Los últimos bombazos del “Bambino” Babe Ruth

Cuando cada juego de beisbol inicia se le debe dar reconocimiento los impulsores de ese maravilloso deporte. Sin embargo, Babe Ruth no fue el creador del juego, pero si se convirtió en la figura más prominente del terreno con su historia única y emblemática que merece ser recordada con cada nueve innings.

Conocido como el “Bambino”, “El Sultán del Swing” o el “Rey del golpe” son algunos de los apodos que acompañan la historia de uno de los mejores bateadores en las Grandes Ligas. Su recorrido inició el 11 de julio de 1914, pero tal día como hoy (25 de mayo de 1935) conectó sus últimos hits de su portentosa carrera.

Después de haber jugado con los Medias Rojas de Boston, ser parte de la transferencia más polémica de la historia a los Yankees de Nueva York y regresar a Boston, pero ahora con los Bravos, al gran George Herman ‘Babe’ Ruth le tocó batear por última vez.

Los Bravos no habían tenido una temporada muy exitosa, Ruth llegó a este equipo luego de tener una baja de juego con los Yankees y dispuesto a cerrar bien su última temporada. Ya estaba cansado y con bastante sobrepeso.

Una despedida digna

Sin embargo, sabía que tenía que lucirse. El “Bambino” no podía dejar el juego que tanto amó de una manera triste, por lo que ese día fue de fiesta. Era el día de Babe Ruth en Boston y así lo vivió.

¿Qué hizo de especial? Ruth, que era bateador designado de los Bravos y además coach de primera base, conectó los tres últimos home runs de su espectacular cuenta de 714 (récord posteriormente roto por Hank Aaron).

En esa temporada, el “Sultán del Swing” únicamente conectó seis cuadrangulares. Debutó con jonrón y por lo que tenía que lucirse en su último arribo a la caja. La gente lo vitoreó, y este dio un espectáculo único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba