Los consejos de un hermano grandeliga a un hermanito también grandeliga: Willson Contreras a William

Willson Contreras llegó a Grandes Ligas como un fenómeno. Debutó el 17 de junio, pero no tuvo aparición en el plato. En su segundo juego sacó la bola en el Wrigley Field, y solo había visto un pitcheo en el máximo nivel. Pronto se convirtió en una de las sensaciones de Cachorros de Chicago y luego se comenzó a hablar sobre su hermano menor, William, que se desarrollaba en las menores de Bravos de Atlanta.

Después de cuatro años del mayor de los Contreras, William por fin arribó a las Mayores. Lo hizo en 2020, y solo disputó cuatro juegos: tres contra Mets de Nueva York y uno contra Rays de Tampa Bay. No logró lo que ambos quieren desde hace mucho tiempo: jugar en contra en un encuentro de la Gran Carpa. Eso significaría una gran fiesta en la casa de los Contreras.

Lee también: La importancia olvidada de Jesús Aguilar para la primera base de Venezuela en Grandes Ligas

El periodista Ignacio Serrano, en su página ElEmergente.com, fue el primero en hacer el conteo de cuántos hermanos venezolanos han jugado en Grandes Ligas, así como Willson y William Contreras. Ellos fueron la sexta pareja en la historia. Primero lo hicieron Pompeyo y Víctor Davalillo, luego Antonio y Marcos Armas, y César y Maicer Izturis, Oswaldo y Orlando Arcia, Guillermo y Guilder Rodríguez. Recientemente se unieron los Bazardo; Yorman fue el primero y este año se graduó en MLB su hermano menor Eduard, con Medias Rojas de Boston.

Consejos de Willson Contreras para Grandes Ligas

Y con todo y la estampa de grandeliga, hermanos son hermanos. Los mayores aconsejan a los menores, y a veces pasa al revés. Es lo que sucede con Willson y William Contreras. El primero, un jugador establecido en el nivel, es el que guía al menor, quien está deseoso de volver y poder ver a su hermano en el dugout contrario.

“Mi hermano es buen pelotero. Muy talentoso y dispuesto a escuchar”, le dijo Willson Contreras a la página oficial de Grandes Ligas sobre su hermano William, quien también es un receptor. “Sé que está desesperado por jugar en las Grandes Ligas. Hemos hablado mucho sobre ese proceso y él sabe que es un proceso lento a veces. Se podría tomar unos meses, pero le dije que se mantuviera enfocado y que siguiera trabajando, conociendo a sus pitchers”.

William tiene 23 años actualmente. Llegó a las Mayores con 22, mucho antes que Willson que, al momento de dar el jonrón con el que irrumpió ofensivamente en el nivel, ya tenía 24 calendarios encima. Actualmente Willson tiene 28 años, es el catcher estelar de Chicago, y uno de los bateadores de más poder de Venezuela en la temporada. Antes del encuentro de este miércoles, sumaba siete vuelacercas en el primer mes de la campaña.

Lo que hace únicos a Willson y William

“Creo que va a ser muy buen catcher en las Grandes Ligas”, dijo Willson Contreras sobre William. “Ya quiero ver a mi hermano jugar en las Mayores. No veo la hora de que juguemos uno contra el otro”.

Aunque todavía no tiene tanto poder como su hermano mayor, el bate de William Contreras no ha desentonado en las menores. En cinco temporadas en varios niveles, desde Rookie hasta Doble A, ha logrado ligar para .279 de average y .747 de OPS, con 22 vuelacercas y 153 carreras remolcadas.

Ellos tienen algo que los hace únicos con respecto a las otras seis parejas de hermanos venezolanos que han jugado en las Grandes Ligas, así que cuando Willson y William Contreras logren estar detrás del plato a la misma vez, y se enfrenten, será un momento curioso para el beisbol de Venezuela. Eso puede pasar más pronto de lo que se cree. Veremos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba