Sin beisbol en las Ligas Menores, ¿sonríen en el Caribe?

A tan solo horas para el inicio de los entrenamientos en las Grandes Ligas, las Ligas Menores (MILB) canceló su temporada. Por primera vez desde 1901, los circuitos que sirven de formación para algunos peloteros y fuentes de trabajo para otros, no se llevará a cabo.

La decisión afectará a todo personal que labore en los 160 equipos que componen los sistemas de ligas menores que, al no contar con el permiso de Major League Baseball (MLB), no quedó otro camino que recorrer.

“Estamos viviendo momentos sin precedentes en nuestro país (Estados Unidos) y eso, sin duda, afectó a nuestra institución”, explicó Pat O’Conner, presidente de MILB. “Es la primera ocasión en la que tendremos un verano sin que se dispute un solo duelo de liga menor. Es un día triste, pues muchas personas esperaban con expectativas la temporada de 2020”.

Jugadores, que vieron sus sueldos reducidos en un gran porcentaje, son algunos de los que necesitaban de la campaña. Prospectos, con la necesidad de jugar para perfeccionar sus condiciones, no se conforman con entrenar. Pero también hay veteranos que, sin la oportunidad de estar en las Grandes Ligas, el salario de las Ligas Menores es fundamental en su estabilidad económica.

Pelota invernal, una opción para los jugadores de Ligas Menores

Ante ese escenario de incertidumbre, todo indica que la pelota invernal se asoma como una solución. El beisbol de República Dominica, Puerto Rico, México y Venezuela se asoma como un espacio para recuperar el tiempo perdido y recibir una entrada económica.

“La pelota de invierno cobrará una gran importancia para el desarrollo de estos muchos”, analizó en su cuenta de Twitter el periodista dominicano, Marino Pepén. “Sin importar la clasificación o el ranking que ocupen (entre los mejores prospectos)”-

La Liga de Beisbol de la República Dominicana (LIDOM) anunció que arrancarán la zafra 2020-2021 el 30 de octubre. Es un circuito con solidez económica y cuenta con el nivel suficiente para pulir a cualquier diamante. México tiene una situación similar, pero la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) tiene una situación diferente. El circuito criollo está inmerso en un país con una realidad económica delicada y, con el aliciente de una pandemia desatada, hay más dudas que certezas.

“Hay muchas cosas referentes a la próxima temporada que no tenemos claro”, aseguró un directivo de un equipo en la LVBP. “El factor económico pesará en las dos partes. En los peloteros que necesitan dinero y de las organizaciones en una situación como la actual”.

Ningún gerente de equipo venezolano afirma rotundamente que habrá campaña. De acuerdo a un reporte del periodista Carlos Valmore Rodríguez, los acercamientos entre el Estado y la LVBP no son tan continuos como esperan en el circuito, lo que dificulta el panorama.

https://twitter.com/HendersonA37/status/1278312854312058881

Dudas y más dudas en la LVBP

Además, en este momento, los Tigres de Aragua y los Navegantes del Magallanes siguen sin licencia del gobierno de los Estados Unidos para vincularse con organizaciones de MLB, lo que reduce a seis los equipos que pueden dar cobijo a los desamparados de las ligas menores.

“Si no hay Ligas menores, ¿dónde y cómo los equipos buscarán jugadores este año?”, se preguntó Henderson Álvarez, lanzador venezolano que está desempleado y que en la LVBP pertenece a Magallanes. “Saludable y fuerte, sigo en la agencia libre”.

“Las conversaciones siempre se hacen. Muchos tienen la disposición de jugar en Venezuela y ahora más con la temporada de las Ligas Menores cancelada, pero hay que esperar. Todavía no hay certeza de que habrá beisbol en Venezuela”, continuó el informante.

“Si no hay Ligas menores, ¿dónde y cómo los equipos buscarán jugadores este año?”, se preguntó Henderson Álvarez, lanzador venezolano que está desempleado. “Saludable y fuerte, sigo en la agencia libre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba