Miguel Cabrera liberó su mente y subió los números

No fue hace mucho tiempo desde que Miguel Cabrera estaba sumergido en el peor slump de su carrera en las Grandes Ligas. Una hilera de turnos sin conectar inatrapables que despertó dudas sobre su continuidad en la alineación de los Tigres de Detroit y su futuro como pelotero productivo. Muy pocos se habrían animado a predecir que durante sus próximos encuentros iba a mejorar considerablemente.

Pero sucedió. Desde que Cabrera llegó a 26 turnos al bate consecutivos sin un hit, su contacto mejoró y se convirtió en uno de los bateadores más en forma del beisbol. Lejos de aquella versión que dominó la Liga Americana y hasta una Triple Corona consiguió, pero sí con una importante cuota de éxito.

Durante los últimos cinco juegos que estuvo en la alineación de los Tigres, Miguel Cabrera bateó para .471, producto de los ocho incogibles que soltó en 17 turnos. Ninguno de esos imparables fueron extrabases, lo que evitó que se enalteciera más su recuperación, sin embargo, sí es un indicio de una mejoría sustancial.

Especialmente porque tomó mejores decisiones en la caja de bateo. Desde el 7 de mayo negoció cinco bases por bolas y los ponches que, llegaron a ser el principal problema durante la mala racha, bajaron a dos en los últimos cinco juegos. ¿Qué hizo diferente? La respuesta parece que estaba en su mente.

https://www.instagram.com/p/COy261On9xq/?igshid=olqo5yw8xiyf

Cabrera aseguró que tuvo un sentimiento de “alivio” cuando superó a Omar Vizquel como el venezolano con más incogibles en las Grandes Ligas. No escondió que era una meta que deseaba conseguir y que lo tenía ansioso recientemente. Ahora que lo consiguió, los batazos empezaron a llegar con más continuidad.

“Siento que estoy aliviado en este momento”, declaró a MLB tras el encuentro de la marca. “Porque muchas personas me estaban hablando durante la temporada baja, hoy y el año pasado sobre cuándo iba a conseguir ese récord. Eso estaba en mi mente. Así que ahora estoy aliviado y no me debo preocupar más por eso”.

“Cada batazo es un récord de Miguel Cabrera”

Esta semana pasó a Omar Vizquel, la anterior fue a Babe Ruth. Ahora está igualado con Frankie Frisch en el puesto 42 de todos los tiempos en hits y próximamente Zack Wheat será su objetivo. Es una lista inmensa de nombres que Miguel Cabrera superará con facilidad. Pero ninguno desgastó tanto al aragüeño como el de su compatriota.

“No creo que se tratara tanto de los nombres, aunque hay algunos nombres realmente importantes», dijo el manager A.J. Hinch, quien comparte todos los días con Cabrera. “Creo que es algo muy importante para él por ser su país. Tantos venezolanos que han jugado y tenido éxito, el orgullo con el que juegan los jugadores venezolanos, la energía, el espíritu. Y Miggy está en la cima con la mayor cantidad de hits”.

El estratega no reveló si eso influyó durante el flojo inicio de campaña, aunque sí reiteró varias veces la importancia que tenía para Cabrera. “Quiero decir, eso es realmente importante, y ​​especialmente en nuestro deporte que se ha vuelto cada vez más comprometido en diferentes culturas y diferentes naciones. Miggy realmente necesita disfrutar de este. Eso es realmente importante en su país”, siguió.

Y Detroit también sonrió. En la última semana Cabrera remolcó tres carreras y superó numerosas marcas que hicieron contextualizar la clase de carrera que está redondeando.

“Qué honor es poder compartir el campo con la grandeza que es Miguel Cabrera”, aseguró Casey Mize, uno de los prospectos de Detroit que vio al venezolano desde su niñez. “Es simplemente notable lo que pudo hacer. Es algo en lo que podré mirar hacia atrás y simplemente sorprenderme, que estuve aquí para este juego y pude compartir el campo».

No fue el único que se sorprendió. Dentro del clubhouse de Detroit hay más jóvenes que crecieron viendo a Miguel Cabrera brillando y ahora lo llaman compañero. Por eso son los primeros en celebrar y asombrarlo por lo que está consiguiendo.

«Es increíble», afirmó Tarik Skubal, otra de las piezas jóvenes dentro de los Tigres. “Siento que cada vez que hace swing y pone la pelota en juego, es un récord o algo así. Honestamente, es increíble poder jugar con ese tipo en la primera base «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba