Miguel Cabrera sobre el robo de señas de los Astros: “Hay que seguir adelante”

A Miguel Cabrera no le molestó lo más mínimo que su próximo mánager haya estado inmerso en uno de los escándalos más grandes del beisbol. El estandarte de los Detroit Tigers, con una carrera intachable y con un espacio destinado para su placa en el Salón de la Fama, aseguró que es momento de superar el robo de señas de los Astros usando tecnología en 2017.

Porque el beisbol pasó mucho tiempo con una postura vengativa en contra de los Astros. Major League Baseball (MLB).

Uno de los más señalados es A.J. Hinch, quien llevó las riendas de esos Astros y ahora lo hace con los Tigers de Cabrera. “Eso es mierda. Eso no me importa”, declaró el venezolano durante una entrevista con ESPN. “Hay que tratar de seguir adelante y hacerlo como lo hicieron esos tipos”.

Pero incluso con esos comentarios no eliminarán lo que sucedió. Dentro del dogout en el que mandó Hinch se violó el reglamento de MLB y, aunque muchas veces confesó desconocimiento de la situación, su imagen quedó manchada. A Cabrera no le importó cuando se desveló la trampa y tampoco ahora.

Miguel-Cabrera-Primera
Miguel Cabrera volvió a la primera base. Foto AFP

La investigación de MLB llevó a los Astros a despedir al manager AJ Hinch, quien también fue suspendido por la liga para la temporada 2020. Ahora volverá dirigir en 2021 entre críticas por su rápida reincorporación al mundo del beisbol.

«Es un tipo realmente inteligente, apasionado», dijo Cabrera. «Es un hombre honesto, un hombre muy especial. Sabe mucho sobre béisbol. Tiene una gran comunicación con nosotros. No me importa lo que hicieron en Houston. Él (fue) una gran parte del éxito que Houston tuvo en los últimos tres a cinco años».

En la búsqueda del perdón del beisbol

Poco importó que se ganó el respeto del beisbol por mucho tiempo. Desde que inició con los D-Back se mostró como un mánager competente y con los Astros convirtió a un grupo joven en campeones. Sin embargo, el escándalo de robo de señas mandó todo al trasto.

Ahora Hinch es visto como una vergüenza del beisbol. Afortunadamente recibió un nuevo chance con Detroit que, tiene un núcleo joven y talentoso como aquel de Houston. Antes de desarrollarlos, el técnico espera ganarse el perdón de sus colegas.

«Nos pusimos en una situación al final para que fuera realmente feo. Y nos merecíamos todo lo que pasó», dijo Hinch a ESPN. «Pero hicimos mucho bien. Llevamos a un equipo (de los Astros) desde la etapa de reconstrucción hasta la cima durante algunos años seguidos. Y el trabajo que hicieron los jugadores, el trabajo que hizo el personal, la oficina central, se ensucia un poco con la forma en que terminó. Y eso es lamentable. Pero tenemos que responder muchas preguntas sobre todo ese tiempo debido a lo que hicimos al final «.

Y Hnch, tras un año suspendido, se preparó para hablar sobre el tema. Sabe que el primer paso para limpiar su imagen es mostrar arrepentimiento y eso solo lo conseguirá hablando abiertamente del tema.

«No creo que tengamos derecho a decirle a nadie cuándo debe terminar. Para nosotros, tenemos que seguir adelante. Se lo debo a la organización (de los Tigres) y a este equipo. Pero sus acciones tienen consecuencias y parte de esas consecuencias van a durar un tiempo debido a lo mal que estuvo», siguió Hinch.

«No voy a decirle a nadie lo que debe pensar, pero quiero que la gente me dé una oportunidad. Quiero que el bien que he hecho en mi carrera esté en algún lugar de ese proceso de pensamiento», Hinch dicho. «Estaba a cargo de algo que estaba terriblemente mal, y pagué mis consecuencias. Me suspendieron. Nunca lo olvidaré. Nunca dejaré de responder la pregunta”.

Miguel Cabrera está encantado con su estratega

La primera impresión que tuvo Miguel Cabrera con A.J Hinch fue inmejorable. Le gustó su estilo para trabajar, su filosofía y, especialmente, su comunicación. Fue lo que demostró cuando el venezolano solicitó jugar en la primera base y llegaron a un consenso luego de conversar.

“La comunicación es una de las principales claves que debe tener un mánager”, expresó Cabrera. “De momento, su comunicación con el equipo es muy buena. Es claro y estoy seguro de que hará con buen trabajo aquí”.

Cabrera, obviamente, es diferente. A medida que se acerca a su cumpleaños 38 el 18 de abril, podría decirse que es el mejor bateador de su generación. Se ganó ese derecho de tener una comunicación especial, pero se nota es parte del repertorio del estratega.

“La comunicación es clave”, dijo Hinch. “Todo el mundo es diferente. Pueden manejar diferentes cosas. Algunos chicos quieren tener una gran voz en su preparación y en su situación, y otros no. Lo que he encontrado es que todos quieren estructura. Todos quieren una especie de marco de expectativas para trabajar, y harán cualquier cosa. Mucha gente anda de puntillas alrededor de jugadores veteranos o de mayor edad o de diferente estatus, y la realidad es que tienes que entrenarlos como tienes que entrenar a un joven prometedor. Obviamente, viene con más información y con más expectativas de que el tipo ya haya hecho algunas cosas para tener éxito, pero como todos, quieren estructura. Quieren ser parte del equipo».

9 comentarios

  1. 476383 828920A thoughtful opinion and tips Ill use on my web page. Youve naturally spent some time on this. Well carried out! 803824

  2. Valuable information. Fortunate me I found your website unintentionally, and I’m stunned why this accident did
    not happened in advance! I bookmarked it.

  3. Thank you for some other wonderful article. Where else
    may anybody get that kind of info in such a perfect method of
    writing? I have a presentation subsequent week, and I am on the search for such information.

  4. I have been surfing online greater than three hours nowadays, yet I
    by no means found any interesting article like yours.
    It’s pretty worth sufficient for me. In my view, if all web owners
    and bloggers made just right content material as you probably did, the net will likely be much more useful than ever before.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba