Jameson Taillon. Y si bien no ha tenido su primera apertura en Grandes Ligas, los bucaneros esperan que algún día él pueda aportar a la rotación con su brazo derecho.

Esos son los nombres que se ven actualmente en el panorama de Grandes Ligas. Los iniciadores venezolanos que se van, los que están y los que tienen chance de hacerse un nombre.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba