Llueven primores para el venezolano-peruano Jesús Luzardo

Desde antes de subir a las Grandes Ligas en 2019, el lanzador Jesús Luzardo ya tenía en su espalda, la carga de ser considerado una joya de los Atléticos de Oakland. Los primores y piropos no dejan de caerle al venezolano-peruano, luego de mostrar su avanzado nivel en el Spring Training.

Catalogado el prospecto número 12 de todas las mayores, para la actual campaña y el mejor criollo rankeado, hizo su debut en los entrenamientos primaverales el martes, con una sólida y destacada actuación.

Jesús Luzardo es el pelotero más especial de la nómina de los Á’s, no por el hecho de tener doble nacionalidad o ser el primer jugador nacido en Perú que juega en la MLB. Su nivel cuando sube al morrito lo deja como muchas posibilidades de ser el as o segundo en el orden de la rotación de los Atléticos.

El mismo mánager de los elefantes, Bob Melvin, asegura que Luzardo está más adelantado que cualquier otro tirador, para la edad que tiene el jugador (22 años de edad).

“Tiene cosas geniales y sabe lo que puede hacer. Está muy adelantado a su tiempo”, dijo Melvin a MLB.com. “El año pasado vino y lanzó al nivel de las Grandes Ligas por primera vez, y como relevista, un rol al que no estaba acostumbrado, y tuvo un éxito enorme”.

En su primera salida de la primavera, este martes, se vio como casi siempre se ha mostrado en su carrera como pelotero activo: gigante y retador contra los adversarios. En 2.0 innings solo se le embasó uno por imparable. Ponchó a dos rivales.

Es una máquina que apenas comienza su ciclo de vida en las Grandes Ligas.

Debe alejarse de las lesiones

En 2019, Luzardo hizo su debut, pero debió ser postergado hasta casi finales del curso, pues las lesiones lo detuvieron.

El venezolano-peruano había lucido de gran manera el Spring Training de 2019, pero unas molestias en su hombro de lanzar, lo alejó de la posibilidad de subir en las primeras fechas del calendario. No fue sino, hasta septiembre cuando le llegó la oportunidad y, no falló en sus presentaciones.

Sin lesiones, el zurdo será una apuesta segura para los Atléticos, que en el papel no tienen un líder del grupo de abridores.

Mike Fiers y Sean Manaea son los veteranos establecidos. Frankie Montas viene de un 2019 marcado con éxito menos una suspensión de 80 juegos. Y por último, pero no menos importante, los dos mejores prospectos en la organización de Oakland, los zurdos A.J. Puk y Jesús Luzardo, terminaría con los espacios libres de la rotación, pero ambos pueden mostrar más que los mismos veterano.

“Nuestros mejores prospectos de lanzadores jóvenes se unen con nuestros mejores prospectos de jugadores de posición”, dijo el manager Bob Melvin.

A mejorar el repertorio

Sus rectas son letales. Es muy consistente en la velocidad con 95 o 97 millas por hora. Sin embargo, sabe que debe jugar con otras cartas bajo la manga y, allí es donde entra la curva.

Una fuente particular de frustración cuando se enfrenta a Luzardo es su bola curva, que utilizó más que cualquier otro lanzamiento en el 29.8 por ciento del tiempo durante sus 12 entradas de temporada regular en septiembre pasado. En las 51 veces que salió de una curva, los bateadores no pudieron conectarle alguna vez. En los 12 turnos al bate que concluyeron con el lanzamiento, 10 terminaron con un ponche.

“Planeo que la bola curva sea un lanzamiento clave”, mencionó Luzardo. “No fue tan bueno hoy (martes) como debería ser, pero con suerte, paso a paso, está mejorando”.

Es que, si su pitcheo quebrado recobra la silueta de lo mostrado en 2019, será muy difícil de enfrentar.

¿Un lanzador Venezolano-peruano?

Pues si, en efecto es un jugador de dos nacionalidades. De esos hay varios, pero es el primer pelotero nacido en Perú en llegar al “Big Show”, eso lo hace especial.

Algunos pueden tener diatribas en que, Luzardo no es venezolano por no haber nacido en Venezuela, pero en su sangre corre el adn criollo y además, el mismo jugador admitió que se siente de esa nación, por haber sido criado con esas enseñanzas.

Jesús Luzardo es hijo de venezolanos, que tuvieron que residir en Perú debido al trabajo que desempeñaba el padre del jugador.

“Nací en Perú, pero cuando me mudé a Estados Unidos fui mucho a Venezuela. De hecho, todavía tengo familia allá. Soy el único que nació en Perú, pero fue por el trabajo de mi papá. Fui criado como venezolano”, expresó a MLB.com, cuando alcanzó su debut.

En una entrevista con el portal Panorama antes de llegar a la gran carpa, el siniestro había anunciado que cuando debutara en las mayores lo haría como venezolano.

“Cuando debute en las Grandes Ligas lo haré con la bandera de Venezuela, porque me siento venezolano; esto es un honor para mi familia, lo haré si Dios quiere”, soltó el jugador con costumbres zulianas.

De hecho en su perfil de Instagram tiene en la biografía: “Pitcher for the Oakland Athletics & Aguilas del Zulia | Follower of Christ | Venezolano.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba