Luis García, un “bulldog” con un pitcheo indescifrable

Luis García nunca tuvo los reportes de un prospecto codiciado como Jesús Luzardo o Félix Hernández. Tampoco es un pitcher con un repertorio avasallante porque su recta no tiene la potencia que encanta a los scouts y sus envíos secundarios no cuentan con el movimiento que tendrían las estrellas de la actualidad. Sin embargo, con sus armas, el lanzador cumple con su objetivo.

El corpulento abridor de los Astros se convirtió en una de las cartas más confiables de Dusty Baker durante los dos primeros meses de la temporada. De hecho, no dudó en elogiar a Luis García sobre otros brazos como Zack Greinke o Lance McCullers Jr., quienes cuentan con mayor recorrido dentro del beisbol, pero se vieron superados por el venezolano.

Porque pese a ser novato y carecer las armas de otros brazos de la élite, García se convirtió en un abridor consistente para Houston. El pasado domingo ganó su quinta apertura consecutiva luego de limitar a los Blue Jays a una carrera y tres hits, añadiendo un tope personal en un juego con ocho ponches.

“Estuvo impresionante. Principalmente porque no tuvo el mejor repertorio y estaba enfermo”, declaró Baker a MLB. “Los veías toser sobre el montículo. Esa fue una de las razones por las que lo quitamos antes de tiempo en comparación a la última vez cuando llegó a los 106 pitcheos, más que en cualquier otro juego. No estaba brillante, sin embargo, realizó buenos envíos cuando los necesitó”.

Entonces, un lanzador que no estaba a plenitud de condiciones, con un repertorio limitado y sin fuerza en sus envíos dominó a una de las ofensivas más potentes de las Grandes Ligas. Además, ponchó dos veces a Vladimir Guerrero Jr., candidato al Jugador Más Valioso. ¿Cómo es eso posible? A continuación, tres motivos que podrían explicar eso.

1) Un bulldog sobre el morrito

En Houston repiten hasta el cansancio que Luis García es un competidor de los que no abundan en el beisbol. Sin importar las condiciones del día o el rival de turno, intentará dominar a todo rival que esté en la caja de bateo. El mejor ejemplo fue su salida ante Toronto.

Con gripe, sin estar del todo lúcido y todo tipo de inconvenientes, prevaleció. También lo hizo en sus últimas cinco presentaciones, en la que ganó todas con efectividad de 1.86 y WHIP de 0.93. Fácilmente puede ser uno de los serpentineros más en forma de la Liga Americana.

Sin embargo, eso no es lo más impresionante de su buena racha. ¿Qué tal los rivales que enfrentó? Rangers, Atléticos, Dodgers, Medias Rojas y Azulejos. Al entrar el domingo, los Dodgers ocuparon el primer lugar en MLB en carreras por juego. Los Azulejos fueron terceros y los Medias Rojas el quinto (los Astros fueron segundos). Y los Atléticos han liderado la Liga Americana Oeste durante gran parte de la temporada. Todos se vieron disminuidos ante Luis García.

“Ha tenido una actuación increíble este año”, explicó Yuli Gurriel, inicialista de los Astros. “Fui uno de los primeros que lo enfrenté durante los entrenamientos, y le pregunté a los técnicos: ‘¿quién es este muchacho? Tiene muy buenos lanzamientos y ha sido realmente bueno para nosotros”.

2) ¿Qué lanza Luis García, recta cortada o slider?

En los motores de búsqueda de MLB aseguraron que es una recta cortada, pero otras páginas especializadas lo definieron como un slider. No hay un acuerdo sobre el tipo de envío que utiliza Luis García para terminar a sus bateadores. El único punto de encuentro que existe es que es realmente bueno.

En Brooks Baseball, un portal confiable sobre los repertorios de todos los pitchers de las Grandes Ligas, afirmaron que García tiró una recta cortada cuando necesitó un lanzamiento para dominar al rival. Ante ese pitcheo, los contrarios apenas promediaron .077 desde que debutó como profesional, con 23 ponches de 68 totales que tiene en la campaña.

En cambio, en Fangraphs están convencidos de que ese pitcheo que se desliza al lado derecho de los bateadores es una slider. Además, que esa su arma para sacar ventaja sobre un rival que solo tiene promedio de .097 con 15 guillotinados.

En Houston poco importa si es uno u otro. Lo importante es que Luis García hizo deslucir al bateador del equipo contrario cuando arrojó la pelota al plato y esperan que se mantenga de esa forma durante todo el calendario regular.

«No sé si lo recuerdan en los entrenamientos primaverales, pero dije que estaba buscando jugadores sorpresa, novatos sorprendentes», dijo Baker. “Esperas que un joven actúe bien o consiga un nuevo lanzamiento y encuentre su dominio y control con un cambio en su mecánica o un ajuste. Por eso los llaman novatos. Nunca se sabe qué esperar«.

Algunos dirán que es muy rápido para ser un slider y otros que tiene mucho movimiento para una recta cortada. Saque usted su propia conclusión, pero la realidad es que los bateadores rivales no han podido conectarlo con fuerza.

3) Artista del engaño

Entonces, ¿una personalidad competitiva y un pitcheo sin explicación clara es suficiente para dominar en las Grandes Ligas? Es muy posible que la respuesta sea negativa. Sin embargo, a esas dos características Luis García añadió una tercera: la habilidad de engañar a los toleteros contrarios.

Como su recta no es potente, García la utilizó en conteos que no lo esperó al bateador. Además, cuando el rival intentó golpear ese pitcheo, lo engañó con un lanzamiento quebrado. Es un juego mental que normalmente ganó el abridor de los Astros.

Luis García es un experto en provocar contactos débiles

Luis García provocó que el 30.2% de sus pitcheos fuera de la zona de strike, el bateador rival intentara golpearlo. Esa media lo coloca en el percentil 76 de todas las Grandes Ligas, por lo que solo hay 24 lanzadores mejor posicionados que el venezolano.

Es por eso que, sin una potente recta, García ha ponchado a 68 rivales en 59 innings de labor. Y, cuando el contrincante hizo contacto, normalmente fue débil, porque es casi imposible mandar la pelota lejos si está fuera de la zona de strike.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba