Liga colombiana deja a Vaqueros de Montería sin Ozney Guillén

La Liga Profesional de Beisbol Colombiano tomó una fuerte decisión contra Ozney Guillén, mánager de Vaqueros de Montería, regente campeón en el torneo neogranadino. La institución ha decidido, de acuerdo con un comunicado oficial, suspender al estratega venezolano por lo que queda de temporada.

En la misiva el circuito colombiano reseñó que durante el juego realizado el 16 de enero, en Barranquilla, “el árbitro de home Luis Alvarado expulsó al señor Ozney Guillén, mánager del equipo Vaqueros por uso de vocabulario ofensivo”.

El comunicado de la decisión de la liga colombiana, el cual consta de tres páginas, dejó clara la decisión de la Comisión Disciplinaria en el apartado resolutivo, en el que se subraya la medida de sancionar a Ozney Guillén, estratega del equipo Vaqueros de Montería, con la “suspensión por el resto del torneo”. La razón para el circuito es “reincidencia”.

Ahora Vaqueros de Montería se queda sin Ozney Guillén, quien a pesar de todo ha tenido un buen comienzo en su carrera como mánager. Fue campeón con el equipo la temporada pasada, y estuvo a la cabeza del primer conjunto colombiano en asistir a una Serie del Caribe. La naciente trayectoria del hijo de Oswaldo Guillén no solo abarca el beisbol colombiano, pues también ha sido piloto en el sistema de ligas menores. Dirigió en 2019 al Tri-City ValleyCats, filial Clase A Corta de Astros de Houston.

Lee también: Cuando los peloteros deciden sacar a su mánager

La decisión de suspender el resto de la temporada a Ozney Guillén es un duro golpe para Vaqueros de Montería, que juega la final de la liga colombiana contra Caimanes de Barraquilla. El enfrentamiento llegó a este martes igualado a una victoria por bando.

El lunes, Ozney Guillén estuvo en una rueda de prensa de Vaqueros de Montería para dar su punto de vista sobre lo que sucede en la final de la liga colombiana. “Estoy como un papá enojado, como cuando la policía viene y regaña a tu hijo sin razón”, dijo el mánager venezolano. “Lo que está pasando dentro del campo es algo personal. Me botaron del juego sin razón. Me botaron porque Yordan Díaz no ataca un rolling y no hace el out en primera. No lo hizo. Yo como mánager, me enojé, lancé una botella de agua y me botaron del juego”.

Ozney Guillén dirige desde el año pasado a Vaqueros de Montería, uno de los seis equipos que componen el beisbol colombiano. Los otros son Caimanes de Barranquilla, Toros de Sincelejo, Leones de Santa Marta, Gigantes de Barranquilla y Tigres de Cartagena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba