Miguel Cabrera despertó: la Maldición del Bambino se acabó y ahora por Omar Vizquel

Qué curiosas son todas las cosas que involucran a Babe Ruth. Siempre se trata de sucesos gloriosos y casi milagrosos, o sino de maleficios terribles. Miguel Cabrera no pasó 86 años sin dar un hit por un hechizo de Babe Ruth. Pero sí estuvo siete encuentros y 27 apariciones en el plato en blanco. Y eso para alguien con el virtuosismo del venezolano es una eternidad.

La hibernación del bate de Miguel Cabrera se terminó este viernes. Tigres de Detroit se enfrentaron contra Mellizos de Minnesota. El juego, por cierto, tuvo retraso por la lluvia en la parte baja del quinto inning, con los bengalíes (dueños de casa) abajo. El Bambino puede influir en los cielos para alargar las maldiciones, al parecer.

Lee también: El futuro cercano (y no tanto) de los hits de Miggy; Babe Ruth, Omar Vizquel y… ¿el top cinco de latinos?

Miguel Cabrera empató los 2.873 hits de Babe Ruth temprano en el juego, en el segundo inning. Fue un imparable muy típico en él: hacia la banda contraria, el jardín derecho. Y luego lo pasó en el cuarto, con un sencillo hacia el medio del campo. Así terminó –tal parece- su propia Maldición del Bambino, que lo había llevado a tener el slump más enconado de su carrera.

Miguel Cabrera superó a Babe Ruth

No será la única vez que su nombre se pasee frente al legado de Ruth, considerado el pelotero más grande e influyente en la historia de las Grandes Ligas. Quizás –muy seguramente- Miggy habite un día dentro de las paredes del Salón de la Fama de Cooperstown, en donde el Gran Bambino también tiene un nicho.

Si bien estaba en un bajón, quizás el primero verdaderamente grave en toda su laureada carrera, periodistas le habían preguntado recientemente a Miguel Cabrera por la posibilidad de igualar a Babe Ruth y superarlo. Son muchos hits, una cantidad soñada para la mayoría de los peloteros. Está cerca de los 3.000 que es la santa cifra de los imparables en MLB.

“Whoaw… Ninguna posibilidad. Ninguna posibilidad. Nunca en la vida pensé que iba a dar tantos hits como ahora”, le dijo Miguel Cabrera a los periodistas en Detroit; allí estaba MLB.com. “He sido bendecido. Gracias a Dios todos los días por esta oportunidad. Para mí, en mi carrera, nunca hay nada por sentado. Solo salgo allá y juego”.

Al momento de la detención por la lluvia del juego entre Tigres y Mellizos, Miguel Cabrera ya había superado a Babe Ruth, con 2.874 hits, y estaba cerca de los 2.876 de Mel Ott, otro inmortal del juego. Cuando lo supere será importante, pero para Venezuela mayor relevancia tendrán los incogibles 2.877 y 2.878; con el primero igualará a Omar Vizquel, y con el segundo se convertirá en el jugador venezolano con más hits en las Grandes Ligas.

Miggy y Pujols

Era de esperarse que el récord de Vizquel estuviera en riesgo con Miguel Cabrera. El maracayero ha demostrado ser el bateador venezolano más productivos en la historia y uno de los mejores de los registros latinoamericanos. Tiene cuatro títulos de bateo en la Liga Americana, y promedio vitalicio de .312, más .927 de OPS (sumatoria de embasado y slugging). Todo eso en 19 temporadas en las Mayores. Con sus 38 años, y Cooperstown prácticamente asegurado, es difícil no hacer un paralelismo con Albert Pujols, quien se encuentra agente libre en este momento.

“Los nombres de estos tipos son importantes. Cabrera se va a seguir acercando a nombres realmente importantes si su éxito continúa y alcanza algunos de estos hitos”, comentó AJ Hinch, manager de Detroit, sobre Miguel Cabrera, Albert Pujols, Mel Ott, Babe Ruth y compañía. “Es casi intimidante pensar en todo lo que hay que hacer para estar en los zapatos de ellos. Son nombres que están vinculados al legado de todo el deporte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba