Los Bravos pretenden construir su castillete en Macuto

Bravos de Margarita, la franquicia nómada del beisbol profesional venezolano, recorrerá la próxima temporada del beisbol profesional venezolano con un plantel muy similar al que tan cerca estuvo de dar una sonora campanada y meterse en los playoffs de la contienda anterior.

Esta divisa que nació en Cabimas, pasó por Maracaibo, se crio en Araure, alcanzó la mayoría de edad en Margarita, migró a Valencia y ahora atempera en Macuto quedó a solo dos juegos y medio de la zona clasificatoria en buena medida gracias a su fabril ofensiva, la mejor del torneo 2020-2021. La cuadrilla que construyó 248 carreras, bateó para .303 y labró OPS de .822 está casi toda de vuelta.

Veremos otra vez a David Rodríguez, Dennis Ortega, Ramón Flores, Diego Rincones, Breyvic Valera y José Martínez, quienes se distribuyeron el mayor peso del ataque. “Lo que hicieron no fue una sorpresa para nosotros”, advierte José Manuel Fernández, gerente Deportivo de la organización. Traducción: lo que lograron hace un año no fue obra de la casualidad y puede repetirse.

En el cuadro

Con David Rodríguez comienza la línea central del mánager David Davalillo. Será el catcher principal del elenco, sin perder de vista a Dennis Ortega, que también puede ser designado. Ambos estarán en la alineación, eso es seguro.

En el campocorto repite José Martínez, uno de los líderes en asistencias la temporada pasada y quien, según las métricas internas de Margarita, fue el fildeador de Bravos que más carreras le evitó a los rivales con su guante. Y no solo defendió. Quedó segundo en anotadas (30) y tuvo un porcentaje de embasado de .361.

Para la segunda base, los huéspedes de Macuto inscriben a Reinaldo Ilarraza, quien se robó 38 bases en la categoría clase A fuerte de los Padres de San Diego a pesar de su bajo promedio de .232. Ilarraza entra en la categoría de los “Astudillitos”, como llama José Manuel Fernández a los jugadores polivalentes “que resuelven muchos problemas en esta liga”.  Este año, Ilarraza jugó más de 800 innings en los jardines, además de los 313.2 que sumó en la intermedia. “Además nos ofrece velocidad”, subraya Fernández.   

El jardín central le corresponde a Breyvic Valera, Más Valioso en la Liga Venezolana, grandeliga en 2021, .309 de promedio vitalicio en el circuito nacional, polivalente jugador, entre los de mayor jerarquía en la institución.

Las esquinas del infield

Bravos de Margarita le entregará las llaves de la primera base a un importado que el año pasado jugó en las Grandes Ligas y quien llegó a ubicarse entre los 50 prospectos con mayor proyección en todo el sistema de granjas de MLB: el colombiano Dilson Herrera, quien ha sonado más de cien vuelacercas en las menores. Dio diez en 174 turnos este año con la sucursal AAA de los Azulejos de Toronto. “Él también puede jugar otras posiciones, pero queremos que se concentre en batear”, puntualizó el gerente Deportivo José Manuel Fernández.

Para la tercera almohadilla, Luis Castro se insinúa como opción. Con sobresaliente producción en la 2018-2019 (.290 de average, 23 impulsadas) y números rescatables en la 20-21 (20 producidas, .366 de OBP), en 2021 no plasmó números atractivos entre las estaciones AA y AAA de los Cerveceros de Milwaukee: .215 de promedio en 65 juegos, .215 de average, .311 de OBP, .388 de slugging y .699 de OPS. 

Los extremos de los jardines

¿Quiénes flanquearán a Breyvic Valera en los prados de Margarita? En el matorral izquierdo tendrá su garita Diego Rincones, uno de los novicios más sobresalientes en el campeonato anterior en virtud de su abundante promedio de .342 en 76 turnos, con .412 de porcentaje de embasado, .513 de slugging, .925 de OPS y 25 empujadas en 24 partidos. Esta vendimia de Rincones no fue un espejismo. Este año, entre los tributarios A fuerte y AA de los Gigantes de San Francisco, se apuntó una línea de .293/.377/.514/.891 que incluyó 14 dobles y 15 jonrones en 276 turnos.  

Ramón Flores plasmó un accionar digno de Más Valioso en el torneo 2020-2021 luego de dos temporadas ausente en la LVBP: líder en anotadas (31), noveno en hits (42), cinco jonrones, 28 producidas, .323 de promedio, .421 de porcentaje de embasado, .913 de OPS. Su rendimiento este verano en la Liga del Atlántico no se pareció ni por asomo a estos dígitos, pero no perdamos de vista que Flores, quien vistió uniformes de MLB, ha sido un bateador exitoso en el ecosistema local.

Para la rotación

El grupo de iniciadores de Bravos de Margarita estará copado por jugadores del ambiente local. Hay legítimas interrogantes. Henry Centeno, quien lanzó con dominio en las dos campañas más recientes de la LVBP, será uno de los encargados de comenzar encuentros para el mánager David Davalillo. Tuvo una experiencia ingrata este verano en México (12.79 de EFE, 2.68 de WHIP en solo 12.2 tramos), pero hay que darle el beneficio de la duda.    

Omar Bencomo experimentó en la 2020-2021 la peor colecta de su carrera dentro de la LVBP (0-5, 5.70 de efectividad) y no mostró mejoría en la Liga Mayor de Beisbol Profesional (9.95). Su desempeño se ha venido abajo en sus dos campañas más recientes: 1-11, 7.54 de efectividad y 1.83 de WHIP. Es un acertijo si podrá recuperar su forma de antaño.

El zurdo cubano Misael Siverio ha sido duro de batear en sus dos breves comparecencias previas en el circuito nacional (1.69 de efectividad). Ahora bien, en las ligas independientes donde escaló al morrito este verano no tuvo secretos para los toleteros: 6.93 de efectividad en 89.2 innings, 1.74 de WHIP.

El derecho sucrense Melvi Acosta irrumpió en la temporada 2020-2021 con siete aperturas y 3.77 de efectividad, aunque con dificultades para tirar strikes. Entre las filiales clase A fuerte y AA de los Mellizos de Minnesota no deslució: 3.67 de efectividad, 1.19 de WHIP y 10.1 ponches por cada nueve entradas. Su caso es interesante. “Otra opción es Jesús Castillo”, agregó José Manuel Fernández, el gerente Deportivo, acerca del diestro que, a los 26 años de edad, no ha debutado en la LVBP. Este verano lanzó hasta AAA con la organización Cerveceros de Milwaukee. En AA mostró mucho control (1.2 BB/9).

Para el relevo

El bullpen de Bravos de Margarita tuvo deslices en el torneo anterior. Uno de los responsables de hacer las correcciones de rigor será el derecho colombiano Ezequiel Zabaleta, quien asoma como cerrador. En 2021 escaló hasta AAA con los Rays de Tampa y en AA ponchó a 10,5 hombres por cada nueve innings. Yender Cáramo es una de las adiciones al relevo, que incluirá a los ya conocidos Manuel Rondón, Alfred Gutiérrez y Kender Villegas. “No hay que perder de vista a Luis Torres, Alfonso Hernández y Tony Molina”, añadió el gerente de unos Bravos que esperan revitalizarse bajo el sol de Macuto, donde pretenden construir su castillete.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba