Los lentes de la “suerte” que impulsan a Gleyber Torres y a los Yankees

La semana pasada significó el verdadero regreso de Gleyber Torres a la alineación de los Yankees de Nueva York. El sábado de hace par de semanas, el caraqueño regresó al equipo, luego de estar en la lista de lesionados. El equipo necesitaba a sus figuras y el campocorto regresó inspirado, pero también con un nuevo aditamento, que mejoró su rendimiento y el del equipo.

Cuando Gleyber Torres rodeó las bases el miércoles (9/11) por la noche, dándoles a los Yankees una ventaja temprana con un jonrón solitario, el campocorto lucía diferente.

Mientras cruzaba el plato de home, apuntando al cielo antes de saludar a Miguel Andújar con un choca esos cinco, las luces en Sahlen Field en Buffalo brillaron en el rostro de Torres.

Llevaba los lentes puestos. Esto puede parecer un detalle menor, algo que hace Torres para mejorar su visión sobre el diamante. Sin embargo, después del juego, el joven de 23 años reveló que sus gafas no tienen nada que ver con su capacidad para ver con mayor claridad.

«El año pasado tuve algunos turnos al bate realmente buenos con los anteojos, también un par de jonrones», dijo al final de ese encuentro.

¿Pura suerte o recuperó el nivel?

Sea superstición o no, Gleyber terminó la semana como uno de los mejores del equipo ofensivamente hablando.

El caraqueño bateó para .381 (21-8), con un jonrón, cuatro biangulares, siete carreras impulsadas y un OPS de 1.194

Es lo que tanto necesitaban los neoyorquinos para salir del bache, pues iban con 15 derrotas en los últimos 20 encuentros hasta que regresó Gleyber.

Torres aclaró que sus lentes no son graduadas, ya que siempre usa lentes de contacto cuando juega, pero las transparencias le ayudan a «ver un poco más claro». Llegó a la conclusión de que no hay razón para quitárselos considerando lo bien que él y su equipo han estado jugando durante la última semana.

«Me siento bien, eso es lo más importante para mí, si me siento bien y pego bien, ¿qué puedo hacer? Continuaré usándolos», confesó. «Traté de tomar algo parecido a la superstición, supongo.»

En Nueva York esperan que no se quite los lentes

Torres ha bateado de 14-7 (.500) con tres dobles, un jonrón y siete remolcadas — y sus compañeros no piensan que sea pura coincidencia.

Hasta el mismo mánager, Aaron Boone recordó un momento la semana pasada cuando las gafas debutaron en 2020.

“El primer día que se los puso en Buffalo, los muchachos le gritaban que se los dejara”, dijo el dirigente de Nueva York. “Entonces, espero que se los deje”.

«Gleyber, desde que regresó [de una lesión], ha estado en un lugar bastante bueno en el área con sus decisiones de swing», agregó Boone. «Siento que está controlando la zona muy bien, está bajo control y calmado y con eso, hemos comenzado a ver que los resultados comienzan a seguir».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba